real
time web analytics
Almacenamiento » MuyComputer
[ Almacenamiento ]
Samsung SSD T5 ¿El mejor disco externo y portable del mercado?

Samsung SSD T5 ¿El mejor disco externo y portable del mercado?

Samsung ha presentado el SSD T5 y seguramente se trate de la mejor solución de almacenamiento externa y portable del mercado, atendiendo a su tamaño, capacidad y rendimiento. Sucesor natural de la serie T3 y T1, la solución aprovecha todas las ventajas de SSD en consumo, ruido y rendimiento y lo hace en un tamaño inferior al de una tarjeta de crédito permitiendo llevarla cómodamente a cualquier parte. Así, su tamaño se ha reducido a 74 x 57.3 x 10.5 milímetros para un peso de 51 gramos. Su chasis metálico con exterior en aluminio protege a la unidad de caídas accidentales de hasta 2 metros. El Portable SSD T5 emplea un puerto de última generación USB Type-C que le permite transferencia de datos de hasta 540 Mbytes por segundo utilizando la interfaz USB 3.1, cuatro veces más que la que ofrecen los discos duros externos. Samsung entrega dos cables de conexión para USB Type-C y USB Type A aumentando la compatibilidad. La unidad puede cifrarse con tecnología AES de 256 bits y Samsung la enfoca tanto al mercado profesional (creadores de contenidos, negocios, profesionales de TI...), como a los consumidores en general que requieran “acceso instantáneo y sencillo a sus datos”. El Samsung Portable SSD T5 se ofrece con tres años de garantía, acabados de color en negro o azul y versiones según capacidad de almacenamiento de 250 y 500 GB, 1 y 2 Tbytes. El precio de la serie arranca en los 129 dólares que cuesta la versión con menor capacidad.
0 comentarios2 shares
16/08/2017Juan Ranchal
Samsung anuncia las SSD serie 970 y 980

Samsung anuncia las SSD serie 970 y 980

Samsung ha aprovechado el Flash Memory Summit 2017 que se ha celebrando esta semana en California, para anunciar las nuevas SSD serie 970 y 980 entre otras novedades interesantes en una conferencia que ha confirmado que el almacenamiento sólido y SSD en particular se ha convertido en el gran estándar del almacenamiento mundial por sus múltiples ventajas. Si el uso de SSD se consolida en todos los segmentos de consumo el próximo reto es el apartado profesional, servidores y centros de datos para los que también se han presentado nuevas soluciones. Entre otras, las Micron 9200, las Intel Ruler, las Kingston DCU1000 o las Toshiba BG3. No podría faltar Samsung, el líder mundial de venta de unidades de estado sólido, que ha presentado varias novedades. La más interesante en consumo son las SSD serie 970 y 980 que llegarán en 2018 como renovación de la serie SSD 960, la SSD más rápida del mercado de consumo. Se comercializarán en las versiones actuales "EVO" y "PRO" y seguramente utilicen memorias 3D V-NAND TLC, 3-bit por celda de 64 capas, si bien y dependiendo de la situación del mercado, Samsung podría ser más agresivo empleando el nuevo formato QLC flash de 4 bits que utilizará en la soluciones profesionales. También importantes los avances en densidad, con 2 Tbytes en un simple chip V-NAND. Para poner el dato en perspectiva, el aumento de densidad permitirá instalar 576 Tbytes en un servidor 1U, usando 36 unidades de 16TB. En un rack 2U  la capacidad de almacenamiento instalable superará el Pbyte. Si hasta hace poco los discos duros dominaban en este apartado, las posibilidades de las nuevas generaciones de SSD los dejarán muy atrás. El formato utilizado por estas unidades Z-SSD será NGSFF. Un formato con tamaño de 30 x 11 x 4 mm que veremos en 2018, después de la publicación por el JEDEC de las especificaciones finales. Con estas unidades y todo lo presentado en el Flash Memory Summit 2017, que SSD se convierta en el estándar del almacenamiento también en servidores y centros de datos sólo es cuestión de tiempo.
6 comentarios2 shares
10/08/2017Juan Ranchal
Kingston sorprende con el DCU1000, un SSD que roza los 7 GB por segundo

Kingston sorprende con el DCU1000, un SSD que roza los 7 GB por segundo

La firma Kingston Digital Inc. ha dado la campanada con el anuncio del DCU1000, una solución de almacenamiento SSD con interfaz NVMe y factor de forma U.2 que se perfila como la más rápida de su gama. Estamos ante una unidad de almacenamiento que está dirigida al mercado profesional y que destaca por ser capaz de alcanzar velocidades secuenciales de lectura de 6,8 GB por segundo. Para que os hagáis una idea de lo que supone esto os recordamos que las unidades SSD con interfaz SATA III rondan los 550 MB/s y que incluso las soluciones más avanzadas con interfaz NVMe rondan de media los 3 GB/s. Esto es posible gracias a sus controladoras de ocho canales, que le permiten además registrar unas velocidades de escritura de secuencial de 6 GB por segundo. En lectura y escritura aleatoria 4K el DCU1000 alcanza 1,1 millones de IOPS y hasta 200.000 IOPS respectivamente, aunque en los modelos de menor capacidad las prestaciones son algo inferiores. Kingston ha confirmado que el DCU1000 estará disponible en tres versiones; una con 800 GB, otra con 1,6 TB y otra con 3,2 TB. No han hablado de precios, pero teniendo en cuenta las prestaciones que ofrecen y las capacidades que tienen está claro que son soluciones tope de gama y que no serán económicos precisamente. En el documento PDF que ha publicado Kingston podéis ver las especificaciones concretas de cada modelo, aunque no hay información concreta sobre el tipo de memoria NAND Flash que ha utilizado la compañía en los DCU1000.
4 comentarios1 shares
08/08/2017Isidro Ros
Guía MicroSD: todo lo que debes saber, modelos y precios

