real
time web analytics
Gigabyte » MuyComputer
[ Gigabyte ]
GIGABYTE lanza la nueva GeForce GTX 1080 AORUS Xtreme Edition

GIGABYTE lanza la nueva GeForce GTX 1080 AORUS Xtreme Edition

GIGABYTE ha confirmado el lanzamiento de la GeForce GTX 1080 AORUS Xtreme Edition, una tarjeta gráfica de gama alta que destaca por contar con una calidad de construcción verdaderamente envidiable. El PCB ha sido totalmente personalizado y viene acompañado de una placa metálica en la placa trasera que contribuye a disipar el calor, pero además resulta imprescindible para aportar un plus de solidez que permita sostener sin problemas el impresionante sistema de refrigeración Windforce 3X que monta la tarjeta. Dicho sistema de disipación está formado por dos grandes cuerpos de aletas de aluminio comunicados por tuberías de cobre que facilitan una transferencia de calor rápida. Sobre ellos tenemos tres ventiladores de 100 mm cada uno que se encargan llevar a cabo de las tareas de refrigeración activa. En cuanto a sus especificaciones viene con un núcleo gráfico GP104 completo, lo que nos deja 2.560 shaders, 160 unidades de textura, 64 unidades de rasterizado y un bus de 256 bits, acompañado de 8 GB de GDDR5X que ha sido overclockeada a 10,4 GHz efectivos. La GPU funciona a 1.784 MHz en modo normal pero alcanza los 1.936 MHz en modo turbo, lo que convierte a la GeForce GTX 1080 AORUS Xtreme Edition en una de las soluciones más potentes que existen actualmente en su gama. Por lo demás debemos destacar que viene acompañada de un conjunto de luces LEDs que le da un toque de color muy llamativo, y que está preparada para la realidad virtual, y no sólo por potencia, sino también por conexiones, ya que incluye dos salidas HDMI adicionales. No tenemos detalles sobre el precio, pero obviamente debería ser acorde a sus prestaciones y calidad de construcción, es decir, alto. Más información: Videocardz. [gallery link="file" ids="168909,168910,168911,168912,168913,168914"]
0 comentarios107 shares
16/01/2017Isidro Ros
GIGABYTE Aorus Z270X Gaming 7, análisis
9review

