Comparativa de rendimiento, AMD Threadripper frente a Intel Core X

Comparativa de rendimiento, AMD Threadripper frente a Intel Core X
11 de Agosto, 2017

AMD Threadripper es la alternativa a los Intel Core X para motorizar las plataformas de alto rendimiento conocidas como HEDT, lo más potente del mercado computacional a nivel cliente, con destino a ordenadores de sobremesa gama entusiasta y estaciones de trabajo profesionales.

Los AMD Threadripper fueron lanzados oficialmente ayer y ya nos llegan las primeras pruebas de rendimiento como la realizada por ars technica. Aunque te ofreceremos nuestra propia comparativa del análisis se desprende un gran titular que ya hemos utilizado con los RYZEN: AMD está de vuelta. Consumidores e industria están de enhorabuena porque Intel no ha tenido rival en estas plataformas HEDT en la última década, como vimos en el análisis del Core i7-6950X, inalcanzable para AMD.

Los AMD Threadripper dan un vuelco a la situación, ofreciendo una plataforma que se pone al día en soporte para nuevas tecnologías con un chipset X399 completísimo y -según la comparativa- superando en rendimiento en muchas de las pruebas a los Intel Core X en el mismo rango de precios. En concreto, ars technica ha enfrentado un AMD Threadripper 1950X con un Core i9-7900K, ambos con el mismo precio de 1.000 dólares. 

Rendimiento AMD Threadripper frente a Intel Core X

Las pruebas se realizaron sobre hardware similar en cuanto a RAM y almacenamiento. El AMD se colocó en una placa ASUS ROG Zenith Extreme (la mejor que puedes comprar para la plataforma), mientras que el Intel empleó una ASUS ROG Strix X299 Gaming-E. Ambas equipaban 32 Gbytes de memoria DDR4 a 3200 MHz en cuádruple canal y una SSD Samsung 960 Pro M.2 a PCIe.

rendimiento AMD Threadripper

El análisis contempló pruebas con benchmark oficiales, aplicaciones profesionales y juegos, los dos segmentos generales hacia donde van enfocadas estas plataformas HEDT. Para obtener una visión de conjunto del mercado computacional, también se añadieron otros procesadores, el segundo de los Threadripper, otros HEDT de Intel de anteriores generaciones, RYZEN y el Core i7-7700K, el más potente de la plataforma “Kaby Lake”. Sin más preámbulos, los resultados:

rendimiento AMD Threadripper

Los resultados están a la vista. El Threadripper 1950X supera al Core i9-7900K en la mayoría de las pruebas, especialmente en las que aprovechan esos 16 núcleos y 32 hilos de procesamiento nativo que ofrece el micro de AMD. Los resultados están más igualados en tareas de simple núcleo. De hecho, el Core i7-7700 hace valer su potencia en instrucciones por ciclo (IPC) y es capaz de batir a ambos con un precio de un tercio de ellos.

Juegos

En el apartado de juegos la situación cambia y el Core i9-7900K tiene mejor comportamiento global que el AMD Threadripper 1950X, especialmente con DX12. Hay que volver a repetir lo que sabemos de las pruebas generaciones anteriores: los juegos no aprovechan la barbaridad de núcleos de procesamiento de los HEDT y de hecho, el Core i7-7700K,  sigue ofreciendo grandes resultados con un precio infinitamente inferior.

Otro dato confirmado derivado de lo anterior. La gráfica sigue mandado especialmente a partir de resoluciones 2K. Y en 4K, olvídate, da igual el procesador que montes (en estos niveles), los resultados con algunos juegos son idénticos como puedes ver en la gráfica del Rise of the Tomb Raider.

Conclusiones

Repetimos. El gran titular es que AMD está de vuelta. Threadripper es una plataforma potente y consistente, alternativa clara a Intel para montar los PCs más potentes del mercado de consumo, por sus enormes mejores sobre los anteriores FX. En rendimiento general no se queda a la zaga de Intel y lo supera en muchas aplicaciones profesionales, algo impensable hasta hace muy poco, si bien en IPC sigue estando por debajo.

Destacar la plataforma AM4 creada por AMD, el socket SP3r2 (LGA 4094) y el chipset X399 que acompaña a los Threadripper. No todo son milisegundos y FPS, y AMD se ha puesto al día en soporte para los últimos estándares y tecnologías, véase el cuádruple canal de memoria, las tres ranuras PCI-Express 3.0 x16 que incorpora y que soporta hasta 64 líneas PCIe para superar a los modelos de Intel con 44, los conectores de 32 Gb/s para soportar las M.2 a PCIe más potentes y un sin fin de puertos SATA-III o USB.

Threadripper necesita de un buen sistema de refrigeración (AMD recomienda líquida) para funcionar y obligada si queremos realizar overclocking. También necesitaremos de una buena fuente de alimentación para alimentar esos 180 vatios que marca su TDP.

Los precios son “competitivos” frente a Intel pero, cuidado, que hablamos de pagar 1.500 dólares solo por el micro y una placa a su altura como la espectacular ASUS utilizada en la prueba.

Para el apartado de juegos qué decirte que no sepas. Personalmente nunca montaría estas plataformas HEDT (ni de AMD ni de Intel) si voy a dedicar el equipos sólo para juegos y no para edición y creación. Es muchísimo más rentable montar un Core i7-7700K (solventísimo) o un RYZEN de gama alta y el enorme ahorro de precio consiguiente aprovecharlo para invertir en gráficas.

Prueba completa y gráficas | Ars Technica

  • Share This