Operación Represalia de Anonymous por el cierre de Megaupload

Operación Represalia de Anonymous por el cierre de Megaupload
20 de enero, 2012

El grupo ciberactivista internacional Anonymous se ha responsabilizado de los ataques informáticos que han llevado al bloqueo de sitios web de administraciones o discográficas estadounidenses. El hackeo tiene nombre y motivo: “Operación Represalia” en venganza por el cierre de Megaupload.

Las primeras consecuencias del cierre de Megapuload no se han hecho esperar y Anonymous ha lanzado una operación de ‘venganza’ atacando los portales del Departamento de Justicia de Estados Unidos, la discográfica Universal Music, las asociaciones de derechos de autor RIAA y MPAA, la asociación americana de la industria de grabación, la asociación de jefes de Policía del estado de Utah, la página de registro de la propiedad intelectual copyright.com o incluso el sitio francés hadopi.fr.

El grupo ciberactivista ha explicado en Twitter que el cierre de Megaupload se ha producido sin aprobar leyes como SOPA. “Ahora imagina lo que ocurrirá cuando se aprueben este tipo de leyes, será el fin de la Internet que conocemos, estiman desde Anonymous.

Y es que pocos dudan ya que el cierre de Megaupload tiene relación con la campaña de protestas que han logrado frenar la aprobación de leyes supuestamente antipiratería como SOPA y PIPA.

Aunque el FBI explica que la operación contra Megaupload lleva meses gestándose, parece demasiada casualidad que el cierre efectivo se haya producido sólo unas horas después del bloqueo voluntario de la Wikipedia inglesa o del enlace Google contra SOPA, encabezando a 60.000 páginas web y millones de internautas que han llevado a cabo la mayor campaña de protestas que se recuerdan contra este tipo de leyes censoras.

En cuanto al futuro de Megaupload y en general al de los servicios del alojamiento de archivos, tenemos más preguntas que respuestas. Hasta ahora, estos servicios eran (y son) totalmente legales, aunque siempre hayan estado acompañados de acusaciones de permitir la piratería actuando como un servicio de descargas directas de material bajo copyright.

Además, en otros casos similares como el de Rapidshare la justicia no consideró responsable al portal de los ‘abusos en la subida de archivos que hicieran sus clientes’. Eso sí, fue en Alemania y no en Estados Unidos, con diferentes normativas.

Tampoco se conoce el futuro de los archivos personales de usuarios subidos a Megaupload bajo cuentas gratuitas o premium de pago. Archivos de formatos diversos, personales o profesionales, y de todo tipo de clientes no necesariamente ‘piratas’ y que ahora no pueden acceder al servicio ni a sus archivos. Continuará….

  • Share This