Guía MicroSD: todo lo que debes saber, modelos y precios

MicroSD es un dispositivo de almacenamiento externo y extraible tremendamente popular que se extiende por decenas de millones de unidades en múltiples productos profesionales y de consumo. Un formato de memoria flash desarrollada por SanDisk en julio de 2005 y estandarizado por la Asociación de Tarjetas SD. MicroSD es la variante más pequeña en tamaño de la especificación de tarjetas de memoria SD, que incluye estas mismas SD genéricas y las miniSD. Su tamaño reducido a 15×11×1 mm ha permitido incluirlas en todo tipo de dispositivos.  Su lanzamiento coincidió con las explosión de ventas de móviles inteligentes y aunque hoy algunos terminales ya no las soportan, su extensión es masiva y en algunos casos imprescindibles para aumentar la capacidad de almacenamiento interno del propio dispositivo u otros como cámaras fotográficas, tablets, ordenadores, GPS, consolas portátiles y un larguísimo etc. de este medio de almacenamiento externo cuyas principales características te vamos a recordar en este artículo, junto a una selección de modelos con precios actualizados. Formatos microSD Igual que la norma general de tarjetas SD se divide en tres formatos (SD, SDHC y SDXC) las tarjetas microSD se han comercializado en estas variantes. Y es lo primero a valorar en la compra porque no son compatibles con todos los dispositivos, si bien en la actualidad la tercera es la más extendida y utilizada. microSD: La más antigua. Tienen una capacidad de hasta 2 Gbytes y se pueden utilizar en cualquier ranura microSD. microSDHC: Tienen una capacidad superior a los 2 GB y hasta 32 GB. se puede utilizar en dispositivos que soporten SDHC y SDXC. microSDXC: Son las más modernas y la referencia de compra siempre que el dispositivo la soporte porque solo son compatibles con hardware SDXC. Su capacidad varía desde 32 Gbytes a unos impresionantes 2 Tbytes. Es el máximo teórico de la norma, si bien, hasta ahora, el máximo ofertado por la industria es de 512 Gbytes. Rendimiento – Clase Los responsables de la especificación parece que se empeñaron en complicar las cosas y también a la hora de elegir la tarjeta tenemos que tener en cuenta que el rendimiento sea suficiente para el uso al que vamos a destinarla. Afortunadamente es fácil de distinguir a base de unos números insertos en un semicírculo que designan la “Clase”. Debe venir impreso en todas las tarjetas que compremos: Sí conviene conocer que estos números no designan el rendimiento real o máximo sino la velocidad mínima en Megabytes por segundo que en modo escritura es capaz de soportar la tarjeta. Aunque no es lo habitual, técnicamente es posible que la velocidad máxima en lectura de una tarjeta Clase 2 superara a una Clase 4. Para no liarnos, intenta elegir siempre la Clase 10 aunque intenta conocer también la velocidad máxima en lectura. La velocidad mínima en escritura soportada de cada clase es: Clase 2: Al menos 2 MBps. Clase 4: Al menos 4 MBps. Clase 6: Al menos 6 MBps. Clase 10: Al menos 10 MBps. Rendimiento – UHS Complicando la elección aunque mejorando la velocidad del formato ante las necesidades de nuevas aplicaciones como la grabación 4K, la asociación normalizó la interfaz Ultra High Speed (UHS) que mejora la velocidad de datos. Las dos versiones de UHS son UHS-I (con velocidades de bus de hasta 104 Mbps) y UHS-II (hasta 312 Mbps) que definen la velocidad máxima en lectura de la tarjeta. Por ello verás impreso en las tarjetas “I” para UHS-I o “II” para UHS-II. Como las anteriores referidas a la Clase, cada tarjeta que soporte este formato también debe incluir impreso la velocidad mínima en escritura soportada, en este caso los números 1 o 3 inserto en una U, como verás en la imagen: En cuanto a la velocidad mínima en escritura es la siguiente: U1: Al menos 10 MBps. U3: Al menos 30 MBps. Velocidad nominal La mayoría de fabricantes citan la velocidad máxima en modo lectura que sus tarjetas son capaces de alcanzar. Las velocidades se basan en pruebas internas del fabricante por lo que en la mayoría de los casos en prueba real serán algo más discretas. Aún así puede servirte de referencia. Se indica en MB/s y viene indicado en el anuncio publicitario de la tarjeta, en el manual técnico del mismo o en el envoltorio de la tarjeta. No es obligatorio señalar este dato de velocidad como sí lo es el formato y la Clase que vimos arriba. Velocidad relativa Más complicaciones. Algunos fabricantes usaban la velocidad de transferencia original del formato CD (150 KBps) para mostrar la velocidad de la tarjeta. Así, podríamos ver algo como “2x”, 4x” y así sucesivamente. Una “100x” correspondería a una velocidad de 15 MBps. Ya no suelen utilizarse pero por si te topas con alguna que sepas de qué va. Cuidado con las falsificaciones Hace unos años, un ingeniero de SanDisk declaró que una tercera parte de las tarjetas vendidas bajo su marca eran falsificaciones. Cuidado con ello. Las guías de compra en Ebay incluyen una página en la detección de falsificaciones debido a la extensión de estas falsificaciones, que no ofrecen ni la velocidad ni la capacidad prometida. Puedes utilizar aplicaciones como H2testw para Windows o F3 para Mac and Linux, para chequear si una tarjeta es genuina. ¿Que tarjeta microSD adquiero? Hablando de rendimiento dependerá mucho del dispositivo donde vayas a utilizarla y del tipo de aplicaciones a usar. No tiene nada que ver su uso en un GPS donde necesitamos extender el almacenamiento y poco más que en una cámara para grabación de vídeo que sí exige tarjetas más rápidas. La siguiente imagen de Panasonic con recomendación de uso puede darte una idea de las necesidades de grabación de vídeo en distintas calidades hasta llegar al 4K. Hablamos de consumo porque en el mercado profesional se utiliza otro tipo de tarjetas. En cuanto a la capacidad de almacenamiento también dependerá de las necesidades del usuario. Pero este apartado es más sencillo de elegir y la oferta es amplísima. El mínimo actual que ofrece la industria es de 8 Gbytes de capacidad de almacenamiento y ya cuesta encontrarlas. No compres nada inferior si tu dispositivo lo soporta porque no merece la pena por precio y por rendimiento, ya que suelen ser más lentas. Desde los 8 GB tienes capacidades hasta donde necesites, 16, 32, 64 o 128 Gbytes. También las hay con capacidades superiores (hasta 512 GB) pero ya el precio se dispara. Incluso por usuarios que las usan mucho como fotógrafos aficionados, prefieren comprar varias tarjetas de menor tamaño que aparte del coste permiten salvaguardar una parte de las tomas en caso de fallo de la unidad. El coste de las memorias flash ha ido bajando enormemente en los últimos años, si bien, desde el último trimestre de 2016 se ha notado un repunte al igual que en otras soluciones como la RAM o SSD, que dependen de memorias flash/SDRAM/NAND. En cuanto a marcas, todas las grandes del sector ofrecen una gran fiabilidad, velocidades superiores al mínimo establecido y buen soporte, hasta garantía de por vida en los mejores modelos. Otras ofrecen software de recuperación de datos y modelos robustos para mayor protección contra el agua, el polvo o los rayos X de aeropuertos. Todas incluyen un adaptador para utilizarlas en ranuras SD como las que disponemos en ordenadores personales e incluso conectarlas a puertos USB. Oferta MicroSD (julio 2017) La oferta es muy amplia y los precios asequibles en capacidades hasta 64 GB, si bien, han subido en los últimos meses como mencionábamos. SanDisk Ultra 32 GB – Tarjeta Micro SDHC con adaptador SD, 80 MB/s, UHS-I, Clase 10, por 13 euros. SanDisk Ultra 64 GB – Tarjeta Micro SDHC con adaptador SD, 80 MB/s, UHS-I, Clase 10, por 26 euros. SanDisk Ultra 128 GB – Tarjeta Micro SDHC con adaptador SD, 80 MB/s, UHS-I, Clase 10, por 45 euros. Samsung Evo 32 GB – Tarjeta micro SDHC, UHS -I Grade 1, Clase 10, con adaptador SD, por 16 euros. Samsung Evo 64 GB – Tarjeta micro SDHC, UHS -I Grade 1, Clase 10, con adaptador SD, por 26 euros. Samsung Evo 128 GB – Tarjeta micro SDHC, UHS -I Grade 1, Clase 10, con adaptador SD, por 56 euros. Toshiba EXCERIA M302-EA 32 GB – Tarjeta de memoria MicroSDXC UHS-I Clase 10, por 17 euros. Toshiba EXCERIA M302-EA 64 GB – Tarjeta de memoria MicroSDXC UHS-I Clase 10, por 24 euros. Toshiba EXCERIA M302-EA 128 GB – Tarjeta de memoria MicroSDXC UHS-I Clase 10, por 49 euros. Kingston SDCA3 32 GB – Tarjeta de memoria microSDHC/SDXC UHS-I U3, 90R/80 W, SDCA3, por 15 euros. Kingston SDCA3 64 GB – Tarjeta de memoria microSDHC/SDXC UHS-I U3, 90R/80 W, SDCA3, por 32 euros. Kingston SDCA3 128GB – Tarjeta de memoria microSDHC/SDXC UHS-I U3, 90R/80 W, SDCA3, por 84 euros. Lexar Professional 32 GB – Tarjeta de memoria 1800x microSDXC UHS-II de 32 GB (USB 3.0 con adaptador, incluye lector de tarjeta), por 57 euros. Lexar Professional 64 GB – Tarjeta de memoria 1800x microSDXC UHS-II de 64 GB (USB 3.0 con adaptador, incluye lector de tarjeta), por 127 euros. Lexar Professional 128 GB – Tarjeta de memoria 1800x microSDXC UHS-II de 128 GB (USB 3.0 con adaptador, incluye lector de tarjeta), por 199 euros.
12 comentarios103 shares
24/07/2017Juan Ranchal
¿Por qué debes usar varias particiones en tu unidad de almacenamiento?

¿Por qué debes usar varias particiones en tu unidad de almacenamiento?

