NBA 2K12, más allá de la simulación

NBA 2K12, más allá de la simulación
24 de octubre, 2011

En 2K Sports no levantan el pie del acelerador ni siquiera cuando NBA Live, su gran rival durante años, se ha retirado momentáneamente de la carrera. El nuevo NBA 2K12 mantiene todo lo bueno de versiones anteriores y añade algunos elementos que encantarán a su público objetivo: los fans del mejor baloncesto del mundo. Probamos el nuevo NBA 2K12 en el laboratorio de MuyComputer.

Los simuladores deportivos tienen la complicada misión de seguir ofreciendo retos para el usuario fiel al tiempo que intentan mantener una curva de aprendizaje suave, necesaria para que los más neófitos puedan disfrutar del juego. Afortunadamente los chicos de 2K llevan años ofreciendo la combinación correcta y NBA 2K12 sigue una máxima que suele funcionar muy bien en los videojuegos: fácil de aprender, difícil de dominar.

Ficha técnica

Más allá del grandioso modo carrera, las mejoras en Mi Jugador o de un modo leyenda que nos puede mantener pegados al pad durante meses, la nueva obra de 2K destila baloncesto por los cuatro costados.

Apoyado por un motor de físicas prácticamente perfecto, NBA 2K12 ofrece un sistema de juego justo que premia la habilidad del jugador sobre cualquier otro factor. El simulador ofrece los recursos necesarios para plasmar en la pantalla lo que podemos ver en cualquier partido de baloncesto y es decisión de cada jugador cuáles va a utilizar.

De hecho, suele ser más efectivo aprender a dominar las rutinas que van con nuestro juego que intentar abarcar todas las opciones del título, al menos durante las primeras temporadas.

En este sentido, se ha potenciado el juego en equipo, la efectividad de los movimientos en el poste bajo y la necesidad de realizar jugadas elaboradas para tener porcentajes de éxito elevados, especialmente si subimos el nivel de dificultad. Como es norma de la casa, el usuario puede acceder a “las tripas” del simulador para modificar el comportamiento de las variables controladas por la CPU al detalle.

No queremos dejar de destacar el modo leyenda, todo un homenaje digital a los grandes del basket que nos permitirá ponernos en la piel de los mejores jugadores de la NBA en el punto culminante de sus carreras. El gusto por el detalle de este estudio no se queda en la perfecta recreación de rostros o vestuarios sino que la propia retransmisión está ambientada en la época real del escenario que jugamos y los comentaristas los deleitarán con guiños que apreciarán los más aficionados a la liga norteamericana.

Conclusiones

Lejos de relajarse, 2K Sports presenta el mejor simulador de baloncesto de la historia. Los aficionados a la saga encontrarán los retoques necesarios y mejoras en muchos de los modos de juego disponibles, por no hablar de los retos disponibles en el juego online. Quizás los que nunca hayan disfrutado de un NBA 2K lo encuentren un poco complejo al principio, pero teniendo en cuenta la cantidad de ajustes disponibles y el completísimo tutorial interactivo incluido ni siquiera estos tendrán excusas para no disfrutar del mejor baloncesto. Sobresaliente y absolutamente imprescindible.

  • Share This