ASUS ET2210, la evolución del todo en uno

ASUS ET2210, la evolución del todo en uno
16 de noviembre, 2011

Ficha técnica

ASUS presentó hace unas semanas una nueva generación de equipos compactos especialmente diseñados para usuarios que no quieren renunciar a la comodidad de un sobremesa, pero prefieren una solución integrada y que puedan transportar de forma sencilla en caso necesario. Diseño cuidado, una configuración equilibrada y precio ajustado son los tres pilares que posicionan al ASUS ET2210 como una interesante alternativa para muchos consumidores. Lo hemos probado a fondo durante unos días y estas son nuestras impresiones.

Aunque es cierto que el concepto “todo en uno” no es ni mucho menos nuevo (hace casi 14 años que Apple presentó su primer iMac) sí es justo reconocer que están viviendo una segunda juventud. A las conocidas propuestas de Apple, HP o Sony se unen productos de fabricantes asiáticos que, mantienendo un nivel de calidad más que aceptable, ofrecen un rango de precios mucho más ajustado. El ASUS ET2210 es un producto maduro, fabricado con componentes muy probados y diseñado para funcionar durante muchas horas sin el más mínimo problema.

ASUS ha diseñado el equipo sobre la plataforma Intel Sandy Bridge, toda una garantía de rendimiento y estabilidad. El modelo que probamos viene con un procesador Intel Core i3-2120 (3 Mbytes L3, 3,30 GHz), 4 Gbytes de memoria RAM DDR3 a 1.333 MHz y un disco duro SATA de un terabyte de capacidad. El equipo monta un panel de 21,5″ en formato panorámico (resolución nativa 1.920 x 1.080 píxeles) con soporte multitáctil óptico, mediando un sensor de infrarrojos. El sistema funciona bien y hay algunas aplicaciones adaptadas al uso táctil pero consideramos que a la larga su uso no pasará de anecdótico y no debería ser un factor determinante a la hora de tomar la decisión de compra.

Incluye una entrada de vídeo HDMI en la parte posterior.

La tarjeta gráfica elegida es una NVIDIA GT 520M, con un gigabyte de memoria una opción muy popular en este tipo de equipos y muchos portátiles de gama alta. La configuración interna se completa con un módulo de conectividad WiFi y Bluetooth 3.0, unidad óptica regrabadora DVD, dos altavoces de 2 vatios cada uno, micrófono y webcam de 1.3 megapíxeles integrada en el marco de la pantalla.

Uno de los aspectos más importantes a la hora de valorar la compra de un equipo como este son las opciones de conectividad, dado que no podemos ampliarlo a posteriori. La propuesta de ASUS cuenta con conectores HDMI, 3 x USB 2.0, Ethernet Gigabit y lector de tarjetas. Es interesante la posibilidad de conectar una consola de videojuegos por HDMI (o cualquier aparato con salida de vídeo) para aprovechar el panel y el conector para sintonizador de TV (opcional en nuestro modelo de pruebas).

Como era de esperar teniendo en cuenta su configuración, el equipo mueve Windows 7 y prácticamente cualquier aplicación sin problemas, incluso en escenarios multitarea. Por supuesto es perfecto para reproducir vídeo en alta definición (la pantalla 16:9 ayuda mucho). Lamentablemente no podemos decir lo mismo hablando de videojuegos; la NVIDIA GT 520M no es capaz de ejecutar con la soltura suficiente títulos punteros como Battlefiled 3, The Witcher 2 o Dirt 3, aunque sí podremos jugar a algunos títulos más antiguos ajustando el nivel de detalle, los filtros y, en algunos casos, la resolución (la nativa es FullHD).

Conclusiones

El ASUS ET2210 cumple con creces todo lo que podemos esperar de un equipo compacto: ofrece prestaciones más que suficientes para casi cualquier tarea, tiene una pantalla de calidad y ofrece excelentes opciones de conectividad. Si a ello le sumamos un precio que ronda los 860 euros (IVA incluido) estamos ante una seria alternativa a cualquier portátil multimedia o equipos de sobremesa de gama media junto a un monitor de estas dimensiones.

Quizás la configuración se quede algo corta a la hora de ejecutar videojuegos o aplicaciones muy exigentes con el cálculo 3D, pero no es el propósito de un equipo más destinado a uso familiar, reproducción de contenido multimedia y tareas ofimáticas. En su terreno, es una opción mucho más cómoda que un portátil equivalente con el valor añadido de cualquier todo en uno que solo necesita el cable de alimentación para funcionar. Especialmente recomendado para usuarios que quieren sustituir su sobremesa por un ordenador más pequeño y no les importe renunciar al componente de movilidad que ofrecen las soluciones portátiles.

  • Share This