Una partición de disco es la denominación que recibe las divisiones de una unidad de almacenamiento informático sea un disco duro, una SSD o un sistema RAID. Es una manera de dividir un disco duro (o clasificarlos cuando tenemos varios de ellos instalados) en una serie de discos lógicos y decirle al sistema operativo que los maneje de forma independiente, cada uno con su propio sistema de archivos. En sistemas Windows, al que dedicamos esta entrada, las particiones están identificadas con una letra seguida por dos puntos. En otros sistemas como Linux y UNIX, es común emplear directamente varias particiones para archivos, datos de usuario y para memoria virtual temporal. Cuando compramos un ordenador nuevo con Windows lo más probable es que tenga una sola partición “C:” que ocupa todo el espacio del disco. Algunos fabricantes añaden pequeñas particiones para recuperación del sistema y otras pero que no están destinadas al manejo del usuario. Puedes revisar las que tienes instaladas a través de “Mi PC”, el explorador de archivos o a través del administrador de discos que es precisamente donde se pueden crear o gestionar estas particiones. También se incluyen -en su caso- letras de unidades adicionales para discos ópticos, ubicaciones de red o medios de almacenamiento extraíbles, cuyas unidades se van creando a medida que las insertamos en el equipo. Porqué usar varias particiones Las particiones son usadas habitualmente por usuarios medios y avanzados pero son un aspecto bastante desconocido para el gran público. Hoy te mostramos un acercamiento a ellas comentando algunas razones poderosas que aconsejan su uso: Salvaguardar tus datos en caso de fallos del sistema Si el sistema operativo falla por cualquier causa (controladores, aplicaciones o virus) es probable que no puedas acceder a la unidad ni realizar una restauración del mismo. Contar al menos con dos particiones, una para el sistema y otra para los datos, te asegura que un fallo del sistema no afectará a tus archivos personales. De la misma manera, si tenemos que volver a instalar desde cero el sistema operativo, solo tendremos que formatear su partición, manteniendo a salvo las particiones adicionales que tengamos creadas para nuestras copias de seguridad y archivos personales. Instalar varios sistemas operativos La mayoría de sistemas operativos obliga a instalarlos en sus propias particiones primarias. En este escenario, contar con varias particiones separadas es obligatorio. Además, puedes crear terceras particiones para compartir archivos entre los distintos sistemas si usan distintos sistemas de archivos. Rendimiento mejorado Los discos duros actuales (6, 8 o 10 TB) ofrecen una enorme capacidad de almacenamiento pero obligan a las cabezas lectoras a un mayor recorrido. Con ello, dividir el disco en varias particiones te asegura un menor retraso en el reposicionamiento de los datos y un mejor rendimiento. No es elevado, pero todo suma. Mejor mantenimiento Contar con varias particiones facilita el mantenimiento del disco duro, la comprobación de errores o la optimización y desfragmentación de las unidades. También acelera la búsqueda de los archivos. Mayor facilidad en la organización Contar con varias particiones de disco facilita la organización personal. En la imagen de arriba, verás como el sistema de almacenamiento está dividido en la partición C: para el sistema, D: para instalación de aplicaciones y juegos, y E: para copias de seguridad, documentos, fotos, música o vídeo. Las posibilidades son casi ilimitadas y mejoran la organización frente a una única partición. Gestionar particiones Aunque varios desarrolladores especializados ofrecen aplicaciones dedicadas a la gestión de las particiones (ejemplo Partition Manager de Paragon), los sistemas Windows tienen su propia herramienta nativa que es suficiente para empezar. Su gestión se realiza “Panel de control-Herramientas administrativas-Administración de equipos-Administración de discos”: Sus posibilidades van desde la creación de particiones adicionales (siempre que contemos con el suficiente espacio); reducir el tamaño de cada una de ellas para hacerlo posible; formatearlas; cambiar la letra de acceso y ruta a la unidad o formatearla para limpieza completa. Por supuesto, se trata de una herramienta avanzada en la que se debe conocer exactamente lo que se pretende realizar antes de tocar nada para que su gestión no termine en desastre, pero como hemos visto su uso facilita la seguridad de datos, el mantenimiento, el rendimiento y la organización de los archivos en las unidades de almacenamiento de nuestro oprdenador personal.
20 comentarios196 shares
10/07/2017Juan Ranchal
El gobierno aprueba el nuevo Canon Digital, todo lo que debes saber

El gobierno aprueba el nuevo Canon Digital, todo lo que debes saber

Ya os contamos en su momento que el gobierno estaba preparando el nuevo Canon Digital como respuesta a la anulación del que estaba vigente anteriormente, y justo ayer fue aprobado de forma definitiva. Está claro que el gobierno quiere seguir haciendo caja con el argumento del pago de una cantidad concreta como compensación a los autores por el derecho de copia privada, pero en el nuevo Canon Digital han tenido que hacer "malabares" para cumplir con la jurisprudencia del Tribunal de Justicia Europeo. Es comprensible, ya que si hubieran vuelto a desarrollar un Canon Digital que fuese en contra de aquella habría sido tumbado una vez más, y así ocurriría hasta que lograsen darle una estructura acorde a la normativa comunitaria. ¿Y cómo lo han logrado? Pues introduciendo un sistema de excepción y reembolso, a través del cual  se dice textualmente: "[...] exceptúa del pago a las personas físicas y jurídicas que justifiquen el destino profesional de los equipos y soportes adquiridos, y a las entidades integrantes del sector público". Lo dicho arriba significa que las empresas privadas, los profesionales y los organismos y entidades públicas no tendrán que pagar el nuevo Canon Digital siempre que justifiquen que los equipos sujetos al mismo van a tener un uso profesional (trabajo). Para los que actúen como consumidores está abierta la posibilidad de solicitar una devolución, pero se debe justificar también que vamos a dar un uso profesional al equipo de forma única y exclusiva, es decir que no lo utilizaremos para otro fin. Es una vía complicada y más limitada así que estoy seguro de que va a tener un grado de utilización muy bajo, ya que el consumidor preferirá perder una pequeña cantidad de dinero por el pago del Canon Digital que asumir los costes de una reclamación de devolución. ¿Cómo y cuánto pagaremos por el nuevo Canon Digital? Se mantiene el sistema anterior ya que por mucho que digan al final se acabará repercutiendo el coste del mismo a los consumidores. De esta forma al adquirir un producto afectado por el nuevo Canon Digital tendremos que pagar el precio del mismo y añadir el coste de aquél. En definitiva viene a ser el "mismo perro con distinto collar", ya que la carga recae una vez más sobre los consumidores. Antes de terminar os dejamos un listado con los productos que han sido incluidos de momento en el nuevo Canon Digital y las cantidades a pagar que lleva aparejada cada unidad del mismo, aunque debéis tener en cuenta que no es una lista definitiva y que por tanto podría ser modificada más adelante. Grabadoras de discos: 0,33 euros. Grabadoras de discos específicos: 1,86 euros. Impresoras multifunción: 5,25 euros. Impresoras monofunción: 4,50 euros. Discos de una sola grabación: 0,08 euros. Discos que se pueden grabar varias veces: 0,10 euros. Discos versátiles no regrabables: 0,21 euros. Discos versátiles regrabables: 0,28 euros. Memorias USB y asimilados: 0,24 euros. Tablets y dispositivos móviles con pantalla táctil: 3,15 euros. Teléfonos móviles: 1,10 euros. Discos duros externos: 6,45 euros. Discos duros internos: 5,45 euros. Más información: Boletín Oficial del Estado.
13 comentarios84 shares
04/07/2017Isidro Ros
SSD Samsung 850 Pro de 256 GB “muere” tras 9,1 PB de escritura