GIGABYTE Aorus Z270X Gaming 7, análisis

GIGABYTE ha sorprendido con el lanzamiento de la Aorus Z270X Gaming 7, una placa base tipo ATX de gama alta que está dirigida a los usuarios que no sólo quieran disfrutar de un gran nivel de prestaciones, sino que además busquen la máxima calidad de construcción y de diseño. Lo primero que llama la atención cuando tenemos delante la Aorus Z270X Gaming 7 es precisamente eso, su calidad de construcción y de acabados. GIGABYTE nos tiene acostumbrados al uso de componentes de primer nivel pero con esta placa base han ido un paso más allá, gracias a detalles como el completo sistema de disipación pasiva que cubre zonas vitales como el VRM, lo que contribuye a garantizar una buena estabilidad con procesadores a altas frecuencias y asegura una larga vida útil. En el plano estético destaca especialmente el uso de iluminación LED en zonas concretas, como las ranuras para memoria DDR4, los laterales de los slots PCI-E, la zona del socket del procesador y también (que recordamos es LGA1151) en los cuerpos del sistema de disipación, que en conjunto consiguen un efecto fantástico y muy llamativo que desde luego no dejará a nadie indiferente. Una dotación técnica impresionante El pilar central de la Aorus Z270X Gaming 7 es el chipset Z270, el tope de gama de la nueva generación de Intel que como sabemos ha sido diseñado especialmente para aprovechar al máximo las posibilidades de los procesadores Kaby Lake de Intel (Core serie 7000), incluidos los de serie K, que como sabemos vienen con el multiplicador desbloqueado para que podamos hacer overclock. Además, la presencia del chipset implica la incorporación de tecnologías de última generación entre las que podemos destacar Intel SmartSound Technology, Intel Smart Response Technology y el soporte de Intel Optane Technology, la tecnología de almacenamiento ultrarrápido que llegará al mercado en los próximos meses. Altas prestaciones en un chipset tope de gama que soporta además 30 líneas PCI-E, lo que nos permitirá aprovechar de verdad configuraciones con más de una tarjeta gráfica. Ahora que ya conocemos un poco mejor esa base sobre la que se construye la Aorus Z270X Gaming 7 vamos a hacer un repaso a sus especificaciones más importantes: Tecnología Ultra Durable de GIGABYTE para conseguir la máxima calidad de construcción. Esto se deja notar en una gran cantidad de elementos, como por ejemplo el baño de oro del socket, los condensadores sólidos de gama alta, los puertos PCI-E con blindaje metálico que añade un plus de solidez para resistir incluso las tarjetas gráficas más grandes y pesadas del mercado y el sistema de doble BIOS UEFI que nos protege en caso de error. Sonido integrado Sound Core 3D de Creative, acompañada de condensadores de sonido de alta calidad para conseguir un resultado perfecto y una experiencia muy superior comparada con otras soluciones integradas. Sistema de alimentación de 13 fases (8+5 fases), un detalle importante si tenéis pensado hacer overclock ya que os permitirá llevar las frecuencias de vuestro procesador al límite sin tener que preocuparos por la estabilidad del mismo, siempre que cuidéis el sistema de disipación. Cuatro ranuras para módulos de memoria DDR4 donde podemos montar hasta 64 GB de RAM corriendo a 4 GHz. Tres ranuras PCI-E x16 3.0 y soporte de tecnología multiGPU SLI de NVIDIA y CrossFire de AMD. Solución de red Killer E2500 de alto rendimiento, que se encarga de controlar el tráfico de nuestra conexión a Internet, priorizándolo para reducir la latencia. Soporte de unidades SSD de alto rendimiento bajo el estándar NVMe. En lo relativo a conectividad, la nueva GIGABYTE Aorus Z270X Gaming 7 dispone de todo lo que podemos llegar a necesitar, ya que incluye tanto los clásicos conectores USB 3.1 como el nuevo USB Type-C, que como sabemos permite enviar y recibir datos al mismo tiempo que transmite energía. No falta un puerto USB DAC-UP, clave para minimizar el ruido y garantizar una transmisión perfecta. No podemos cerrar este punto sin destacar la presencia de tres botones físicos en la parte lateral derecha, justo en la zona de las ranuras para memoria DDR4, con los que podremos apagar-encender y activar los modos "eco" y "overclock" directamente, sin tocar nada de software. Overclock extremo con la máxima estabilidad Esta placa ha sido diseñada con el overclocking en mente, algo que deben valorar los usuarios que se decidan por ella. En el laboratorio usamos un procesador Core i7 7700K, que está fabricado en 14nm y tiene cuatro núcleos y ocho hilos a una frecuencia de 4,2 GHz en modo normal y 4,5 GHz en modo turbo, y hemos ido subiendo poco a poco frecuencias y ajustando el voltaje. Con un voltaje de 1,3V hemos podido llegar sin problemas y de forma totalmente estable 4,86 GHz de frecuencia. La disipación ha corrido a cargo de un Noctua NH-D15, que ha sido capaz de mantener el procesador siempre por debajo de los 70 grados de temperatura, incluso trabajando a máxima carga. Subiendo el voltaje a 1,35V es posible llegar a 5 GHz sin problema, cifra que podemos fijar como el límite recomendable para un uso diario. En pruebas como Cinebench hemos podido superar la barrera de los 1.000 puntos al obtener un resultado de 1.049 puntos, y en juegos como HITAM 2016 acompañado de una ASUS Strix GTX 1080 de 8 GB hemos obtenido casi 100 FPS en resolución QHD con los ajustes en ultra. Antes de seguir os recordamos que para los usuarios con menos experiencia están disponibles las aplicaciones GIGABYTE EasyTune, que permite disfrutar de un overclock sencillo y con configuraciones de serie, y también GIGABYTE App Center, que nos da la posibilidad de personalizar las funciones de la placa. Conclusiones La Aorus Z270X Gaming 7 nos ha dejado verdaderamente satisfechos. Por un lado cuenta con esa calidad de construcción que ha convertido a GIGABYTE en uno de los fabricantes más importantes dentro del sector de las placas base, y por otro lado integra una serie de prestaciones premium que no encontraremos en otros modelos y que añaden un plus de valor importante que no debemos pasar por alto. A esto debemos unir un excelente nivel de prestaciones y de conexiones, y es que como dijimos la Aorus Z270X Gaming 7 cuenta con todo lo que podamos llegar a necesitar hoy y mañana, y se ve rematada además por un acabado estético de primera, gracias a su cuidado diseño y a la iluminación LED. Finalmente su fantástica estabilidad y su excelente capacidad para hacer overclock ponen la guinda "al pastel", un redondeando un producto verdaderamente sobresaliente al que pocos puntos flacos le podemos encontrar, más allá de un precio que va en consonancia con sus características. En definitiva, si buscáis una placa base para un PC de rendimiento extremo, esta GIGABYTE debe ser una de las opciones. La nueva GIGABYTE Aorus Z270X Gaming 7 ya se puede comprar por un precio que ronda los 275 euros (la mejor oferta la hemos encontrado en Amazon). Además, hasta el 31 de enero tenéis una promoción que incluye 20 euros extra de saldo en Steam de regalo, para que podáis comprar algún juego con el que probar sus capacidades. [gallery link="file" ids="168276,168277,168278,168279,168275,168274,168273,168272,168271,168270"]
1 comentario80 shares
11/01/2017Isidro Ros
GIGABYTE presenta GTX 1050 y GTX 150 TI de perfil bajo

