Microsoft: desactivamos antivirus de terceros por seguridad

Microsoft: desactivamos antivirus de terceros por seguridad
21 de Junio, 2017

A comienzos de junio, Kaspersky presentó una demanda antimonopolio contra Microsoft ante la Comisión Europea por supuesto abuso de posición dominante para impulsar su propia solución de seguridad, Windows Defender.

Parte de la demanda se basaba en la desactivación de antivirus de terceros o de algunos de sus componentes. Rob Lefferts, director del programa de gestión para Windows Enterprise y seguridad, ha escrito un extenso artículo en Technet donde admite (sin mencionar específicamente a Kaspersky) que Microsoft desactivó “temporalmente” partes de software antivirus de terceros que consideraba incompatible con Windows 10 Creators Update para mantener seguros a los usuarios.

Lefferts explica que “el software de AV puede estar profundamente entrelazado dentro del sistema operativo, hemos duplicado nuestros esfuerzos para ayudar a los proveedores a que sus soluciones sean compatibles con las últimas actualizaciones del sistema operativo”.

En el momento del lanzamiento de la última versión, Creators Update, “aproximadamente el 95 por ciento de los PCs con Windows 10 que tenían una aplicación antivirus instalada ya era compatible con Windows 10 Creadores Update”.

Para el resto, se inhabilitó temporalmente algunas partes del software antivirus cuando se inició la actualización y se sugirió al cliente su actualización. Microsoft dice que este trabajo se hizo en “colaboración con el socio AV”.

Un extremo que niega Kaspersky en la demanda“Con el lanzamiento de Windows 10, Microsoft comenzó a crear obstáculos a los fabricantes de soluciones de seguridad, introduciendo diferentes maneras de empujar a los usuarios a renunciar a software de terceros a favor de su propio Windows Defender”, explicaron

Kaspersky ha asegurado que “Windows Defender está lejos de ser la mejor protección que un usuario puede tener”, y exige que “todas las soluciones de seguridad sean capaces de trabajar en la plataforma Windows en igualdad de condiciones y que sean los usuarios los que decidan su uso”. Veremos donde acaba el caso y la respuesta de la Comisión Europea y la Oficina de Competencia alemana, donde se interpuso la demanda.

  • Share This