SSD Samsung 850 Pro de 256 GB “muere” tras 9,1 PB de escritura

Una prueba de resistencia a ciclos continuados de escritura realizada con los SSDs OCZ TR150, Crucial BX 200, Samsung 750 Evo, Samsung 850 Pro, SanDisk Extreme Pro y SanDisk Ultra II nos ha dado una sorpresa enorme, ya que el antepenúltimo se ha convertido en el ganador indiscutible, y de qué manera. El SSD Samsung 850 Pro de 256 GB que utilizaron tiene una vida útil de 150 TB en las especificaciones oficiales que lista el gigante coreano. Esto quiere decir que en teoría la unidad es capaz de grabar datos hasta alcanzar dicha cifra sin mostrar errores o fallos críticos. Hasta aquí todo normal, pero como adelantamos en el título dicho SSD ha sido capaz de mantenerse sin problemas hasta llegar a los 9.100 TB escritos, lo que equivale a 9,1 PB (petabytes) o 9.100.000 GB (gigabytes). Es una cifra tan impresionante que en teoría ha batido todos los récords de durabilidad y resistencia que se han realizado hasta la fecha con este tipo de dispositivos. Por si todavía no termináis de entender lo que supone os diré que el Crucial BX 200 dejó de funcionar tras 187 TB escritos (el fabricante lista 80 TB) y que incluso el SanDisk Extreme Pro no logró superar los 2.200 TB. Más allá de los buenos resultados logrados por el Samsung 850 Pro podemos sacar en claro una conclusión muy interesante, y es que la mayoría de los SSDs que se fabrican actualmente presentan un ciclo de vida superior al que listan los fabricantes, siempre que los tengamos debidamente protegidos de fallos eléctricos y subidas y bajas de tensión. En este sentido contar con un SAI (sistema de alimentación ininterrumpida) puede ser un auténtico salvavidas, y no sólo para el SSD sino también para nuestro equipo. Más información: TechPowerUP!
8 comentarios121 shares
28/06/2017Isidro Ros
Guía SSD: todo lo que debes saber, modelos y precios (Junio 2017)

Guía SSD: todo lo que debes saber, modelos y precios (Junio 2017)

[Última actualización] Junio 2017 SSD es uno de los componentes más interesantes que hoy en día un usuario debe valorar en la compra de un equipo informático nuevo o en la actualización de un equipo existente, sea reemplazando el disco duro en un portátil o instalando una SSD junto a él en un ordenador de sobremesa. Las ventajas de estas unidades de estado sólido sobre los discos duros son variadas, especialmente un rendimiento muy superior en tiempos de acceso, arranque del sistema operativo, en la apertura de aplicaciones o en transferencia de datos. Basadas en memorias NAND flash, la ausencia de partes móviles de una SSD también le otorgan otras ventajas, en ruido, emisión calorífica o consumo. La mejora de su robustez y resistencia a fallos ha sido otra constante y las últimas generaciones se acercan al tiempo medio entre fallos (MTBF) que ofrece un disco duro de consumo. La llegada al mercado de nuevos formatos aún más interesantes que los clásicos conectados a la interfaz SATA y la rebaja de precio constante que ha venido registrando el sector hasta 2016, ha añadido atractivos adicionales para convertir a SSD en el componente recomendado para almacenamiento masivo. Hoy repasamos todo lo que un usuario debería conocer de estas unidades y actualizamos la guía de compra con los modelos más interesantes en rendimiento/precio. Formatos El formato más popular y versátil es el que utiliza el estándar de 2,5 pulgadas (igual que los discos duros). Si lo vas a montar en un ordenador portátil solo tienes que asegurarte que su altura sea soportada, porque existen unidades de 9,5 mm y 7 mm. Para ordenadores de sobremesa, te sirven todos los existentes. Puedes utilizarlos tal y como se entregan aunque lo ideal es comprar un adaptador a 3,5 pulgadas para un mejor montaje en una torre de PC. El segundo formato más importante a valorar es el denominado M.2. Destinado a sustituir a los mSATA, sus ventajas en tamaño, peso y consumo sobre los que usan el estándar de 2,5 pulgadas, son enormes y se pueden utilizar en portátiles o sobremesa. También mejora en rendimiento dependiendo de la interfaz utilizada como luego veremos. Entre sus desventajas, podemos citar un mayor coste y menos versatilidad ya que no todas las placas base lo soportan. Un tercer formato que podemos encontrar para equipos de sobremesa es el de tipo tarjeta pinchada directamente en un slot PCI de la placa base. En este formato se incluyen las unidades que montan sus chips directamente en la tarjeta o si ésta se utiliza como accesorios para poder montar las M.2 anteriores en placas que no tengan un conector especializado. Rendimiento – Buses de conexión Otro elemento distintivo a la hora de comprar una SSD es su bus de conexión. Las unidades de 2.5 pulgadas se conectan a la interfaz SATA (no compres nada que no soporte SATA-III – 6 Gbps), mientras que M.2 se pueden conectar a SATA o a PCIe. Son éstas últimas las más extendidas y las que marcan la diferencia en rendimiento. La interfaz utilizada termina redundando en un mayor rendimiento y es una de las principales ventajas de las SSD. Cuando reemplaces un disco duro verás como tu portátil “vuelve a la vida” en tiempos de arranque, apertura de aplicaciones, transferencia de archivos y en rendimiento general de la máquina. Sin embargo, no todas las SSD ofrecen el mismo rendimiento incluso bajo el mismo bus de conexión, derivado de las memorias utilizadas y especialmente de su controlador. El usuario que compre hoy un SSD, no debería conformarse con menos de una unidad que no alcance los 500 Mbytes por segundo sobre SATA en velocidades de transferencia de datos tanto en lectura como en escritura. Hay SSDs muy baratas que rebajan este dato especialmente en escritura. Evítalas, no merecen la pena. Las M.2 que utilizan PCIe son las unidades más rápidas que vas a encontrar en almacenamiento sólido de consumo. Utilizan la interfaz nativa PCI-e para disparar su rendimiento hasta un máximo teórico que llega a multiplicar por cinco el de las unidades de estado sólido conectadas a SATA. Aunque en sus inicios su precio era prohibitivo para el gran consumo, las distancias frente a SATA se están reduciendo y por ellas pasan el futuro del almacenamiento en PC. A destacar que las nuevas generaciones de SSD M.2 PCIe soportan el estándar NVM Express, diseñada desde cero aprovechando la baja latencia y el paralelismo de los SSD PCI Express, ofrecen un rendimiento espectacular, convierten la unidad en arrancable, permitiendo prescindir completamente de otras unidades de almacenamiento, como los discos duros. Si vas a comprar este tipo de SSDs para reemplazar por completo disco duros, asegúrate que tu placa soporta o puede ser actualizada para soportar el protocolo NVM y convertir la unidad en arrancable. De lo contrario, no podrás utilizarla como unidad principal para instalar en ella el sistema operativo. Capacidad Hay una diferencia importante entre la forma que manejan los datos una SSD y un HDD. Una SSD escribe datos en trozos llamadas “páginas”. Un grupo de páginas se denomina un bloque y con el fin de escribir nuevos datos en un bloque ocupado, todo el bloque tiene que ser borrado primero. Para evitar la pérdida de datos, toda la información que existe en el bloque primero debe ser trasladado a otro lugar antes de que el bloque se puede borrar. Una vez que los datos se mueven y el bloque se borra, sólo entonces se pueden escribir. Este proceso es casi instantáneo pero requiere espacio libre vacío para que funcione correctamente. Si no hay suficiente espacio libre el proceso pierde eficiencia y se ralentiza. Comentamos este apartado técnico porque afecta a la capacidad cuando realizamos la compra de una SSD. Para lograr su máxima eficiencia deberíamos dejar libre aproximadamente un 20 por ciento de la unidad. De ahí que -actualmente- recomendemos la compra de una unidad de al menos 250 Gbytes si la queremos instalar en un ordenador portátil para reemplazar el disco duro instalado. Evitaríamos las unidades de 128 y 64 Gbytes, exceptuando si el presupuesto es crítico. En un PC de sobremesa las necesidades de capacidad de almacenamiento son mayores tanto si reemplazamos todos los discos duros (caro pero más efectivo) como si hacemos convivir la SSD (como primera unidad de arranque para el sistema y aplicaciones) con el/los discos duros instalados. Montar una SSD de baja capacidad y precio que funcione junto al disco duro es una buena opción para no gastar demasiado. Si tu presupuesto es más amplio y quieres lo mejor, puedes apostar totalmente por SSD. Unidades con 1, 2 y 4 Tbytes son ya comunes; Fixstars tiene a la venta modelos con 6 Tbytes; SanDisk o Samsung comercializarán unidades de 8 Tbytes este año, lo mismo que Intel de la mano de Micron ofertará modelos con 10 Tbytes. Resistencia y Longevidad A pesar de sus componentes mecánicos, los discos duros siguen siendo “norma y seña” en cuanto a resistencia de unidades de almacenamiento y de ahí su uso masivo en servidores y centros de datos 24/7 donde prima la fiabilidad por encima de todo. Además, requieren pruebas y certificaciones que pueden durar meses y por ello la entrada de SSDs ha sido hasta ahora tímida. A diferencia de los discos duros, las SSD no tienen partes móviles lo que les otorgan una gran ventaja en cuanto a imposibilidad de fallo mecánico. Por contra, los SSD son más propensos a fallos de energía eléctrica mientras que la unidad esté en funcionamiento, provocando corrupción de datos o incluso el fallo total de los dispositivos. Además, los bloques de memoria en un SSD tienen un número limitado de operaciones de escritura. Afortunadamente, las nuevas generaciones han mejorado muchísimo en fiabilidad. Todas las SSD incluyen células de memoria adicionales libres para cuando las otras fallen no perder capacidad, reasignando sectores dañados. Los fabricantes ofrecen 3, 5 o hasta 10 años de garantía y la vida media oficial de una SSD se estima entre 5 o 7 años. Últimas pruebas de resistencia han confirmado este aumento de fiabilidad con algunas series de unidades sobreviviendo después de soportar una prueba masiva de escritura por encima de los 2 petabytes. Una cantidad de datos enorme que un usuario en condiciones reales (normales de uso) tardaría decenas de años en completar. En las últimas generaciones de SSD, los fabricantes están apostando por las memorias flash NAND TLC, triple nivel por celda. Esta tecnología aumenta la densidad de almacenamiento y rebaja costes, pero reduce la resistencia de formatos anteriores como MLC y especialmente SLC, Single-Layer Cell que solo almacena un bit por celda y que ya no verás en el mercado de consumo. Compra SSD - Modelos y Precios Una vez conocido todo lo anterior (que no es poco) nos vamos de compra. Aunque no es el motivo de esta guía, tendríamos mucho que tratar sobre el controlador utilizado, la caché, el fabricante de la memoria, su tipo o el sistema de fabricación que veíamos en el párrafo anterior. Baste conocer que cualquiera de los grandes fabricantes (Samsung, Kingston, OCZ (Toshiba), SanDisk (WD), Crucial…) nos van a ofrecer modelos interesantes y variados en rendimiento y capacidad. En cuanto al precio, destacar que han subido (en general) respecto a 2016, aunque en el último mes hemos visto que el aumento se ha controlado e incluso algunas series se venden a un precio más económico. Lo habíamos adelantado: el aumento de la demanda de memorias flash ha sido constante y no solo para PC, sino por el aumento en móviles inteligentes y otros segmentos. Con ello, el precio de SSD ha roto una tendencia a la baja que parecía no tener fin, a medida que lo hacía el coste de las memorias flash NAND, el componente base y más caro para fabricar estas unidades de estado sólido. Los analistas creen que los precios seguirán subiendo más hasta finales de año. Hablamos siempre de media del sector porque algunos modelos han bajado de precio. Si estás dispuesto para la compra, te ofrecemos una selección de la oferta actual de unidades de estado sólido, con diferentes capacidades. Los separamos por formatos entre las SATA y M.2-PCIe que hemos visto en el artículo. No te vas a equivocar; hay muchísima oferta de todos los fabricantes. SSD SATA Samsung EVO 850. Es el modelo más vendido del líder del sector de las SSD. La versión de 250 GB es la más rentable en precio por GB y acaba de bajar de precio: 88 euros). La versión de 500 GB cuesta 151 euros, mientras que si necesitas mayor capacidad, la versión de 1 TB cuesta por 323 euros. Tienes también versiones superiores con 2 y 4 Tbytes, aunque en estas capacidades el precio sube bastante. Kingston SSDNow UV400. Serie de otro fabricante de garantía en unidades de estado sólido. Tienes variantes de 240 GB por 85 euros, 480 GB por 154 euros y una versión con 960 GB por 293 euros. SanDisk SSD Plus. Otra de las grandes del sector, adquirida por WD, con una serie de consumo que ofrece versiones de 240 GB por 82 euros, 480 GB por 149 euros y la versión de 960 GB por 307 euros. OCZ TR150. Recuperada con la compra de Toshiba, monta memorias del fabricante japonés (de lo mejor del sector) y ofrece unidades de 480 GB por 168 euros y versión de 960 GB por 288 euros. Crucial MX300. Muestra de integradores que trabajan con memorias externas, en este caso de Micron, ofreciendo unidades en capacidades de 275 GB por 90 euros; 525 GB por 151 euros y de 1 TB por 284 euros. SSD M.2 – PCIe Samsung 960 EVO. Aterrizó hace un par de meses en el mercado, pero va a marcar un antes y un después, al ofrecer un rendimiento desconocido en almacenamiento de consumo: 3.200 Mbytes por segundo en modo lectura. Ha bajado de precio y la unidad de 250 GB se vende por 141 euros, el modelo de 500 GB cuesta 247 euros y la versión de 1 Tbyte, 457 euros. WD Black PCIe SSD. Otra de las novedades este año es una unidad de estado sólido del líder de discos duros con 2050 MB/s en lectura. Con 256 Gbytes cuesta 121 euros y con 512 GB por 221 euros. Toshiba OCZ RD400. Toshiba ofrece un modelo MLC NAND con memorias propias de 15 nanómetros y un rendimiento estratosférico: hasta 2.600 MB / s y 1.600 MB / s. La variante de 256 GB cuesta 193 euros, mientras que la de 512 GB cuesta 303 euros. Kingston HyperX Predator. Otra de las series de M.2 recomendables con velocidades de hasta 1400 MB/s en lectura y 1000 MB/s de escritura. Ofrece un adaptador HHHL opcional para pincharlo en slot PCI si no tiene un conector M.2 dedicado. La versión de 240 Gbytes cuesta 186 euros y la versión de 480 GB tiene un precio de 342 euros. Intel SSD 750 Series - Unidad en formato de tarjeta pinchada a slot PCIe con 400 Gbytes de capacidad (MLC, HHHL AIC, PCIe 3.0 X 4). Más enfocada a estaciones de trabajo cuesta 367 euros. Samsung 960 PRO. Quizá la SSD más avanzada del mercado y la más rápida: 3500 MB/seg en lectura. La unidad de 512 GB ha bajado de precio hasta 323 euros,  mientras que el modelo de 1 TB cuesta 594 euros.
24 comentarios171 shares
30/04/2017Juan Ranchal
Nuestros lectores hablan, ¿unidad SSD para almacenamiento o HDD?

