Canon PowerShot SX230 HS, la superzoom viajera

Canon PowerShot SX230 HS, la superzoom viajera
17 de noviembre, 2011

La popularización de las réflex de gama baja (en gran parte motivado por la drástica reducción de precios) unida a la feroz competencia entre smartphones y compactas tradicionales ha hecho de las superzooms una categoría interesante, pero desconocida para muchos usuarios. La serie PowerShot de Canon es muy valorada por los aficionados a la fotografía y sus productos cumplen a rajatabla las directrices clásicas de este tipo de productos: tamaño compacto, óptica versátil y posibilidades de control manual. Analizamos la Canon PowerShot SX230 HS.

Ficha técnica

La Canon PowerShot SX230 HS es solo un poco mayor que una compacta de gama alta en lo que debemos valorar como un auténtico prodigio técnico, teniendo en cuenta que sus prestaciones son notablemente superiores y monta una óptica de 14 aumentos. El cuerpo es totalmente metálico y muy robusto, con refuerzos en las esquinas y otras zonas sensibles al uso diario. Además resiste sin problemas pequeñas salpicaduras o gotas de lluvia, aunque evidentemente es rencomendable mantener a la cámara lo más protegida posible.

La propia Canon define a HS System como una de las claves de este dispositivo. En realidad, hablamos del nombre comercial para la combinación de un sensor de alta sensibilidad (CMOS 1/2,3, 12,1 megapíxeles) y el procesador DIGIC 4, presente en muchos productos de la compañía y sobradamente contrastado. El objetivo es conseguir un comportamiento excelente incluso cuando la luz no acompaña, reduciendo automáticamente el ruido y los efectos borrosos provocados en disparos de alta sensibilidad sin trípode. Ya adelantamos que lo consigue.

 

Esta cámara mantiene la óptica con zoom estabilizado de 14 aumentos (f/3,1 – f/5,9, equivalente a un 28-394 mm.), muy luminoso y con un comportamiento excelente. Se puede disparar sin problemas notables hasta ISO 800 e incluso atrevernos a subir un poco más en caso necesario, siempre que la foto no vaya destinada a impresión. El tratamiento de colores es espectacular, con fotografías llenas de fuerza y el contraste adecuado incluso en escenarios complicados. Cuando la cámara está apagada el objetivo se pliega casi por completo, quedando totalmente protegido. En la parte superior Canon ha incorpora un pequeño flash que nos resultará de ayuda en determinadas ocasiones.

En la trasera encontraremos un espectacular panel LCD de 3 pulgadas y formato panorámico junto a una rueda de controla para cambiar de modos, botones dedicados para vídeo, reprodución, pantalla y un pad para navegar entre los menús de control. El manejo resulta muy sencillo y la cámara incluye multitud de automatismos y ayudas que funcionan realmente bien. Por supuesto, los usuarios que quieran ir más allá tienen a su disposición los modos semiautomáticos y el manual.

 

Además de tomar fotos, la Canon PowerShot SX230 HS  es capaz de grabar vídeo en alta definición (1.920 x 1.080 a 24fps) y tiene un modo en cámara lenta hasta 240 fps, aunque es necesario reducir la resolución hasta 320 x 240 píxeles. Los resultados son fantásticos, aunque las limitaciones del micro integrado lo la hacen recomendable para escenarios donde la calidad de audio sea fundamental.

Una de las grandes novedades de esta cámara es la incorporación de un receptor GPS, capaz de guardar datos de geoposicionamiento en las fotos que tomemos para utilizarlos a posteriori en aplicaciones o servicios web como Flickr. Funciona bien, pero aumenta el consumo de batería notablemente así que es recomendable utilizarlo con moderación.

Conclusiones

La Canon PowerShot SX230 HS mejora una receta que ya funcionaba a la perfección, añadiendo un sensor más adecuado para este tipo de máquinas y la función GPS, que si duda resultará atractiva para muchos usuarios. Es perfecta para aquellos que quieren un producto todoterreno que les permita hacer retratos, fotos de paisajes o los mejores detalles de sus viajes con solo pulsar un botón, al tiempo que ofrece posibilidades a los usuarios más avanzados para sacar el máximo partido de los ajustes manuales.

Esta cámara se puede comprar por un precio que ronda los 260 euros, dependiendo de la tienda (hay ofertas interesantes en algunas online). Sin lugar a dudas, una de las mejores opciones del mercado, con tecnología de última generación y toda la calidad de una firma experta en este tipo de dispositivos. Sobresaliente y recomendable.

  • Share This