Piden a Apple un iPhone 5 ético

Piden a Apple un iPhone 5 ético
1 de febrero, 2012

Una campaña en Internet exige de Apple un cambio de comportamiento frente a sus provedores extranjeros -principalmente en China- para mejorar las lamentables condiciones de trabajo de los empleados que producen los dispositivos súper ventas de la firma de la manzana, en situaciones inhumanas cercanas a la exclavitud

Al tiempo que se publicaban los últimos resultados trimestrales de Apple con récord absoluto de ingresos y beneficios, grandes medios como The New York Times se hacían eco con duros editoriales del coste humano de estos resultados, denunciando el bajo salario, la penosidad de las condiciones de trabajo y la inseguridad de los empleados en fábricas como las de Foxconn en China, famosa por la ola de suicidios.

Un ‘coste humano’ de estos esclavos del siglo XXI que ha llevado a la organización Sum Of Us a comenzar una campaña en línea exigiendo a Apple el lanzamiento de un ‘iPhone 5 ético’, o lo que es lo mismo, obligando a las compañías contratistas a mejorar las condiciones de trabajo en sus factorías antes de la llegada del próximo smartphone de la compañía.

¿Puede lograrlo Apple? “Absolutamente, todo lo que tiene que hacer Apple es exigirlo”, dice el director ejecutivo de SumOfUs preguntándose si como parece el CEO de Apple Tim Cook está ofendido por los editoriales “porqué no hace nada para solucionar los problemas”.

La organización que ha conseguido 35.000 firmas el primer día de campaña recuerda que Apple es una de las empresas más ricas del mundo, con un margen de beneficio del 42 por ciento y 100.000 millones de dólares en efectivo. Datos que sugieren que Apple tendrían margen sobrado para exigir la mejora de las condiciones laborale para los trabajadores que fabrican sus productos.

Y si no fueras el caso ¿estaría dispuesto el usuario de a pie del primer mundo a pagar más dinero por la compra de un iPhone o iPad para mejorar salarios y condiciones de quien los fabrican? Es lo que se preguntan en The Register analizando la exigencia de los consumidores para comprar mejores productos electrónicos y cada vez más baratos lo que impulsa a las grandes tecnológicas a llevar la producción a países y proveedores capaces de hacer ‘más por menos’.

Una de sus consecuencias es el alto coste humano denunciado bajo un modelo en el que se sacrifica la dignidad humana fundamental por el desarrollo de productos y contra el que pretende luchar esta campaña por un iPhone 5 ético.

  • Share This