Nuestros lectores hablan, ¿unidad SSD para almacenamiento o HDD?

Abrimos el jueves con un nuevo artículo dedicado a vosotros. Hemos hablado de núcleos, de resolución de pantalla y hoy os invitamos a que nos contéis qué tipo de solución o soluciones utilizáis para almacenamiento en vuestro equipo. Con la bajada de precios que experimentaron los SSDs durante los últimos años éstos se convirtieron en una solución muy popular, ya que quedaron al alcance de la mayoría de los usuarios y era posible comprar unidades con una capacidad aceptable a un precio asequible. Sin embargo todavía ofrecen una relación gigabyte-euro demasiado floja en comparación con los discos duros convencionales, así que muchos usuarios siguen apostando por éstos como sistemas para almacenamiento masivo, sobre todo en sistemas donde se instalan aplicaciones pesadas (como juegos) o se almacenan grandes cantidades de contenidos multimedia. Como de costumbre abro el debate con mi configuración. En mi equipo personal tengo un SSD de 500 GB bajo interfaz SATA III como unidad principal y un HDD híbrido de 2 TB con 8 GB de NAND Flash como caché. En el portátil utilizo un SSD de 500 GB también bajo interfaz SATA III como unidad principal y un HDD de 1 TB a 5.400 RPM como unidad secundaria. Tengo claro que tirar de SSD y HDD en configuraciones duales es una buena opción, ya que permite disfrutar de lo mejor de los dos mundos con un coste controlado. Y vosotros, ¿qué configuración utilizáis para almacenamiento?
26 comentarios159 shares
13/04/2017Isidro Ros
Intel comercializa sus primeras memorias Optane para consumo

