ViewSonic Pro8400, HD a plena luz

ViewSonic Pro8400, HD a plena luz

Este modelo de proyecto de ViewSonic pertenece a la familia de proyectores de la serie Pro 8 de la marca. En este modelo destacan sus características técnicas, sobre todo sus notables 4.000 lumenes ANSI y su resolución full HD de 1920×1080 puntos.

Aunque el fabricante anuncia este modelo como destinado para home cinema (y su resolución invita a pensarlo también) las cifras de luminosidad, pero sobre todo de contraste muestra una realidad distinta tal y como pudimos por otra parte comprobar durante nuestras propias pruebas.

Ficha técnica

 

En principio 4.000 lúmenes es una cifra muy alta, pero aunque pueda parecer que es positiva en el caso de un proyector destinado a proyectar películas no lo es tanto, sobre todo si se tiene en cuenta que la cifra de constraste es de 3000 a 1. La luminosidad alta suele asociarse a entornos profesionales donde no es más importante la posibilidad de proyectar en una habitación iluminada que un buen contraste de imagen y unos tonos oscuros y negros de calidad.

Otra característica que sobresale es la generosa cantidad de conexiones que ofrece. Para empezar la doble conexión HDMI, muy útil para tener conectados reproductor Blu Ray y consola de juegos (por ejemplo). También ofrece conexión RGB y una entrada USB que no permite reproducción de vídeo sino solamente de archivos de imagen. Llama la atención la conexión ethernet, que permite realizar tareas de gestión y mantenimiento del proyector de forma remota.

En lo que respecta al diseño presenta formas redondeadas y ergonómicas. En la parte superior encontramos una zona de control de forma circular para controlar la configuración y corrección de imagen del proyector. El control del zoom y del enfoque son manuales. El peso y el tamaño del equipo, bastante contenidos, permiten cierta portabilidad, para ello se incluye una bolsa bastante práctica donde podemos llevar también los cables de conexión. A este respecto positiva la inclusión de cable tanto RGB como HDMI.

Durante las pruebas lo primero que nos llamó la atención de forma negativa es que no dispone de corrección de imagen vertical por lo que en muchos casos y según instalemos el proyector tendremos que utilizar la corrección de geometría imagen para obtener una imagen rectangular. También hemos echado en falta un rango más amplio para regular el pié que modifica la inclinación del proyector. En definitiva fue bastante laborioso obtener una imagen de forma correcta en la pantalla.

Las opciones de configuración, por otro lado, son muy amplias y pueden controlarse también desde el mando a distancia incluido. Se pueden definir diversos modos de configuración para obtener una gama de colores más realista. El mayor problema del Pro8400 es el ya mencionado de la luminosidad. Aunque es cierto que permite ver imágenes aunque la habitación esté bastante iluminada, el efecto negativo se produce con las zonas oscuras o negras, que aparecen lavadas y más grises.

Aunque la configuración del proyector permite mejorar algo este problema no lo soluciona del todo. Para escenas luminosas como los paisajes el proyector se muestra excelente, sobre todo por el mencionado brillo. Es digno de reseñar el bajo ruido que emite el proyector, lo que hace factible utilizar el altavoz incorporado para escuchar el sonido de una película.

Conclusiones

Tras nuestras pruebas con distinto tipo de material podemos decir que se trata de un proyector con buenas prestaciones que necesita sin embargo bastantes ajustes para obtener una buena imagen. No es recomendable para amantes del cine negro o de acción así como tampoco para puristas del home cinema que busquen zonas oscuras con un tono adecuado. Muy recomendable si por las circunstancias que sean buscamos un proyector que sea capaz de funcionar correctamente en ambientes iluminados.

  • Share This