FBI hackea el iPhone sin ayuda de Apple

FBI hackea el iPhone sin ayuda de Apple
29 de marzo, 2016

FBI ha hackeado sin ayuda de Apple y accedido a los datos del iPhone utilizado por uno de los asesinos de la matanza de San Bernardino. Una vuelta de tuerca más en un caso que va mucho más allá de piratear un simple iPhone y al que Apple ya ha respondido: aumentará la seguridad de sus terminales.

Estaba anunciado. FBI envió la semana pasada un documento a la corte que lleva el caso para que suspendiera las vistas previstas ante la eventualidad que “una parte externa” ayudara a establecer un posible método para desbloquear el iPhone sin comprometer la integridad de los datos que contiene.

Finalmente lo han logrado dejando sin efecto la orden judicial que obligaba a Apple a establecer una puerta trasera entregando un firmware personalizado para que las autoridades bajo ataques de fuerza bruta pudieran saltarse la contraseña de desbloqueo que borra todo el terminal tras un número de intentos fallidos. En esencia, hackear el iPhone saltándose sus propias medidas de seguridad y cifrado.

FBI no ha informado de la técnica utilizada ni de la “parte externa” que ha logrado hackear el iPhone.

¿Qué hará ahora Apple?

Apple ha respondido al hackeo del iPhone por el FBI dejando claro que aumentará la seguridad de los terminales. Y es lógico. Si el FBI ha podido desbloquearlo otros pueden hacerlo.

“Desde el principio, nos opusimos a la demanda del FBI para que Apple creara una puerta trasera en el iPhone porque creíamos que era un error y sentaría un precedente peligroso. No ha ocurrido, Este caso nunca debería haber sido interpuesto.

Vamos a seguir ayudando a la policía con sus investigaciones como lo hemos hecho desde el principio, y vamos a seguir aumentando la seguridad de nuestros productos de amenazas y ataques.

Apple cree profundamente que los usuarios de Estados Unidos y todo el mundo merecen la protección de sus datos, la seguridad y privacidad. Sacrificar uno por otro sólo pone a las personas y países en mayor riesgo.

Este caso plantea cuestiones que merecen un debate nacional sobre nuestras libertades civiles, y nuestra seguridad colectiva y la privacidad. Apple mantiene su compromiso de participar en la discusión”

Recordemos que este caso si bien es el más mediático, no es único porque hay una decena de órdenes similares emitidas por el Departamento de Justicia para desbloquear iPhones, que no son por casos de terrorismo sino de delincuencia común.

iPhone5C_hack

El caso concluye en “tablas”. No se ha llegado a establecer si Apple tiene obligación de piratearse a sí mismo y el debate global sobre privacidad y seguridad va a continuar. Unos piden la eliminación del cifrado y otros argumentan que el terrorismo o la simple delincuencia (como en los casos adicionales conocidos) no puede ser la excusa para recortar derechos fundamentales.

El Information Technology Industry Council (ITI), voz global del sector tecnológico que incluye compañías como Apple, Dell, Facebook, Google, Microsoft, IBM, Intel o Twitter, emitió una declaración en respuesta a las voces que piden un debilitamiento de las herramientas de cifrado para luchar contra el terrorismo o la delincuencia: “El debilitamiento de la seguridad con el objetivo de promover la seguridad, simplemente no tiene sentido”. 

Nos quedamos con ello si bien lo ideal sería llegar a un punto en que las autoridades pudieran hacer su trabajo en casos tan graves como el de San Bernardino mientras que se mantiene la seguridad global. Equilibrio complicado pero necesario.

  • Share This