7 consejos para comprar tu segundo televisor

7 consejos para comprar tu segundo televisor
17 de octubre, 2011

Muchos usuarios se plantean la compra de un televisor para el dormitorio, la cocina o el despacho. La considerable reducción del tamaño de estos dispositivos unida a un descenso radical de precios convierte al mercado de televisores en uno de los más competitivos del mercado, con continuas ofertas y lanzamiento de modelos nuevos cada pocos meses. En este artículo os acercamos algunas de las claves para acertar con la compra de un segundo televisor y os ofrecemos algunos consejos para elegir el que mejor se adecué a vuestras necesidades.

1.- Calidad de la pantalla

Aunque en diagonales pequeñas (26″ o menos) es más dificil apreciar diferencias en la calidad de los paneles a simple vista, existe un factor fundamental que puede convertir la experiencia de ver la televisión en el dormitorio en una auténtica tortura: el ángulo de visualización. El estándar suele ser 170º en horizontal y 160º en vertical, aunque hay modelos con panel IPS que alcanzan los 178º. No merece la pena comprar nada inferior.

2.- Diseño y calidad de construcción

Más allá de consideraciones estéticas (siempre con un importante componente subjetivo) es muy importante optar por un diseño de perfil fino (especialmente si pensamos colgarlo). Otro aspecto importante es la calidad de la peana y sus posibilidades de orientación, fundamental para conseguir la mejor calidad de imagen posible. Detalles como un mando a distancia decente, un panel de conexiones robusto o una parte posterior sin exceso de rejillas de ventilación pueden ser indicativos de que estamos ante un producto de calidad.

3.- ¿Merece la pena pagar más por el Full HD?

Si hubiéramos escrito está guía hace 6 meses probablemente nuestra opinión hubiera sido distinta pero, con los precios de hoy día, merece la pena apostar por un panel que ofrezca 1.920 x 1.080 píxeles. En cualquier caso y siempre que hablemos de diagonales por debajo de las 28 pulgadas, puede ser interesante apostar por alguna oferta puntual de televisores con resolución HD Ready.

4.- ¿Qué tamaño elegir?

Evidentemente esta decisión depende del espacio del que dispongamos y de la distancia de visionado. La tecnología LED ha hecho posible el diseño de televisores ultrafinos, que casi no ocupan espacio, consumen poco y no se calientan. Nuestra recomendación para un dormitorio normal es no comprar nada por debajo de las 26 pulgadas, un tamaño suficiente para disfrutar de la TV y poder conectar una consola sin problemas.

5.- Opciones multimedia

La posibilidad de reproducir contenidos de forma autónoma siempre es interesante, más si no vamos sobrados de espacio. Muchos televisores incluyen un puerto USB compatible con los formatos multimedia más habituales y solo necesitaremos un pendrive o un disco duro externo para acceder a nuestra colección. Merece la pena buscar un televisor con esta opción porque el precio no suele dispararse.

6.- Conectividad

El mínimo exigible en este apartado deberían ser dos puertos HDMI, VGA y SCART (o video compuesto). Si somos usuarios de TDT de pago habrá que apostar por un modelo con lector integrado y para compartir contenido en red, una toma Ethernet o conectividad WiFi pueden ser opciones muy prácticas.

7.- ¿Televisor o monitor?

En el mercado se pueden encontrar monitores que incorporan un sintonizador de TDT HD integrado a precios considerablemente más económicos que un televisor equivalente. Es importante tener en cuenta que los paneles de los monitores están diseñados para ser utilizados a corta distancia y, en este rango de precios, ofrecen prestaciones muy inferiores a las de un televisor. Además los menús suelen ser más engorrosos y el mando a distancia incluido muy mejorable. Nuestra recomendación es que si el uso principal del aparato va a ser ver la televisión a más de 2 metros de distancia, compréis un televisor.

A partir de 26 pulgadas la elección no ofrece dudas: los monitores se disparan en precio y no suelen ofrecer sintornizador de TDT, así que debemos adquirir un televisor.

8.- ¿Qué televisor elegir?

En MuyComputer encontraréis información actualizada de todos los modelos que salen al mercado. Por un precio que ronda los 250 euros ya es posible encontrar productos interesantes en 26″ de marcas de renombre, como Samsung, LG o Philips. Tiendas online como Redcoon, Amazon, Pixmania y similares suelen precios muy ajustados pero no debemos olvidar las promociones puntuales de las grandes cadenas de tiendas físicas (Mediamarkt, Saturn, Carrefour, …) porque en ocasiones hay ofertas realmente interesantes. Si necesitamos asesoramiento en la compra, la mejor opción son las tiendas especializadas.

Una vez decidido tamaño y presupuesto máximo, aconsejamos apostar por una marca reconocida y no olvidar detalles como el mando a distancia, los accesorios incluidos, la garantía y las opciones extra que ofrece cada modelo.

  • Share This