ASUS P9X79WS, placa base para workstations

ASUS P9X79WS, placa base para workstations
2 de marzo, 2012

Dentro del catálogo de placas ASUS basadas en el nuevo chipset X79 de Intel hemos tenido la ocasión de probar la ASUS P9X79WS, un producto de corte profesional y orientado a equipos que necesitan grandes posibilidades de expansión, fiabilidad total y completas opciones de conectividad.

 

La nueva ASUS P9X79WS comparte gran parte del diseño y especificaciones con sus gemelas destinadas al usuario avanzado, al tiempo que incluye las modificaciones necesarias para el escenario al que va dirigida. El fabricante asiático recurre a materiales de alta calidad para garantizar su compromiso 24×24, que asgura funcionamiento contínuo al máximo nivel durante un mínimo de 24 meses.

Esta propuesta está diseñada para trabajar con procesadores compatibles con socket LGA 2011, hasta la segunda generación de Intel Core i7 e Intel Xeon. A pesar de la vertiente profesional del producto, el factor overclocker sigue presente para aquellos usuarios avanzados que quieran exprimir su hardware en forma de utilidades de software y demás.

La placa ofrece seis puertos PCIe 3.0, que admiten configuraciones de hasta cuatro gráficas simultáneamente bajo SLI o Crossfire, 8 SATA (4 de ellos a 6 Gb/s), doble controladora de red Ethernet Gigabit, 17 puertos USB (13 USB 2.0 controlados por X79 y 4 USB 3.0 con controladora propia) y ocho bancos (quad channel) para memoria RAM DDR hasta 2.400 Mhz (máximo 64 Gbytes).

Ficha técnica

Entre las novedades exclusivas merece la pena destacar la incorporación de ASUS SSD Caching, una función que permite configurar una unidad SSD como caché para el sistema, gracias a la tecnología Intel Smart Response. Aunque no negamos que  la solución puede ser interesante para escenarios en los que sea necesario combinar gran capacidad de almacenamiento con un rendimiento razonable en acceso a datos, a día de hoy (y teniendo en cuenta el descenso de precio) recomendamos instalar el sistema operativo y las aplicaciones clave directamente en un SSD.

Una buena placa base comienza por el BIOS y, en este punto, ASUS pone de su parte con la incorporación de UEFI BIOS, una interfaz gráfica que facilita notablemente la configuración de sistemas complejos y aporta numerosa información en forma de datos y métricas muy visuales. También merece la pena mencionar USB BIOS Flashback, una función que permite probar y restaurar perfiles de configuraciones arrancando desde un pendrive USB.

La refigreración es un aspecto vital en sistemas profesionales que, en ocasiones, están funcionando de manera ininterrumpida. Además de un cuidado de dispación pasiva, la firma asiática incopora una utilidad llamada Fan Xpert+ que permite controlar hasta cuatro ventiladores al mismo tiempo y personalizar su régimen de giro en función de la carga de trabajo que tenga el equipo.

Hemos probado la placa sobre una configuración estándar (Intel Core i7, 4 x 2 Gbytes RAM, SSD) durante unas dos semanas, realizando rutinas que simulan el comportamiento de un equipo real. Los resultados obtenidos solo se pueden calificar como excelentes: la  ASUS P9X79WS demuestra una fiabilidad total y un comportamiento estable en todo momento, incluso cuando forzamos cargas de trabajo de manera repentina o realizando pruebas con las utilidades de optimización.

Conclusiones

La nueva ASUS P9X79WS se puede comprar por un precio que ronda los 330 euros, en función del distribuidor que elijamos, un precio razonable teniendo en cuenta sus características. Por otro lado y teniendo en cuenta la inversión que será necesaria para montar un equipo que aproveche esta placa, es obvio que merece la pena invertir en un componente tan esencial para un workstation. Un producto excelente y especialmente recomendado para usuarios que buscan un soporte fiable sobre el que diseñar una estación de trabajo potente y fiable. Recomendable.

 

  • Share This