GIGABYTE presenta GTX 1050 y GTX 150 TI de perfil bajo

La conocida ensambladora GIGABYTE ha presentado sus nuevas GTX 1050 y GTX 150 TI de perfil bajo, dos soluciones gráficas que ofrecen una potencia suficiente para jugar en resoluciones 1080p manteniendo un tamaño muy compacto. Además de su pequeño tamaño, que las hace ideales para equipos donde el espacio interior es limitado, ambas tarjetas se alimentan únicamente a través del conector PCI-E, por lo que no necesitan conector de alimentación adicional. Esto quiere decir que incluso si tenemos una fuente de alimentación de baja potencia deberíamos poder alimentarlas sin problemas, salvo casos extremos de fuentes con potencias inferiores a los 300W y de muy mala calidad. A nivel de especificaciones la primera cuenta con 640 shaders, 40 unidades de textura, 32 unidades de rasterizado y 2 GB de GDDR5. Por su parte la segunda tiene 768 shaders, 48 unidades de textura, 32 unidades de rasterizado y 4 GB de GDDR5. Las frecuencias de trabajo son un poco mejores que las de los modelos de referencia, ya que se elevan a 1.366 MHz/1.468 MHz (GTX 1050) y 1.303 MHz/1.417 MHz (GTX 1050 TI), modo normal y turbo respectivamente. Con la GTX 1050 obtendremos un rendimiento muy parecido al de una GTX 950 y con la GTX 1050 Ti rondaremos el nivel de una GTX 960, aunque ambas son mucho más eficientes que dichos modelos de la pasada generación. No tenemos información sobre la fecha exacta de disponibilidad y tampoco conocemos el precio. Más información: TechPowerUP!
1 comentario53 shares
09/01/2017Isidro Ros
GIGABYTE presenta la GeForce GTX 1080 AORUS

