Panasonic DX800, mucho más que diseño

Panasonic DX800, mucho más que diseño
2 de enero, 2017
Total



8
  • Diseño y construcción
  • Calidad de imagen
  • Calidad de sonido
  • Conectividad y SmartTV
  • Calidad/Precio

La feroz competencia que vive el sector del televisor unida a una carrera técnica realmente beneficiosa para el usuario, sigue dando como resultado una oferta de producto impresionante donde cada vez es más difícil destacar. Con el objetivo de llamar la atención a esos consumidores que buscan algo más que un arsenal técnológico, la nueva Panasonic DX800 aspira a convertirse en el centro de atención de nuestro hogar digital incluso cuando está apagada.

Es evidente estamos ante una apuesta de diseño arriesgada, de esas que no tienen término medio. La firma japonesa ha colaborado con el prestigioso estudio de diseño Cassina para crear un caballete de aluminio sobre el que reposa el panel, casi imitando a un lienzo. A pesar de la sensación de ligereza, la estrutura es estable y sólida, sin dar sensación de fragilidad en ningún momento.

Este Panasonic DX800 ofrece un nivel de ensamblaje correcto, sin puntos débiles y con refuerzos allí donde es necesario, como el panel de conexiones. Como es habitual en la gama alta de la compañía japonesa, se incluyen dos mandos a distancia de excelente calidad (uno de ellos táctil, con la botonería mínima y posibilidad de control por voz, pensado para el día a día).

En el kit, Panasonic incluye una barra de sonido de calidad notable y que se integra perfectamente en el diseño del televisor. Con una potencia de 40W, combina 12 altavoces prismáticos (2 para agudos, 4 de rango medio y 6 para graves) con el objetivo de ofrecer una experiencia inmersiva sin complicaciones. Evidentemente, ni se puede ni se debe comparar con un sistema de sonido dedicado pero es justo reconocer que está muy por encima de lo que ofrece cualquier televisor de la competencia en este rango de precio.

dx800-1

Antes de continuar, un breve repaso a sus especificaciones técnicas:

  • Panasonic LED TV VIERA TX-50DX800
  • Dimensiones 118,8 x 72,2 x 31,6 centímetros. 22 kilos.
  • Panel VA 8 bits. 4K UHD 3.840 x 2.160 píxeles.
  • Procesador 4K Studio Master HCX+.
  • 2.000 Hz BMR IFC.
  • HDR nativo, 3D activo, Local Dimming Pro.
  • 4 x HDMI (4K 60/50p con HDCP 2.2)
  • WiFi, Ethernet, salida de audio digital, jack 3.5 mm.
  • Barra de sonido 40 W (10 W x 2 + 10 W x 2)

Un televisor de cine

Más allá de una estética espectacular, el Panasonic DX800 cuenta con todas las mejoras que esta generación ha traído al catálogo de la firma. El procesador 4K Studio Master HCX+ sigue dando los espectaculares resultados que ya vimos en su hermana mayor, si bien es importante tener en cuenta que estamos ante un televisor Edge LED, donde la luz viene de los bordes: es más económico, pero menos preciso en escenas complicadas como analizaremos a continuación.

Panasonic mantiene su apuesta por los paneles VA y, desde nuestro punto de vista, supone todo un acierto. Con estas diagonales de pantalla los ángulos de visualización suelen ser más que suficientes para estancias de tamaño medio y las mejoras de contraste que se pueden conseguir con VA son tan evidentes que lo convierten en la mejor opción si hablamos de un panel para televisor.

Para resolver los problemas de retroiluminación en escenas muy oscuras o con rápidas transiciones Panasonic ha implementado un sistema de retroiluminación adaptativa (local dimming) que nos ha sorprendido. En nuestra configuración de pruebas, lo hemos mantenido en nivel medio con excelentes resultados, ofreciendo soluciones instántaneas en escenarios muy complicados y sin rastro de artefactos o luces irreales característicos de la gama baja. Sobresaliente en este punto.

dx800-4

Panasonic DX 800, nuestras pruebas

El protagonista de nuestro análisis cuenta con dos modos certificados por THX Display que, lejos de una argucia marketiniana, supone que el panel ha pasado más de 400 pruebas distintas hasta dar con la configuración ideal. Así, el usuario que no quiera complicarse la vida simplemente tiene que seleccionar el modo en su televisor (hay uno para estancias casi a oscuras y otro para las más iluminadas) y disfrutar.

