MSI Z68MA-ED55(B3)

MSI Z68MA-ED55(B3)
20 de octubre, 2011

Ficha técnica

La nueva  MSI Z68MA-ED55 es una placa basada en el chipset Intel Z68 sobre un formato Micro ATX. Dotada de tecnología de última generación, componentes de clase militar (certificados por ITC) y un precio ajustado, se perfila como una alternativa muy interesante si queremos montar un equipo potente y con posibilidades de ampliación futuras. Analizamos la MSI Z68MA-ED55.

El fabricante asiático entrega su placa en un completo kit que incluye manuales de la placa base y del software (en inglés), DVD de drivers, dos cables SATA, un adaptador de molex a SATA y adaptadores para medir voltajes. La placa ofrece el socket LGA1155 (compatible con Intel Core i3/i5/i7), soporta 32 Gbytes de memoria DDR3 1.600 MHz en doble canal (hasta 2133 con overclocking) e incorpora todas las opciones de conectividad que esperan incluso los usuarios más avanzados.

Como otros productos de esta serie, la MSI Z68MA-ED55 presenta una calidad de construcción excelente. La combinación del PCB de color negro con  los conectores y disipadores en azul eléctrico consiguen una estética agresiva que convencerá a muchos aficionados a hardware extremo. La distribución de la placa es excelente aunque encontramos un detalle en la documentación que hay que destacar: sus dos puertos PCIe x16 no soportan configuraciones de dos gráficas NVIDIA en SLI (sí ATI, mediante Crossfire).

MSI incluye detalles hasta ahora reservados para productos de gama alta como botones físicos de reset y encendido, un botón dedicado para la función OC Genie II o los V-Check Points. Por supuesto, esta placa es compatible con tecnologías propias de la especificación Z68: Intel Smart Response (para combinar unidades SSD con discos duros y mejorar el rendimiento) y Lucid Virtu (una solución que permite alternar entre gráfica integrada y dedicada).

En el panel posterior la apuesta de MSI ofrece un conector PS/2 para ratón o teclado, 4 puertos USB 2.0, 2 puertos USB 3.0 (de color azul),  firewire, RJ45, salida óptica SPDIF, conectores de audio y tres salidas de vídeo para aprovechar la gráfica integrada: DVI, HDMI y VGA.

Llevamos unos días probando la placa con un procesador Intel Core i5 2500K, 2 x 2 Gbytes de memoria Kingston, gráfica dedicada NVIDIA GTX 570 y una unidad SSD Intel de 64 Gbytes. El rendimiento de la  MSI Z68MA-ED55 es fantástico y demuestra una gran estabilidad incluso cuando forzamos probando con la aplicación propietaria de MSI.

En lo relativo a  Intel Smart Response confirmamos las sensaciones que ya tuvimos en el análisis de otra placa Z68, en este caso de Gigabyte. Funciona y es fácil de configurar, pero seguimos manteniendo que nos parece mejor opción montar un SSD de, al menos, 64 Gbytes para sistema operativo y aplicaciones.

Conclusiones

La placa que hemos probado supone una de las apuestas más serias por el formato micro-ATX. La MSI Z68MA-ED55 ofrece una calidad de construcción fantástica, tecnología de última generación y todas las opciones de conectividad que pueden esperar hasta los usuarios más avanzados. Un gran producto tanto para consumidores que buscan un producto estable y con ajustada relación calidad precio como para aquellos aficionados al overclocking que quieren trabajar en micro-ATX.

En el lado negativo, una lástima la ausencia de soporte para NVIDIA SLI. En cuanto a que el conector del micro sea de 4 pines (hay modelos con 8 pines) no hemos detectado ningún problema en nuestras pruebas a la hora de forzar el rendimiento de procesador.

  • Share This