GIGABYTE presenta la GeForce GTX 1080 AORUS

CES 2017. GIGABYTE ha presentado oficialmente su nueva tarjeta gráfica GeForce GTX 1080 AORUS, una solución con la que el conocido fabricante continúa extendiendo su nueva marca premium dedicada al sector gaming, y que como vimos también está presente en las nuevas placas base de gama alta con chipset Z270. La GeForce GTX 1080 AORUS se perfila como una solución gráfica de gama alta basada en el GP104, lo que nos deja un conteo de 2.560 shaders, 160 unidades de textura, 64 unidades de rasterizado y un bus de memoria de 256 bits, acompañado de 8 GB de GDDR5X a 10 GHz efectivos. Su calidad de construcción es incuestionable, ya que como vemos monta un sistema de disipación de primer nivel compuesto por un gran cuerpo de aletas de aluminio con tuberías de calor fabricadas en cobre que lo atraviesan por completo, acelerando con ello el proceso de transferencia de calor y mejorando la disipación. Encima de éste encontramos un conjunto de tres ventiladores que se encargan del proceso de disipación activa y aseguran unas buenas temperaturas de trabajo, incluso en situaciones de carga máxima. Finalmente en la parte trasera tenemos una placa metálica que aporta rigidez al PCB y contribuye a disipar el calor. Mención especial merece la presencia de una base de cobre extraíble en esa placa trasera. No conocemos las velocidades oficiales de trabajo en la GPU, pero deberían quedar muy cerca de los 2 GHz en modo turbo. Como no podía ser de otra forma viene con iluminación LED RGB configurable y conectores frontales HDMI para facilitar el uso de kits de realidad virtual. Desconocemos el precio y la fecha de disponibilidad. Más información: VideoCardz. [gallery columns="4" link="file" ids="167881,167882,167883,167884"]
17 comentarios52 shares
07/01/2017Isidro Ros
GIGABYTE lanza sus nuevas placas AORUS Gaming

GIGABYTE lanza sus nuevas placas AORUS Gaming

CES 2017. GIGABYTE TECHNOLOGY ha aprovechado el marco del CES de este año para anunciar el lanzamiento de sus nuevas placas base AORUS Gaming, soluciones que han sido diseñadas para los usuarios más exigentes y para aquellos que quieran acceder a un gran nivel de prestaciones. Estas nuevas placas base utilizan la construcción UltraDurable de GIGABYTE, lo que es un sinónimo claro de calidad, pero además ofrecen numerosas opciones de personalización, gracias a su completa iluminación LED RGB y al soporte de diferentes sistemas de disipación, incluida la refrigeración líquida. La gama AORUS Gaming utiliza el chipset Z270 de Intel, lo que significa que están preparadas para aprovechar los procesadores serie K del gigante del chip y son compatibles, además, con los procesadores Core de sexta y de séptima generación (Skylake y Kaby Lake). Valor añadido en las placas AORUS Gaming Pero GIGABYTE no sólo ha cuidado la calidad de construcción, las prestaciones y el diseño en las AORUS Gaming, sino que además ha incluido una serie de elementos que redondean el acabado de las mismas y suponen un claro valor añadido. G-Chill y G-Frost – Refrigeración desde el interior GIGABYTE ha incluido bloques de refrigeración líquida integrados en las Z270X-Gaming 9 y Z270X-Gaming 8. Estos bloques de agua son los G-Chill y G-Frost de Bitspower y EK Waterblocks, respectivamente, y soportan tanto refrigeración activa como pasiva. Como vemos las AORUS Gaming están preparadas para llevar a cabo sesiones intensas de overclock. RGB Fusion – Ilumina tu sistema de la manera que quieras El RGB Fusion de AORUS es un sistema de iluminación que permite personalizar las luces de su sistema de la forma que queramos. Cuentan con soporte para tiras de luz LED RGB y tienen millones de colores y combinaciones entre las que elegir para hacer que cada sistema sea único. Además del soporte LED blanco en el cabezal LED, podemos modificar varias secciones en nuestra placa base dando a nuestros sistemas aún más personalidad. Algunos modelos tienen incluso una cubierta LED que se puede intercambiar en función de las preferencias personales. Smart Fan 5 – La manera inteligente de controlar los ventiladores El flujo de aire es una de las cosas más importantes en cualquier PC y con Smart Fan 5 podemos tener el control de los ventiladores del sistema. Con todos los cabezales de los ventiladores actuando ahora como cabezales híbridos, los más manitas ya no tenemos que preocuparnos de dónde conectar cada cosa, ya que todos los cabezales pin pueden detectar automáticamente el dispositivo que está conectado. Para un mayor soporte en cuanto a opciones de enfriamiento todos los cabezales de pin soportan hasta 2A de potencia para ventiladores o bombas de mayor consumo. Dado que los espacios en las cajas están limitados, el Smart Fan 5 de AORUS aprovecha su software para facilitar la configuración de los ventiladores y poder cambiar los valores predeterminados de fábrica hasta personalizarlos a nuestro gusto. Con los sensores térmicos intercambiables conseguir una correcta refrigeración puede ser muy sencillo, y algunas placas base ofrecen dos termistores adicionales para mantener otros componentes frescos dentro del sistema. Como vemos AOURUS está destinado a convertirse en uno de los nombres más importantes dentro del sector gaming en PC. Más información: Web oficial.
3 comentarios6 shares
04/01/2017Isidro Ros
GIGABYTE presenta su nueva GTX 1080 Rock Edition