Intel comercializa sus primeras memorias Optane para consumo

Intel está comercializando sus primeras memorias Optane para el mercado de consumo. Una solución de caché con potencial para mejorar el rendimiento de cualquier dispositivo, aplicación o servicio que se beneficie de un rápido acceso a grandes conjuntos de datos. Como sabes, Intel Optane es un conjunto de soluciones de estado sólido con memorias 3D X Point, la primera categoría de memoria no-volátil desde el lanzamiento de flash NAND en 1989. 3D XPoint ha sido desarrollada desde cero por Intel y Micron, combinando las ventajas de rendimiento, densidad, energía, no volatilidad y coste de todas las tecnologías de memoria disponibles en el mercado. Así, después del lanzamiento de la Intel® Optane™ SSD P4800X para centros de datos, el gigante del chip estrena sus memorias Optane en el mercado de consumo. Intel las llama "memorias" aunque en realidad son módulos que se sitúan a medio camino entre la unidad de almacenamiento y la memoria DRAM del sistema, actuando como una unidad rápida de caché. Las memorias Optane utilizan un factor de forma M.2 y una interfaz PCIe NVMe 3.0 x2 para ofrecer un gran rendimiento, con velocidades de transferencia de datos de hasta 1350 / 290 Mbytes por segundo en lectura/escritura secuencial. En la práctica, las memorias Optane pretenden acelerar el rendimiento del equipo de manera asequible. Según Intel, si instalamos este tipo de memorias en nuestro PC obtendremos: Reducir a la mitad el tiempo de arranque del PC Aumentar el rendimiento del almacenamiento hasta 14 veces Aumentar el rendimiento general un 28% Inicio de aplicaciones más rápido (por ejemplo, Outlook puede cargar hasta 6 veces más rápido) La búsqueda de archivos es cuatro veces más rápida Memorias Optane - disponibilidad y precio Este tipo de memorias tienen un nicho limitado ya que solo funcionan con procesadores Intel “Kaby Lake”, sistema operativo Windows 10 de 64 bits. el mencionado slot M.2 2280 y una BIOS que soporte la tecnología Intel Rapid Storage 15.5. Recalcar que funcionan como caché, no pueden utilizarse para instalar en ellas el sistema operativo. Estarán disponibles a partir del 24 de abril en módulos de 16 GB por 44 dólares y 32 GB con un coste de 77 dólares. El precio es económico y puede ser adecuado para acelerar el rendimiento de un PC de sobremesa con disco duro, aprovechando las ventajas de capacidad de éste y el rendimiento de una unidad de estado sólido. Suponemos que Intel utilizará esta tecnología para comercializar otras soluciones de estado sólido. Sí está confirmado que se comercializarán soluciones similares para portátiles. Más información | Movilidad Profesional
11 comentarios296 shares
29/03/2017Juan Ranchal
¿Ha cumplido 3D XPoint con las expectativas? Un pequeño vistazo

¿Ha cumplido 3D XPoint con las expectativas? Un pequeño vistazo

Hace más de un año y medio tuvimos ocasión de hablaros de 3D XPoint, un tipo de memoria con la que Intel buscaba ofrecer una alternativa superior al almacenamiento basado en NAND Flash, que fuese capaz de unir lo mejor de aquella y de la memoria RAM convencional. La idea y todos los datos que se pusieron sobre la mesa eran simplemente increíbles. Se llegó a hablar de una resistencia (vida útil) que podría superar hasta en 1.000 veces a la memoria NAND Flash, ofreciendo al mismo tiempo una densidad diez veces mayor y unas velocidades mucho mayores. Con esa información las expectativas quedaron por las nubes, una realidad que obligó a Intel a matizar que se trataba de un proyecto a largo plazo y que las primeras unidades basadas en esa nueva memoria, conocidas como "Intel Optane", llegarían con unas prestaciones muy buenas pero mucho más modestas. En este artículo tuvimos ocasión de ver un anticipo con las bondades de la primera hornada de soluciones basadas en 3D XPoint, y se ha confirmado que Intel está preparando un encuentro con los medios especializados para el próximo 15 de marzo donde hablarán sobre esa tecnología. El caso es que algunas fuentes han cuestionado el estado y las posibilidades reales de la tecnología 3D XPoint, y han llegado a asegurar que las expectativas que se han creado alrededor de ella han sido demasiado exageradas. Una de esas fuentes es Semiaccurate, donde han llegado a afirmar que las primeras unidades de prueba que fueron suministradas no eran totalmente funcionales y tenían una durabilidad muy reducida, y también han puntualizado que desde entonces el proyecto no ha avanzado a buen ritmo. De momento no hay información nueva que podamos considerar como oficial, así que no nos queda otra que esperar a ver qué anuncia Intel en ese evento especial. Con todo debemos recordar que el gigante del chip ya ha empezado a mover ficha y ha publicado una gran cantidad de información sobre las soluciones Optane.
1 comentario29 shares
13/03/2017Isidro Ros
Smartphones con 512 GB de almacenamiento ultrarrápido en 2018

Smartphones con 512 GB de almacenamiento ultrarrápido en 2018

La tecnología UFS (Universal Flash Storage) sigue evolucionando y según las últimas informaciones en 2018 dará vida a smartphones con 512 GB de capacidad de almacenamiento, que además será muy rápido. ¿Cuánto es muy rápido? Antes de nada debemos puntualizar que cuando hablamos de smartphones y capacidad de almacenamiento nos referimos a algo que no llega al nivel de los SSDs, lo cual es totalmente comprensible dado el tamaño que tienen las soluciones UFS y aquellos. Para que se entienda mejor el salto de velocidad vamos a ilustrarlo con un ejemplo. Actualmente las soluciones UFS consiguen unos 19.000 y 14.000 IOPS en lectura y escritura aleatoria, cifra que se elevará hasta los 50.000 y 40.000 IOPS en 2018. El salto es muy grande como podemos apreciar, y contribuirá a mejorar no sólo la capacidad total de almacenamiento, sino también las velocidades de lectura y escritura, lo que se traduce en una mejor experiencia de uso en general. Hoy por hoy la mayoría de los smartphones que no son considerados como tope de gama utilizan almacenamiento eMMC 5.1, una solución que consigue unos valores medios de 13.000 y 11.000 IOPS en lectura y escritura aleatoria, cifras que como vemos quedan por debajo de lo que puede ofrecer el estándar UFS 2.1. A lo largo del próximo año dicho estándar irá teniendo una mayor extensión y estará presente en un mayor número de smartphones de gama alta, pero no desplazará totalmente a la tecnología eMMC, que seguirá "en activo" durante al menos otros cinco años. Las primeras unidades UFS 2.1 ya han empezado a llegar a algunos OEMs, aunque la producción en masa no dará comienzo hasta finales de este mismo año. Una excelente noticia, aunque eso sí, nos quedamos con una duda importante, el precio que podría acabar teniendo un tope de gama de próxima generación con 512 GB de capacidad de almacenamiento UFS 2.1. Más información: PhoneArena.
5 comentarios65 shares
09/03/2017Isidro Ros
IBM logra almacenar datos en átomos invidualizados

