Consiguen simular muros en realidad virtual con impulsos eléctricos

17 de Abril, 2017

La realidad virtual está llena de posibilidades, eso no admite discusión, aunque para que la misma pueda alcanzar un desarrollo total y pleno que le permita dar lo mejor de sí necesita del apoyo de otros elementos externos, y en este sentido los impulsos eléctricos son uno de los recursos más interesantes.

Gracias a la estimulación con impulsos eléctricos es posible reproducir sensaciones y generar efectos “reales” de forma directa en el usuario, lo que nos deja una gran cantidad de usos prácticos que permitiría hacer que la realidad virtual sea más real y menos virtual.

Este proyecto desarrollado por expertos del Hasso-Plattner-Institut en Potsdam es un excelente ejemplo de lo que acabamos de decir. Gracias al uso de un electroestimulador muscular profesional (usado por médicos) de ocho canales han podido reproducir sensaciones propias de la vida real, como levantar un cubo pesado o empujar un muro.

La demostración que vemos se ha realizado utilizando un kit de realidad virtual Samsung Gear VR, algo positivo ya que significa que no haría falta un hardware especialmente complejo para dar forma a este tipo de proyectos.

Los primeros resultados se han llevado a cabo intentando proporcionar un estímulo adecuado a la fuerza de cada participante para que resulte lo más realista posible, aunque parece que la experiencia no ha convencido a todo el mundo, ya que uno de los que tuvieron ocasión de probarlo comentó que era como si hubiera “un imán” que repelía la mano hacia atrás, y que por tanto no resultaba nada realista.

También utilizaron este sistema para llevar a cabo otras simulaciones en las que se intentaba recrear la sensación al tocar cuerpos blandos, como gomaespuma. En ellas se reducía la intensidad de la electroestimulación y se permitía que la mano del usuario avanzara y “penetrara” levemente en el obstáculo virtual, de la misma forma que ocurriría en el mundo real.

Está claro que todavía hay mucho margen de mejora, pero no hay duda de que la próxima gran evolución de la realidad virtual irá por éste camino.

Más información: Fast Company.

Share This