El efecto Megaupload acaba en la práctica con Rapidshare

El efecto Megaupload acaba en la práctica con Rapidshare
25 de febrero, 2012

El servicio de alojamiento de archivos Rapidshare ha anunciado cambios relevantes en el mismo para ‘acabar con la piratería’, con reducción de la velocidad de descarga para usarios no-premium y exigencias para los uploaders que en la práctica acaban con el Rapidshare que hasta ahora conocíamos.

El efecto Megaupload, con cierre del servicio y caza y captura de sus administradores, está haciendo mella en el resto de servicios de alojamiento de archivos, cumpliéndose el objetivo del FBI y de los grupos de derechos de autor y parte de la industria que consideran que este tipo de servicio ‘está al servicio de la piratería’.

Si Filesonic eliminó la opción de compartir, Fileserve eliminó su programa de afiliados, cuentas premium y archivo protegidos, o Uploader.to bloqueó el acceso a usuarios estadounidenses, es ahora el servicio más grande y antiguo, Rapidshare, el que que anuncia medidas que en la práctica termina con su funcionamiento anterior.

Entre ellas, la reducción de velocidad de descarga gratuita para los usuarios no premiun y un conjunto de exigencias para los uploaders, al tener que proporcionar su dirección de correo electrónico, teléfono e informar a Rapidshare el tipo de archivos subidos, además de proporcionar a la compañía los sitios web en el que serán publicados los enlaces al mismo.

En la práctica, Rapidshare KO, porque no es sencillo que este tipo de servicios de alojamiento (para bien o para mal) sobrevivan de los vídeos del bautizo de tu sobrino…. No es de extrañar que los usuarios estén desempolvando sus clientes de intercambio de archivos P2P como emule o Bittorrent, ya que aunque el caso Megaupload esté terminando a corto plazo con los servicios de alojamiento, es improbable que lo haga con la piratería.

  • Share This