Linksys Wireless-N Range Extender RE1000

Linksys Wireless-N Range Extender RE1000
15 de noviembre, 2011

La tecnología WiFi es una alternativa fantástica para tener conectividad sin la molestia de los cables pero, en determinados escenarios de uso, su rendimiento puede no ser el esperado. Demasiada distancia entre el router y los dispositivos, paredes muy gruesas o un entorno con interferencias electromágneticas son algunos de los factores que pueden influir en la calidad de una conexión inalámbrica. Analizamos el Linksys Wireless-N Range Extender RE1000, un repetidor de señal WiFi que promete solucionar esos problema de forma sencilla y económica.

Hasta ahora, las alternativas para mejorar el rendimiento de una conexión inalámbrica pasaban por instalar un router o un punto de acceso haciendo de repetidor o recurrir a la tecnología PLC, de la que hemos hablado en varias ocasiones en MuyComputer. Linksys quiere desmarcarse con un producto extremadamente sencillo de configurar, muy económico y que solo necesita una toma de corriente para funcionar.

Ficha técnica

La construcción del dispositivo es excelente, la refrigeración (un aspecto vital en este tipo de aparatos) está bien resuelta y ofrece un aspecto compacto y discreto. En la parte inferior tenemos el botón de encendido, para reiniciar y una toma Ethernet hasta 100 Mbps. En su interior un chip Broadcom BCM5357B0KFBG ofrece soporte para redes inalámbricas WiFi 802.11 b/g/n en 2.4 Ghz. Sus dos antenas están configuradas en MIMO 2T2R.

 

La instalación del Linksys Wireless-N Range Extender RE1000 se reduce a conectarlo a un enchufe, acceder a su panel de control vía WiFi (también se puede hacer con un cable Ethernet, aunque esta opción no está explicada correctamente en la documentación incluida) y configurarlo según nuestras necesidades. Las opciones son muy reducidas pero suficientes para la labor que va a desempeñar el dispositivo: ampliar la cobertura de nuestra red inalámbrica.

El rendimiento final de una solución de este tipo depende de cada instalación concreta. Como ejemplo comentar que en nuestro entorno de pruebas, sobre una conexión ADSL de Jazztel que sincroniza a 22 Mbps, conseguimos medias de entre 11 y 9 Mbps, en función de la distancia y ubicación del amplificador. Si necesitamos la máxima velocidad posible no queda otra alternativa que recurrir a cableado (la mejor opción) o un PLC de gama alta pero, en la mayoría de casos, el Linksys Wireless-N Range Extender RE1000 ofrece un rendimiento más que suficiente para casi cualquier perfil de usuario. Lo hemos probado viendo video en streaming, con juegos online y descargando archivos sin ningún problema y con una conexión estable en todo momento.

Conclusiones

El Linksys Wireless-N Range Extender RE1000 resuelve un problema clásico de las redes WiFi de forma eficaz y a un precio muy ajustado. El producto es fácil de configurar, está muy bien construido y ofrece un rendimiento notable, permitiendo utilizar el ordenador en aquellas zonas donde antes era imposible por la poca cobertura de la señal inalámbrica.

En el lado negativo, es posible que los usuarios avanzados echarán de menos más opciones de configuración. En cualquier caso, este punto podría resolverse en futuras revisiones del firmware y el producto cumple con creces su misión. Quizás su mayor problema sea la competencia basada en PLC, cada vez a precios más económicos y que también ofrece unas prestaciones excelentes siempre que nuestra red eléctrica esté en buen estado.

  • Share This