Street Fighter V, análisis

Street Fighter V, análisis
20 de febrero, 2016
Total



7
  • Gráficos
  • Sonido
  • Jugabilidad
  • Contenido
  • Juego online

Capcom ha sido capaz de mantener su conocida franquicia de lucha uno contra uno en el candelero, incluso a pesar de que la misma ha tenido mejores y peores entregas, todo sea dicho.

La primera entrega no llegué a disfrutarla en su momento ya que no apareció en los arcades de mi zona, cosa muy distinta a lo acontecido con Street Fighter II, que llegó en casi todas sus variantes. No hay duda de que fue esa segunda entrega la que la que consiguió el verdadero éxito que hizo despegar a la franquicia, pero como se suele decir no basta con llegar a la cima, hay que mantenerse.

Poco a poco fueron llegando variantes y versiones mejoradas, como Super Street Fighter II o la saga Alpha, pero en lo personal la saga no volvió a engancharme de verdad hasta el lanzamiento de Street Fighter III en Dreamcast, juego que aún hoy considero con una auténtica joya en su género.

Con dicha entrega Ryu y compañía se mantenían como los reyes de los juegos de lucha en 2D, un título que en cierta forma mantienen, ya que como sabemos ni Street Fighter IV ni Street Fighter V llevan la acción a un auténtico 3D, aunque los gráficos sí sean de ese tipo.

Street Fighter IV marcó un importante punto de inflexión en la franquicia, demostrando que es posible actualizar técnicamente un juego y mantener la esencia del mismo, algo que le permitió cosechar un gran éxito y puso, de paso, el listón muy alto a su sucesor.

¿Habrá conseguido Street Fighter V mejorar lo que ofrecía Capcom con la entrega anterior? Lo veremos en este análisis.

Configuración y equipo de pruebas

Hemos probado la versión de PC y la hemos configurado en 1080p con todos los ajustes al máximo, consiguiendo una experiencia totalmente fluida y sin problemas bajo el siguiente hardware:

  • Windows 10 Pro 64 bits.
  • Intel Core i5 4690K a 4,1 GHz.
  • 16 GB de DDR3 a 2.133 MHz.
  • GTX 970 de 4 GB de GDDR5 con los últimos controladores instalados.
  • SSD Samsung EVO 850 de 480 GB.

Antes de lanzarnos a hablar del juego en sí queremos puntualizar una cosa, y es que está bastante bien optimizado, así que podréis disfrutarlo en condiciones aceptables con soluciones como la GTX 750 TI y la Radeon R7 260.

Si tenéis equipos de baja potencia también podréis jugarlo gracias a la opción de reducción del escalado de la resolución, aunque el sacrificio de calidad gráfica es evidente, sobre todo en materia de nitidez general y definición.

3

Acabado técnico en general

Esta entrega es realmente un juego de nueva generación ya que está basado sobre el Unreal Engine 4. Esto nos da una idea de su potencial, pero como siempre una cosa es el “puede” y otra cosa “el hecho” en sí.

Capcom ha hecho un excelente trabajo con la calidad gráfica del juego, ya que incluso en nivel medio luce de maravilla y es una auténtica delicia visual en todos los sentidos. Personajes, escenarios y efectos, todo tiene un aspecto fantástico y supera incluso nuestras expectativas.

Aunque quizá no resulte tan evidente al ver las capturas de pantalla el juego es muy superior gráficamente a Street Fighter IV, algo que se nota sobre todo cuando echamos el primer combate en vivo, y la sensación va a más conforme vamos descubriendo todos sus personajes y escenarios.

Sobresaliente en este punto, sin ninguna duda, pero todavía debemos repasar la jugabilidad y el contenido.

Sin modo arcade y con poco contenido individual

La presentación que nos da la bienvenida al juego es muy escueta y es el preludio de algo que se confirma poco después, y es que el juego está más centrado en el multijugador que en el modo para un jugador, y ello deriva en una falta de contenidos bastante clara.