IBM logra almacenar datos en átomos invidualizados

Investigadores de IBM en colaboración con el Instituto Federal de  Tecnología de Suiza han conseguido un auténtico hito al almacenar datos en átomos individuales, dando forma a un sistema que utiliza dichos átomos como bits. Por si alguien no lo sabe aclaramos desde ya que el átomo es la unidad más pequeña de la materia con la que el ser humano puede trabajar de manera "relativamente cómoda". Actualmente los discos duros convencionales necesitan unos 100.000 átomos para poder almacenar un bit, un número que contrasta enormemente con el avance que han conseguido los investigadores al introducir una equivalencia de un bit por cada átomo. ¿Cómo ha sido esto posible? La clave detrás de todo el proceso la tenemos en el holmio, un elemento químico metálico de tipo paramagnético (puede alinearse a un campo magnético) que ha permitido a los investigadores encajar y mantener de forma estable datos en un único átomo. El proceso fue todo un éxito, ya que ese bit almacenado en un átomo pudo leerse como cero y uno, y además fue posible reescribir los datos de cada átomo. En el documento completo donde profundizan en su descubrimiento podemos leer lo siguiente: "La alta estabilidad magnética del holmio combinada con lecturas y escrituras eléctricas muestra que la memoria magnética de átomo único es totalmente posible". Sin duda un avance muy importante que podría facilitar la llegada de soluciones de almacenamiento con mayor capacidad y un tamaño mínimo, algo que podemos entender de forma sencilla con sólo repasar el dato comparativo que os dimos en el tercer párrafo del artículo. Con todo debemos tener en cuenta que aunque es un logro impresionante y tiene un gran potencial de momento es algo limitado a pruebas de laboratorio, lo que significa que se encuentra en un estado muy temprano y que tiene mucho camino por recorrer.
1 comentario216 shares
09/03/2017Isidro Ros
PNY presenta su gama de SSDs CS1311b basados en SATA III

PNY presenta su gama de SSDs CS1311b basados en SATA III

La firma PNY ha presentado en sociedad su gama de SSDs CS1311b, un nombre nada comercial bajo el que se agrupan dos versiones diferentes que comparten formato de 2,5 pulgadas y tipo de memoria NAND Flash, aunque difieren en capacidad y en velocidad. Ambas utilizan memoria 3D TLC-NAND Flash, capaz de almacenar tres bits por celda, y tienen una capacidad de 128 GB y 256 GB. El primer modelo registra unas velocidades de lectura y escritura secuencial de 510 MB/s y 410 MB/s, mientras que el segundo llega a los 560 MB/s y 510 MB/s. Revisando los datos de rendimiento en lectura y escritura aleatoria nos encontramos con 42.000 IOPS y 82.000 IOPS respectivamente en el modelo de 128 GB, y 80.000 IOPS y 81.000 IOPS en el modelo de 256 GB. Los dos tienen una garantía de tres años por parte del fabricante y vienen con el software Acronis True Image, lo que nos facilita el proceso de actualización y de transferencia de datos desde unidades de almacenamiento antiguas. No conocemos el precio, pero al tratarse de unidades SSD tradicionales basadas en SATA III y con un nivel de prestaciones bastante normal tenemos claro que no debería ser elevado. Os recordamos que los SSDs de este tipo son una excelente opción para dar una segunda vida a equipos antiguos, ya que aceleran el rendimiento general del sistema y reducen los tiempos de carga de numerosas aplicaciones, así como los de encendido y apagado. Más información: TechPowerUP!
1 comentario10 shares
07/03/2017Isidro Ros
Seagate cree que en 5 años el 90% de los portátiles utilizarán SSDs

Seagate cree que en 5 años el 90% de los portátiles utilizarán SSDs

La firma Seagate es una de las empresas más populares y conocidas dentro del sector de los discos duros, un mercado que mantiene como principal a pesar de haber reconocido en una predicción que casi la totalidad de los nuevos portátiles (un 90%) utilizarán SSDs en un plazo de cinco años. Dicha predicción viene del vicepresidente de ventas globales de Seagate, quien además se mostró convencido de que en esos cinco años los SSDs seguirán comiendo mercado a los discos duros tradicionales. Tienen sentido, ya que a pesar de que los SSDs han experimentado una subida de precio importante se trata de una situación puntal debida a los problemas de suministro, algo que se resolverá en los próximos meses y que dejará paso a un regreso a esa bajada gradual que seguirá democratizando el acceso del gran público a dichas soluciones de almacenamiento. Por su parte Seagate tiene pensado mantener su inversión en el desarrollo de unidades HDD de alta capacidad, ya que seguirán recibiendo una alta demanda sobre todo en el sector profesional, pero también potenciará su estrategia en el sector SSD. En este sentido una de sus novedades más importantes será un SSD de 60 TB y alto rendimiento, que llegará en algún momento de este año y estará orientado al sector profesional. Sí, es el modelo que vimos en este artículo. Tanto Seagate como WD tardaron un tiempo en decidirse a entrar en el sector del SSD, pero al final se han lanzado a por él y lo han hecho a lo grande, algo que nos beneficia a todos ya que supone una mayor variedad de productos y una mayor competitividad. Más información: DvHardware.
6 comentarios124 shares
01/03/2017Isidro Ros
Kingston anuncia los SSDs DCP-1000, hasta 6.800 MB/s

Kingston anuncia los SSDs DCP-1000, hasta 6.800 MB/s

La firma Kingston ha anunciado oficialmente los nuevos SSDs DCP-1000, unidades de alto rendimiento que se conectan a través del puerto PCI-Express 3.0 x8 y utilizan el protocolo NVMe para conseguir unas velocidades de infarto. Tenemos un total de tres modelos diferenciados por capacidad de almacenamiento; 800 GB, 1,6 TB y 3,2 TB. Todos ellos comparten una velocidad de lectura secuencial de 6.800 MB/s, pero difieren en la velocidad de escritura secuencial. La versión de 800 GB alcanza máximos de 5.000 MB/s y las otras dos llegan a los 6.000 MB/s. Estas cifras son verdaderamente impresionantes y basta comparar con un SSD tradicional (SATA III) para darse cuenta de ello. Por ejemplo mi Samsung 850 EVO de 500 GB llega a máximos de 540 MB/s y 520 MB/s en lectura y escritura secuencial. ¿Y qué hay del rendimiento en lectura y escritura aleatoria? Pues también impresiona, ya que el modelo de 800 GB registra 900.000 y 145.000 IOPS, el de 1,6 TB llega a 1.100.000 y 200.000 IOPS y el de 3,2 TB consigue 1.000.000 y 180.000 IOPS. Como podemos ver en la imagen todos los modelos vienen con un sistema de disipación de calor pasivo y están fabricadas con memoria MLC NAND Flash. Cuentan además con una zona de condensadores que ayuda a reducir el impacto de las bajadas de tensión. No tenemos detalles sobre el precio, pero son soluciones dirigidas principalmente al sector profesional, y viendo las prestaciones que ofrecen ya podemos adelantar que no serán económicos precisamente. Más información: TechPowerUP!
7 comentarios222 shares
28/02/2017Isidro Ros
Guía: Los mejores SSDs y HDDs del mercado (febrero 2017)

Guía: Los mejores SSDs y HDDs del mercado (febrero 2017)

