10 claves para comprar un lector de e-books

10 claves para comprar un lector de e-books
6 de septiembre, 2011

Los lectores de libros electrónicos están siendo todo un éxito. Una cifra ilustrativa a modo de referencia: entre enero y marzo de 2011 (dejando fuera la campaña navideña) se han vendido 68.600 unidades en España, por 23.900 en el mismo periodo del año anterior, casi tres veces más. Los lectores de e-books convencen porque son relativamente económicos, muy prácticos y ofrecen una experiencia de lectura mucho más agradable que otros dispositivos.

Hace tiempo que publicamos una guía de compras donde explicábamos con detalle qué es y cómo funciona un lector de ebooks, además de recomendar algunos de los modelos más interesantes que estaban disponibles en aquel momento. Completamos y actualizamos aquel articulo con diez claves que pueden seros muy útiles si estáis  pensando en comprar uno y te preguntas qué debes mirar para acertar.

1.- Pantalla

Sin lugar a dudas este debe ser el aspecto más importante. Las especificaciones mínimas deberían partir de seis pulgadas y una resolución de 800 x 600 píxeles. Si vamos a leer documentos técnicos con gráficos o mapas merece la pena invertir en un modelo de mayor diagonal, aunque sea a costa de renunciar a la portabilidad. Lo último es la tecnología de tinta electrónica E-Ink Pearl, que ofrece 16 niveles de gris y un cambio de página mucho más rápido que la anterior, así que merece la pena revisar este punto (cuidado con las ofertas engañosas de modelos antiguos). En cuanto al color toca esperar, al menos de momento.

Una obviedad que no podemos dejar de comentar es que la única forma de conseguir una experiencia de lectura similar al papel es con una pantalla de tinta electrónica. Las alternativas basadas en pantallas retroiluminadas no son en absoluto recomendables para leer libros  y nos parece importante tener en cuenta las diferencias entre un tablet y un lector de libros electrónicos: dos productos diferentes que pueden ser complementarios si queremos lo mejor de los dos mundos.

2.- Conectividad

Aunque no es imprescindible (siempre podemos usar el PC para copiar libros al dispositivo) es interesante que nuestro ereader tenga, al menos, conectividad WiFi. Muchos lectores ofrecen la posibilidad de acceder de comprar libros sin pasar por el ordenador, consultar el correo electrónico o recibir contenidos vía RSS, siempre teniendo en cuenta las limitaciones de una pantalla de tinta electrónica a la hora de mostrar cualquier cosa distinta a texto plano.

3.- Compatibilidad

A pesar de que casi todos los lectores que se venden actualmente cumplen esta premisa, es importante verificar nuestro dispositivo es capaz de leer formatos tan populares como PDF, MOBI, TXT o DOC. La mayoría leen bastantes más, incluyendo los propietarios que suelen elegir los fabricantes para comercializar los libros. También es interesante saber cual el el formato óptimo para nuestro dispositivo e intentar convertir los libros al mismo para aprovechar al máximo su potencial. La aplicación Calibre es la mejor opción en este sentido.

4.- Tamaño y peso

Este punto está muy relacionado con el tamaño de la pantalla. En general, pensamos que no merece la pena bajar de las 6 pulgadas y casi todos los lectores modernos rondan los 200 gramos, una cifra más que razonable para cualquier perfil de usuario. Un inciso: es muy recomendable comprar una buena funda de transporte, estas pantallas son muy sensibles a los golpes bruscos.

5.- Ergonomía y usabilidad

Aunque compremos el aparato por Internet, es fundamental intentar probarlo antes o consultar un análisis lo más completo posible del mismo. Es conveniente revisar la forma del chasis, la disposición y resistencia de los botones, la interfaz y todo lo relacionado con el uso diario del dispositivo. Aunque la mayoría del tiempo sólo utilizaremos el botón de pasar página merece la pena comprar algo con un mínimo de calidad para evitar sorpresas desagradables.

6.- Opciones extra

Muchos lectores ofrecen muchas más opciones que leer libros. La posibilidad de añadir anotaciones, consultar diccionarios, leer el periódico o reproducir música mientras disfrutamos de nuestra novela favorita pueden ser muy interesantes para determinados usuarios. Por el contrario todo lo relacionado con la imagen tiene poca importancia, teniendo en cuenta que hablamos de una pantalla diseñada por y para visualizar texto. Tampoco debemos esperar demasiado de las posibilidades de acceso a Internet, la experiencia suele ser bastante pobre y solo sirve para uso muy puntual.

7.- Batería

La mayoría de lectores autonomía más que suficiente como para obviar este punto y solo aquellos que ofrecen una pantalla secundaria en color puede ser problemáticos en este sentido. Con un uso diario, no necesitaremos más de un par de cargas al mes para tener nuestro dispositivo siempre a punto (otra ventaja más de la tinta electrónica).

8.- Contenidos

Es evidente que un lector de e-books sirve de poco si no tenemos libros que leer (muchos ya incluyen una colección de clásicos de serie). Por ello puede ser interesante adquirir un ebook que tenga una tienda de libros online potente asociada donde poder comprar libros de la forma más sencilla posible o que sea compatible con los formatos de las tiendas de terceras partes (el sistema DRM de Adobe es el más popular). Lamentablemente, en España los precios siguen siendo inexplicablemente altos pero eso es otra historia.

9.- Precios

En los últimos meses la intensa competencia ha hecho que los precios se moderen de manera drástica. Hoy día podemos comprar un buen lector por unos 200 euros y sólo los que tienen una diagonal superior a 6 pulgadas o un valor añadido en forma de pantalla adicional o control táctil suelen superar esa cifra.

10.- ¿Qué lector de ebooks me compro?

Por relación entre calidad, precio y prestaciones pensamos que el Amazon Kindle tiene muy pocos rivales en el mercado. Su único inconveniente es que sólo se puede comprar vía web y que en la tienda de Amazon la mayoría del catálogo está en inglés. También suelen ofrecen muy buenos productos Sony, que acaba de presentar en IFA un modelo espectacular y Grammata, una tienda española que ofrece varios modelos del popular Papyre.

El resto de dispositivos presentan especificaciones técnicas casi idénticas y sólo hay diferencias notables en diseño, ergonomía y aspectos como una tienda de libros online asociadas, posibilidades de acceso a Internet o sistemas de control táctil, por citar algunos ejemplos. Más allá de ofertas puntuales, los precios varían muy poco dentro de un nivel de calidad mínimo. Lo recomendable es pensar en el uso que le vamos a dar al dispositivo, fijar un presupuesto y, teniendo en cuenta los aspectos que hemos comentado en el artículo, adquirir el modelo que mejor pueda satisfacer nuestras necesidades.

Más información | Guía para comprar un ebook

  • Share This