¿Qué es el filtrado MAC y para qué sirve?

¿Qué es el filtrado MAC y para qué sirve?
5 de Febrero, 2016

Hace unos días pudimos ver más a fondo qué es una dirección MAC y aprendimos por qué cambiarla y cómo hacerlo. Hoy seguimos profundizando en el tema y por ello hablaremos sobre el filtrado MAC, una cuestión importante ya que actúa como una capa de seguridad adicional con la que podemos proteger nuestra conexión a Internet.

Por el principio, ¿qué es el filtrado MAC?

Hablamos de un mecanismo de protección que lo que hace es identificar la dirección MAC de los dispositivos que quieren conectarse a Internet, y que actúa permitiendo o denegando dicha conexión en base a una lista propia de direcciones.

Dicho de una forma más simple y para que podamos entenderlo mejor, el filtrado MAC puede tener una lista de direcciones como autorizadas, de manera que cuando un equipo intenta conectarse a Internet realiza la identificación de su dirección MAC, y si la misma no está en su lista de autorizadas rechaza e impide la conexión.

Ya entiendo cómo funciona, ¿y qué posibilidades me ofrece?

En general el filtrado MAC puede actuar de dos formas, lo que da pie a lo que se conoce como listas blancas y listas negras, que operan de forma diferente pero tienen elementos similares y cumplen en definitiva la misma función, evitar invitados no deseados en nuestra conexión a Internet.

  • Listas blancas: tenemos un conjunto de direcciones MAC que son las que tienen autorización para conectarse, lo que implica que sólo esas podrán acceder a nuestra conexión a Internet. Es muy útil ya que limita bastante el acceso, aunque nos obliga a crear añadidos cuando tenemos invitados en casa, por ejemplo.
  • Listas negras: funcionan a la inversa, es decir, la lista de direcciones MAC que hemos creado recoge aquellas que no pueden acceder a nuestra red. Es útil cuando tenemos constancia de intrusos claros que queremos evitar.

¿Y realmente merece la pena?

Como todo en el mundo de la informática no es un sistema de protección infalible, pero es uno de los más sencillos de utilizar y que mayor protección ofrece a pesar de lo fácil que resulta de utilizar, así que sí, es muy recomendable, ya que debería ser suficiente para casi cualquier usuario normal.

En cuanto a la modalidad la de lista blanca es la más fiable, aunque suponga la pequeña incomodidad de añadir excepciones de vez en cuando.

Más información: Diez características a configurar en un router inalámbrico

  • Share This