GIGABYTE presenta su nueva GTX 1080 Rock Edition

La GTX 1080 Rock Edition es una nueva tarjeta gráfica de gama alta con la que GIGABYTE quiere completar su catálogo de soluciones gráficas de alto rendimiento. Esta tarjeta mantiene la tradicional apuesta de la conocida ensambladora por dar a sus productos una construcción sólida y de máxima calidad, algo que queda claro al ver detalles como el sistema de disipación Windforce 3X y la placa metálica trasera, fundamental para mejorar la refrigeración y aportar rigidez al PCB. Echando un ojo al sistema de refrigeración nos encontramos con dos bloques de aletas de aluminio comunicadas por tuberías de calor que enlazan ambos y facilitan una distribución óptima del calor, que es rápidamente disipado por los tres ventiladores de 10 centímetros cada uno que tenemos en la parte superior. Esto asegura unas temperaturas bajas incluso cuando la tarjeta está funcionando al cien por cien con los juegos más exigentes, y permite además jugar con las frecuencias de reloj sin que tengamos que preocuparnos del calor, aunque siempre dentro de los límites de lo razonable, obviamente. Por lo demás cuenta con todo lo que hace grande a la GTX 1080 de NVIDIA, es decir, 2.560 shaders, 160 unidades de texturizado, 64 unidades de rasterizado, bus de memoria de 256 bits y 8 GB de GDDR5X a 10 GHz. Sus frecuencias de trabajo son de 1.632 MHz/1.771 MHz en la GPU, modo normal y turbo, lo que supone un pequeño incremento frente a las velocidades de trabajo que tiene el modelo de referencia, y utiliza un conector de alimentación de 8 pines. No conocemos el precio y GIGABYTE tampoco ha facilitado una fecha de disponibilidad oficial. Más información: TechpowerUP!
0 comentarios7 shares
20/12/2016Isidro Ros
¿Quieres una placa base digna de la Master Race? ¡Participa y llévate una GIGABYTE H110M!

¿Quieres una placa base digna de la Master Race? ¡Participa y llévate una GIGABYTE H110M!

Un buen PC siempre empieza por una placa base de calidad y, gracias a la colaboración de GIGABYTE, os ofrecemos la posibilidad de ganar una GA-H110M-Gaming 3. Especialmente diseñada para los amantes de los videojuegos, destaca por incorporar tecnología de última generación y ofrecer una equilibrada relación entre calidad, precio y prestaciones. Ideal para diseñar un PC compacto tipo barebone, a pesar de su pequeño tamaño la GA-H110M-Gaming 3 no renuncia a una construcción espectacular, estética gamer y soporte para hardware de última generación, incluyendo los mejores procesadores Intel, las gráficas más potentes y las nuevas soluciones de almacenamiento SSD. Estas son sus características técnicas más destacadas: Formato micro-ATX Chipset Intel H110 Express. Socket LGA1151 con soporte para procesadores Intel. 2 x DDR3 (hasta 32 Gbytes). Soporte HDMI 1.4, D-sub para multipantalla. Audio integrado de 8 canales, calidad HD. Intel GbE LAN, con software cFosSpeed Internet Accelerator para garantizar la mejor conectividad. La mecánica del concurso ya os la conocéis de sobra: para conseguir el regalo tendréis que sumar puntos, cuantos más tengáis mayores posibilidades tendréis. Tenéis todo explicado con detalle en las bases. Por razones de logística, el concurso está limitado a residentes en España. Consigue 5 puntos por seguir a Gigabyte en Facebook Consigue 4 puntos por seguir a Giabyte en Twitter Consigue 3 puntos por seguirnos en Facebook Consigue 3 puntos por seguirnos en Twitter a Rafflecopter giveaway Si te conectas desde el móvil haz click aquí  Bases del concurso
7 comentarios11 shares
19/12/2016Tomás Cabacas
Guía para elegir la placa base que necesitas