[Última actualización] Febrero 2017 La unidad de almacenamiento es un componente básico de cualquier PC, y aunque parezca uno de los más simples y sencillos de elegir la realidad es que hay una gran variedad de soluciones en el mercado que complica bastante cualquier elección. Por ello hemos hecho esta guía, donde elegiremos los mejores SSDs y HDDs del mercado. Como siempre seguiremos el criterio de elegir aquellos con mejor relación calidad-precio, e iremos actualizando de forma periódica cuando se produzcan variaciones que creamos verdaderamente importantes, cosa que normalmente ocurre con el lanzamiento de nuevas gamas o la llegada de nuevas generaciones de productos que muevan de forma efectiva los precios. Al igual que hicimos en su momento con nuestra guía de tarjetas gráficas y de procesadores apostamos por una exposición simple, centrada en describir cada recomendación para que este artículo os resulte más sencillo y rápido de consultar. Sin más esperamos que os guste y como siempre os recordamos que podéis dejar cualquier duda en los comentarios. Consideraciones básicas a tener en cuenta Antes de empezar con la recomendación de soluciones concretas queremos hacer un resumen sencillo en el que distinguiremos las ventajas y desventajas de cada tipo de solución de almacenamiento, y donde también os vamos a dejar el tipo de uso más recomendable para cada una. -Unidades SSD: Tienen la ventaja de ser más eficientes y rápidas que las unidades HDD tradicionales. Dado que sobre ellas se almacena el sistema operativo y las aplicaciones, así como archivos y fotos, consiguen acelerar los tiempos de inicio y cierre, y también los tiempos de carga en aquellas más pesadas, juegos incluidos. Esa es la gran diferencia que marcan frente a los HDDs a nivel de rendimiento, pero tened en cuenta que con ellos los juegos no funcionarán más rápido, simplemente cargarán en menos tiempo. Se han dado casos en los que pueden ayudar a mejorar la consistencia de fotogramas por segundo, pero con matices y en casos muy concretos. Ventajas: Alta eficiencia y bajo nivel sonoro. Rendimiento muy elevado. Muy resistentes a vibraciones y sacudidas. Pueden dar una segunda vida a equipos antiguos. Desventajas: Son más caros que los HDDs. Tienen un numero máximo de ciclos de escritura. Los modelos económicos tienen poca capacidad. Recomendados sobre todo para instalar sistema operativo y aplicaciones concretas que vayamos a utilizar durante periodos largos de tiempo y se beneficien de su mayor rendimiento, como un juego que no tengamos pensado dejar en meses, por ejemplo. -Unidades HDD: A diferencia de los anteriores consumen más energía y son más lentos, pero las unidades que cumplen con el mínimo de alcanzar las 7.200 RPM ofrecen un rendimiento aceptable para la mayoría de los usuarios. La gran diferencia con los SSDs es que son más económicos y ofrecen una mayor capacidad de almacenamiento por menos dinero. También suelen tener una vida útil bastante larga y soportan mejor ciclos de borrado y escritura intensivos. Las variantes conocidas como SSHD, que integran una porción de memoria NAND Flash actuando a modo de caché, ofrecen un plus de rendimiento en algunas situaciones concretas y son una buena opción calidad-precio si tienes un presupuesto ajustado. Ventajas: Precio bajo, incluso en modelos de gama alta. Rendimiento aceptable para lo que cuestan, y con alguna sorpresa positiva en el caso de los SSHDs. Normalmente tienen una larga vida útil, no están sujetos a un límite de ciclos de escritura. Mayor capacidad de almacenamiento por poco dinero. Desventajas: En general la experiencia de uso que ofrecen es muy inferior a la de un SSD. Consumo elevado. Frágiles ante vibraciones y sacudidas. Los modelos económicos de alta capacidad suelen ser muy lentos. Recomendados para instalar aplicaciones y juegos que vayamos a borrar en poco tiempo (ciclos de escritura frecuentes), y también para almacenar archivos durante largos periodos de tiempo, como fotos, documentos, música y películas. Recomendaciones: HDDs y SHDDs Empezamos con las recomendaciones por los discos duros y los discos duros híbridos. Vamos a dividir en tres grandes gamas para que podáis encontrar de un vistazo la opción que mejor se ajuste a vuestro presupuesto. Gama básica: Toshiba de 2 TB por 69 euros. 2 terabytes de capacidad de almacenamiento. Velocidad de giro de 7.200 RPM. 64 MB de memoria caché inteligente. Conexión SATA 3. Consumo medio de 6,4W. Gama media: Seagate SHDD de 2 TB por 110 euros. 2 terabytes de capacidad de almacenamiento. Velocidad de giro de 7.200 RPM. 8 GB de memoria NAND Flash como caché. 64 MB de memoria caché inteligente. Conexión SATA 3. Consumo medio de 6,7W. Gama alta: WD Black de 4 TB por 250,76 euros. 4 terabytes de capacidad de almacenamiento. Velocidad de giro de 7.200 RPM. 64 MB de memoria caché inteligente. Conexión SATA 3. Consumo medio de 9,5W. Recomendaciones: SSDs Terminamos la guía con nuestra selección de unidades SSD. Al igual que hicimos en el apartado anterior vamos a hacer una división en tres grandes gamas, y en cada una de ellas os dejaremos la que a nuestro juicio es la mejor opción que podemos encontrar actualmente. Gama básica: Toshiba A100 de 240 GB por 75 euros. 240 gigabytes de capacidad de almacenamiento. Velocidad de lectura y escritura secuencial de 550 MB/s y 480 MB/s. Ciclos máximos de escritura: 60 terabytes. Conector SATA 3. Consumo medio de 3,4W. Gama media: Samsung 850 Evo de 500 GB por 164 euros. 500 gigabytes de capacidad de almacenamiento. Velocidad de lectura y escritura secuencial de 540 MB/s y 520 MB/s. Ciclos máximos de escritura: 150 terabytes. Conector SATA 3. Consumo medio de 3,7W. Gama alta: Samsung 950 PRO M.2 de 512 GB por 349 euros. 512 gigabytes de capacidad de almacenamiento. Velocidad de lectura y escritura secuencial de 2.500 MB/s y 1.500 MB/s. Ciclos máximos de escritura: 400 terabytes. Conector PCI-E 3.0 x4. Consumo medio de 5,5W. Enlaces de interés: Guías MC.
11 comentarios220 shares
05/02/2017Isidro Ros
¿Por qué ocupan tanto espacio los juegos actuales? Os lo explicamos

¿Por qué ocupan tanto espacio los juegos actuales? Os lo explicamos

Los juegos actuales se han embarcado en la tendencia de ocupar tanto espacio que han acabado casi por hacer inviables las configuraciones de equipos con SSDs de poca capacidad, salvo que los acompañemos de un disco duro como unidad secundaria con una capacidad mínima de 1 TB. Desde luego el salto ha sido muy grande, tanto que muchos usuarios todavía no terminan de entender qué ha ocurrido para que hayamos pasado de recibir juegos que ocupaban entre 8 y 19 GB a títulos como TITANFALL, que abrió "la veda" exigiendo una capacidad de 50 GB, o Gears of War 4, que pide la friolera de 73 GB. Bien, ¿donde está el problema, por qué ocupan tanto espacio los juegos más recientes? La respuesta es muy sencilla, porque se han implementado texturas de alta calidad para aquellos que juegan en resoluciones 4K y además el sonido ya no viene comprimido. Esos dos elementos ya justifican por sí solos el enorme incremento de capacidad de almacenamiento, aunque por si tenéis alguna duda o no termináis de creéroslo os recuerdo el espacio en disco que pide el pack de texturas en alta resolución de Fallout 4, 58 GB de nada. Es evidente que para la mayoría de los usuarios esto es totalmente innecesario ya que el 4K todavía tiene una extensión mínima, y la inmensa mayoría de los jugadores de PC utilizan resoluciones 1080p o 1440p. Sin embargo la tendencia es clara y no parece que vaya a cambiar. Para los jugadores que tienen SSDs de 500 GB o menos esto supone que deberían pensar en montar un disco duro como unidad de apoyo sobre la que instalar o desinstalar juegos, ya que si nos limitamos a la primera le estaremos dando "mucho castigo" a los ciclos de escritura. Más información: DvHardware.
33 comentarios134 shares
04/02/2017Isidro Ros
Intel ha empezado a suministrar unidades de prueba de sus SSDs Optane

Intel ha empezado a suministrar unidades de prueba de sus SSDs Optane

Durante la presentación de los resultados financieros del cuarto trimestre del año Intel ha sorprendido con unas cifras muy buenas, pero también con el anuncio de que ya ha empezado a suministrar unidades de prueba de sus SSDs Optane. Ya os explicamos en su momento que estas unidades prometen conseguir una auténtica revolución uniendo lo mejor de la memoria RAM y la memoria NAND Flash, y a pesar de que nos referimos a ellos como SSDs en realidad no cumplen la misma función que dicho tipo de unidades de almacenamiento, al menos en su primera etapa. Según hemos podido confirmar esas primeras unidades de prueba que están llegando a manos de los principales socios de Intel usan el factor de forma propio de los módulos de RAM DIMM, lo que significa que se pueden conectar directamente en una ranura de DDR4. Intel Optane funcionará como una especie de memoria caché intermedia que acelerará en gran medida el rendimiento del equipo, aunque de momento lo único que tenemos es teoría y números, así que habrá que esperar a ver las primeras pruebas reales realizadas por medios independientes. Igual de importante será el coste, y es que ya sabemos que una solución revolucionaria y de alto rendimiento depende en gran medida de su coste para tener una buena acogida, un punto que todavía no tenemos nada claro, aunque Intel parece haber apostado por buscar una relación óptima entre precio, rendimiento y capacidad. Más información: Hexus.
1 comentario50 shares
27/01/2017Isidro Ros
[ ]