No me interpretéis mal, tenemos los grandes clásicos, como el modo historia, el modo entrenamiento y el modo supervivencia, además de los diferentes modos competitivos que nos permitirán enfrentarnos de forma online contra otros jugadores, bien por diversión y sin grandes pretensiones o bien para escalar en la clasificación, pero el citado modo historia es muy simple, rápido y limitado. Como apuntamos no hay modo arcade.

Todo ello supone que terminaremos muy rápido el contenido individual y acabaremos centrados totalmente en el modo multijugador, incluso a pesar de que tenemos un total de 16 personajes, ya que como anticipamos el modo historia se desarrolla con una enorme rapidez y se acaba enseguida.

¿Es malo? Dado que Street Fighter V es un juego eminentemente competitivo y centrado en el juego online es justo decir que no es lo más importante, eso desde luego, pero debemos tenerlo en cuenta antes de lanzarnos a comprarlo, sobre todo si nos gustan los juegos con un buen equilibrio a nivel de contenidos.

cammy_white_versions_sfiv_to_sfv_by_helryu-d8ygfry

Personajes y jugabilidad

En su lanzamiento Capcom ha incluido 16 personajes, más que suficientes para garantizar una buena acogida ya que no resulta una cifra ni excesiva ni tampoco corta, aunque la lista inicial se ampliará con nuevos contenidos descargables, que también traerán otros elementos clásicos en la saga, como nuestros trajes, por ejemplo.

Tendremos la posibilidad de comprar dichos contenidos con monedas que conseguiremos jugando, así que la firma nipona ha sabido resolver el controvertido tema de los DLCs de una forma bastante razonable.

Repasando la lista de personajes encontramos a Ryu; Chun-Li, Nash, M. Bison, Vega, Mika, Rashid, Karin, Cammy, Birdie, Ken, Necalli, Zangief, Laura, Dhalsim y F.A.N.G. Cada uno tiene sus ventajas y sus desventajas, lo que implica un estilo de juego propio, una personalidad única que Capcom ha sabido resolver muy bien.

No he podido probar todos los personajes tan a fondo como me habría gustado, pero me quedo con la sensación de que ninguno es mejor que otro, simplemente ofrecen posibilidades diferentes, de manera que cada uno es divertido y potente a su manera.

La jugabilidad se mantiene a un nivel excelente. Un pequeño tutorial nos introduce a los elementos básicos y podemos ver que en general no hay grandes cambios, aunque nos llama especialmente la atención la vuelta de la barra que indica lo cerca que estamos del aturdimiento, recuperada directamente de Street Fighter III.

En resumen, un juego muy accesible y divertido que podremos disfrutar incluso si no tenemos experiencia previa con este tipo de títulos.

2

Notas finales

Street Fighter V nos deja buenas sensaciones en general. A nivel técnico es soberbio, y como dijimos lo es en todos los sentidos, tanto por calidad gráfica como por sonido, y es de agradecer que Capcom se haya acordado de aquellos con equipos más modestos introduciendo opciones que permiten conseguir un funcionamiento razonable incluso en hardware bajo rendimiento.

Como dijimos es altamente jugable, muy divertido y adictivo. Te engancha, hasta el punto de que quieres seguir mejorando y aprendiendo, pero no es perfecto y falla en algunas cosas que podrían haberse resuelto de forma muy sencilla.

Una de ellas es la falta de contenido para un jugador, que se deja notar desde el primer minuto y deja ver la clara orientación del juego al modo online. Sin embargo en este punto hay otro problema, y es que a pesar de estar enfocado a ello la experiencia de juego online no es buena, ya que hemos tenido problemas de importantes de lag y fallos de conexión que han redundado una experiencia de juego bastante negativa.

Sí, son problemas técnicos que se irán resolviendo, pero que no deberían haber estado presentes de forma tan acuciante, y menos cuando encima enfocas el juego al modo online.

Es una verdadera pena, ya que estamos ante un juego muy bueno que tenemos que valorar por debajo de lo que nos gustaría debido a esa falta de contenidos y a esos problemas con los servidores, siendo éstos últimos los que perjudican en mayor medida la nota final del juego.

De no ser por ambos elementos, la mala experiencia online y la falta de contenido para un jugador, lo habríamos puntuado con un 9.

  • Share This