Robots contra ébola

Será imposible que no estés al tanto del primer contagio confirmado por virus de ébola sucedido fuera de África en la actual cepa. Como no podía ser de otra forma ha ocurrido en España, gracias a las decisiones de políticos y gestores, y no a los sufridos trabajadores de la sanidad pública con los -pocos- medios que tienen y con la -nula- preparación ni formación recibida para combatir un virus mortal.

Oír que el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid llama “negligente y mentirosa” a la auxiliar de enfermería infectada cuando se presentó voluntaria a la atención de los enfermos de ébola repatriados y por ello hoy, su tasa de supervivencia no supera el 10 por ciento, muestra el nivel de los personajes que nos des-gobiernan. En fin, vamos con el tema de artículo.

Como sabrás, el virus del Ébola es uno de los más mortíferos que existen desconociéndose su origen natural, sin cura y con brotes registrados en África desde 1976. El contagio entre humanos se produce por contacto directo de fluidos o secreciones corporales como sangre, semen, orina, heces o saliva.

También se puede contagiar la enfermedad de animales a humanos, confirmados desde murciélagos y hominidos y en duda en el resto, de ahí que el pobre perro Excalibur propiedad de la familia afectada, fuera sacrificado.

El contagio también puede producirse por contacto por exposición con objetos contaminados, secreciones en prendas de vestir o en mobiliario y estancias. Aquí es donde entra estos robots contra el ébola utilizados para limpiar salas donde se ha mantenido en cuarentena a enfermos de ébola en Estados Unidos.

Se llama “Little Moe”, se coloca en el centro de una dependencia y emite pulsos de rayos de alta intensidad UVC, uno de los rayos ultravioletas conocidos. El resultado es la desinfección de una habitación de hospital en cinco minutos y de una superficie con ébola en dos minutos.

Estados Unidos ya cuenta con estos robots en 250 hostpitales como el de Dallas, donde falleció Thomas Duncan, el primer paciente diagnosticado en el país. Serán importantes si se extiende el contagio y a la espera que llegue un tratamiento efectivo para curar la enfermedad o mejor una vacuna. Robots contra ébola ¿No existen contra políticos?

  • Share This