Microsoft compra material para almacenamiento ADN: millones de TB en un gramo

Microsoft compra material para almacenamiento ADN: millones de TB en un gramo
28 de Abril, 2016

El almacenamiento ADN es un proyecto de ciencia ficción en el que están trabajando varios equipos de investigación.

Las tecnológicas tienen un gran interés en lo que podría ser una auténtica revolución y Microsoft ha comprado diez millones de hebras de ADN a Twist Bioscience, una startup especializada que está colaborando con los de Redmond y la Universidad de Washington.

La investigación en almacenamiento biológico trata el ADN como cualquier otro dispositivo de almacenamiento digital. En lugar de datos binarios que se codifican como regiones magnéticas en un plato de unidad de disco duro, se sintetizan hebras de ADN que almacenan 96 bits donde cada una de las bases (TGAC) representan un valor binario (T y G = 1, A y C = 0).

Para leer la información almacenada en el ADN, sólo se tiene que secuenciar -como si fuera un genoma humano- y convertir cada una de las bases TGAC de nuevo en binario. Para ayudar con la secuenciación, cada hebra de ADN tiene un bloque de direcciones de 19-bit al principio (los bits de color rojo en la imagen de abajo) por lo que el ADN puede ser secuenciado fuera de orden y luego clasificarse en datos utilizables utilizando las direcciones.

AlmacenamientoADN_2

Ventajas almacenamiento ADN

Las ventajas del almacenamiento ADN son notables. Su increíble densidad permitiría almacenar 1.000 millones de Tbytes en un gramo. Como ejemplo, para almacenar la información de una simple gota de ADN necesitaríamos 233 discos duros de 3 Tbytes con un peso total de 151 kilogramos.

Además de capacidad, sería una memoria con un consumo de energía cero, podría sobrevivir inalterable durante miles de años y la tecnología podría usarse mientras existiera vida en la Tierra, algo que no puede ofrecer ningún otro tipo de “material”. Por lo demás, es posible almacenar los datos en el ADN de las células vivas (aunque sólo por un corto tiempo). Imagina un espía como James Bond llevando en su piel datos para transferencias seguras.

Todavía resta mucha investigación para conseguir este almacenamiento ADN y superar su problemática y costes, que también la tiene porque el ADN no se puede reescribir y habría que crear nuevas secuencias permanentemente si quisiéramos utilizarlo -por ejemplo- como un disco duro. También hay que rebajar el coste de la secuenciación genética y la preparación de los oligonucleótidos como los comprados por Microsoft.

Además de almacenamiento, obtener la capacidad de programar datos en células de ADN abre múltiples campos de investigación en otros como medicina, en todo lo relacionado con células, como el cáncer. Una tecnología de ciencia ficción hoy pero en un futuro el almacenamiento biológico nos permitirá grabar cualquier cosa y de cualquier tamaño.

  • Share This