Bloquear Linux en la PS3 fue legal pero cuestionable ante los usuarios

Bloquear Linux en la PS3 fue legal pero cuestionable ante los usuarios
13 de diciembre, 2011

Un juez de distrito estadounidense ha desestimado los cargos contra Sony, presentados en una demanda tras la actualización del firmware en abril de 2010, supuestamente como medida contra la piratería pero que impedía la instalación de otros sistemas operativos en la consola de videojuegos, aplicaciones homebrew, el acceso a más opciones de personalización y otros usos legales.

La demanda presentada por el residente californiano Anthony Ventura y suscrita por otros usuarios alegaba que Sony “bloqueó intencionalmente funcionalidades de la consola que previamente había publicitado para su venta y que estaban disponibles en el momento de la compra”.

Hasta ocho violaciones de leyes y normas se citaban en la demanda, desde violación expresa de la garantía, enriquecimiento injusto, competencia desleal o legislación sobre abuso o fraude. Todas ellas desestimadas por el juzgado haciendo propio el argumento de Sony: “el acuerdo de licencia de uso de software de la PS3 y las condiciones de servicio de PSN permitía a la empresa actualizar y modificar el firmware”.

Sin embargo, el fallo del tribunal va más allá de lo legal al declarar: “El desaliento y la frustración que los usuarios de PS3 probablemente experimentaron cuando Sony tomó la decisión de limitar el acceso a los servicios de PSN a los que estaban conectados desactivando la instalación de otros sistemas operativo en sus máquinas, es sin duda genuina y comprensible.

“Como cuestión de derecho, los demandantes no adujeron hechos o articularon una teoría en la que Sony pueda ser considerado responsable. Sin embargo, como una cuestión de proporcionar satisfacción y lealtad a sus clientes, puede haber sido cuestionable, estima el fallo.

¿Victoria moral aunque no legal? En todo caso, en la práctica, en el castigo está la penitencia. Sony no ha logrado frenar la piratería bloqueando funciones de la consola y además, este caso dio pie a los ataques contra PSN y otros servicios mostrando la debilidad de su infraestructura de seguridad y provocando pérdida de ingresos y credibilidad de la compañía japonesa.

  • Share This