7 de febrero, Día Internacional por una Internet Segura

7 de febrero, Día Internacional por una Internet Segura
7 de febrero, 2012

Internet se ha convertido en un lugar lleno de alicientes para nuestros jóvenes y prácticamente todos, desde casa o el colegio, viven conectados. Redes sociales, juegos on-line, sistemas de mensajería instantánea, vídeos de todo tipo y su condición de almacén de información hacen de Internet uno de los lugares donde más horas pasan nuestros menores.

Desafortunadamente, esto y que en muchas ocasiones no tienen conciencia de los peligros reales asociados a la Red y son más fáciles de engañar, les convierte en uno de los objetivos preferidos de cibercriminales y estafadores on-line.

Os mostramos los 8 consejos de G Data para ayudar a proteger a los menores:

  1. Protege su PC. Teniendo en cuenta el volumen de amenazas, su grado de sofisticación, el ritmo de creación del nuevo malware y sus múltiples vías de entrada, se hace obligatorio utilizar un software antivirus que incorpore cortafuegos, antispam y protección web en tiempo real. No hay que olvidar que los antivirus tienen que actualizarse varias veces al día y es recomendable no desactivar nunca la función que automatiza todas estas actualizaciones.
  2. Actualiza su ordenador. El sistema operativo y resto de programas instalados en el ordenador (navegador, lector de archivos PDF, etc.) deben mantenerse perfectamente actualizados, incluyendo service packs, parches y cualquier otro tipo de update.
  3. Elimina los programas obsoletos. Los programas obsoletos, aquellos para lo que no existe soporte por parte del fabricante, constituyen una puerta de entrada perfecta para muchas amenazas. Deben ser eliminados y sustituidos por una versión más actual.
  4. Enseñe a sus hijos la importancia de utilizar contraseñas seguras. Que combinen letras, números, mayúsculas y minúsculas y que no incluyan información personal (cumpleaños, nombres propios, DNI, teléfonos…). Asimismo, es recomendable no usar aplicaciones que requieran contraseñas en ordenadores públicos (cibercafés, hoteles o  bibliotecas, por ejemplo).
  5. Como norma general, enséñeles a ser precavidos y desconfiados. Ninguna información (premios suculentos, peticiones de ayuda a cambio de importantes sumas de dinero, regalos de desconocidos…) tiene que ser cierta sólo porque aparezca en la pantalla del ordenador. Hágaselo saber a los más pequeños y enséñelos también a desconfiar de los “amigos digitales” que no conocen en el mundo real.
  6. Redes sociales: Conviene ser extremadamente precavido a la hora de compartir información personal en las redes sociales. Es importante educar a los internautas más jóvenes sobre la importancia de compartir determinados datos personales. Enséñeles a pensar dos veces la conveniencia de compartir determinadas fotos en la Red.
  7. Smartphones y tablets: Descarga solo aplicaciones de fuentes confiables, como por ejemplo del Android Market de Google o de las tiendas de los fabricantes del propio terminal. Aunque no suele hacerse, es recomendable comprobar las autorizaciones de las apps instaladas y ser especialmente cuidadoso con aquellas que tienen derechos para enviar mensajes y llamadas. Por regla genera, conviene utilizar una solución antivirus capaz de garantizar que nuestras aplicaciones no contienen malware.
  8. Redes WiFI. Son tan populares como poco seguras, especialmente entre los jóvenes. Sin embargo, en muchas ocasiones estas redes no están convenientemente securizadas y es relativamente sencillo interceptar los datos que viajan a través de ellas. Es conveniente utilizar la conexión que ofrece el propio operador móvil a navegar utilizando estas redes públicas, especialmente si vamos a acceder aplicaciones que requieran que nos soliciten datos personales.
  • Share This