Como siempre, recomendamos a los propietarios de un televisor de esta calidad dedicar unos minutos a configurar al menos uno de los modos personalizados a su gusto. A continuación, los valores que hemos elegidos nosotros:

  • Retroiluminación 50.
  • Contraste 93.
  • Brillo 0.
  • Nitidez 35.
  • Color 50.
  • Tinte 0.
  • Temperatura de color Warm2.
  • Control de iluminación adaptativo Mid.
  • Todos los sistemas de reducción de ruido, creación de frames y suavizado desactivados.
  • Control de contraste apagado.
  • Pantalla 16:9 Overscan apagado.

Tras un par de semanas disfrutando de todo tipo de contenidos podemos afirmar que estamos ante un aparato que ofrece una gran calidad de imagen bajo cualquier circunstancia y que se desmarca de la competencia cuando se trata de repoducir cine con la máxima fidelidad de color posible.

Evidentemente, la calidad que puede ofrecer el televisor va íntimamente ligado a la de la fuente de contenido; con la pobre calidad del TDT comprimido poco más se puede hacer que aplicar los algoritmos de mejora automática que propone Panasonic (desde nuestro punto de vista, es la única razón para mantener un perfil con ellos activados) pero a partir del 1080p comprimido es cuando podemos empezar a ver hasta dónde puede llegar.

El rendimiento con Blu-ray es fantástico y el modo 24p (fundamental para muchos aficionados al cine) funciona a las mil maravillas; sin necesidad de recurrir a argucias por software ni inventarse píxeles donde no los hay, la DX800 ofrece una nitidez y una fidelidad de color a la altura de lo que esperamos.

Gracias a la barra incorporada, la calidad del sonido es muy superior a la de los habituales altavoces integrados en el chasis. En modo cine la sensación envolvente es sorprendente y, en una estancia de tamaño normal, se distinguen perfectamente las voces separadas de los efectos de sonido; si es posible que en estancias más grandes o con un volumen elevado se pierda definición pero teniendo en cuenta que se incluye con el televisor y que los más avanzados siempre pueden recurrir a soluciones externas nos parece un plus interesante.

En lo relativo al HDR (un término que oiréis muchísimo más a lo largo del año que acaba de empezar) este televisor es suficiente para experimentar con los primeros pasos de esta tecnología (especialmente en lo relativo a contenidos) pero no esperéis los efectos extremos reservados a las series más altas.

Además de contenido multimedia, conectamos una PS4 Pro al televisor con excelentes resultados: 44 ms en modo juego no suponen un récord, pero debería ser más que suficiente para cualquier perfil de usuario incluyendo los jugones online.

dx800-2

Conclusiones

La Panasonic DX800 es un producto ideal para aquellos que busquen un televisor no solo bien dotado técnicamente y preparado para disfrutar de todo tipo de contenidos, sino con gran valor añadido en forma de un diseño que no pasa desapercibido.

Nos ha gustado mucho el panel y, en especial, la tecnología de atenuación local que hace olvidar que estamos ante un edge LED. Firefox OS 2.0 sigue siendo una opción interesante por el lado del software y la barra de sonido es un añadido muy interesante.

En el lado negativo el precio, un poco más elevado de lo que esperábamos y sus capacidades HDR, suficientes pero no sobresalientes.

El modelo que hemos probado nosotros, con panel de 50 pulgadas, tiene un precio recomendado de unos 1.900 euros, aunque se puede encontrar por bastante menos en distribuidores como Amazon.

Más información | Panasonic

  • Share This