Guía para elegir la placa base que necesitas

La placa base es el gran pilar que da forma a un PC, ese elemento central sobre el que se asientan y acomodan el resto de componentes y del que dependen las posibilidades de ampliación de nuestro equipo, un detalle que hace que su importancia esté fuera de toda duda. Sin embargo a la hora de elegir una placa base no todo el mundo es consciente de la importancia real que tiene, un desconocimiento que se ve agravado por la gran cantidad de modelos que podemos encontrar en el mercado y que hace que en muchas ocasiones el usuario se encuentre en un laberinto del que no sabe salir por sí mismo. Esto suele terminar normalmente con una mala compra, bien porque el usuario se acaba haciendo con una placa base insuficiente para sus necesidades o que no cumple el mínimo de calidad deseable, o bien porque hace un gasto excesivo y adquiere algo que no va a poder aprovechar. Hay muchos ejemplos, como aquél que se compra una placa sin soporte de overclock para un procesador que pretender subir de frecuencia, o el de aquél que se hace con un modelo que no soporta más de una tarjeta gráfica y sin embargo pretende hacer SLI o CrossFire. Podríamos seguir nombrando ejemplos mejor vamos a entrar de lleno en el objetivo de esta guía, que es ayudaros a elegir bien una placa base, y para ello vamos a ver algunas claves y os vamos a dar una serie de pautas que os serán de gran utilidad. Para que todo quede más completo os dejaremos al final una serie de recomendaciones de modelos concretos, que podréis tomar como referentes directos. Empezamos por lo básico, el tamaño Lo primero que debemos tener claro a la hora de elegir una placa base es el tamaño que necesitamos. Hay una gran cantidad de tamaños y formatos diferentes, pero en este artículo nos centraremos en los tres que se utilizan en el mercado de consumo general, ya que el resto pueden ser considerados casi como soluciones de nicho. ATX: Es el tamaño estándar y el más utilizado en general. Tiene unas medidas de 305 x 244 mm. Micro-ATX: Ha adquirido una gran popularidad a la hora de montar equipos compactos pero potentes. Tiene unas medidas de 244 x 244 mm. Mini-ITX: No es el más habitual, pero es muy útil para montar equipos pequeños. Tiene unas medidas de 170 x 170 mm. Es importante tener en cuenta que las placas base más completas y potentes, como por ejemplo aquellas dedicadas a "gaming", suelen utilizar el formato ATX para ofrecer mayores prestaciones en general y permitir mayores posibilidades de expansión. Con esto no queremos decir que sean las únicas válidas, sino que debéis tener en cuenta que normalmente son las más completas. A la hora de elegir el tamaño de una placa base tened en cuenta que el tamaño también importa en relación con el espacio interno de vuestra torre. Así, es posible utilizar sin problemas una placa base micro-ATX en una torre ATX pero no a la inversa, así que cuidado, ya que una torre de formato estándar no os cabrá en una torre pequeña. Plataforma y chipset Lo segundo que debemos tener en cuenta es qué plataforma vamos a utilizar, y de ello depende el procesador que queramos montar. Actualmente los dos grandes fabricantes, Intel y AMD, mantienen diferentes procesadores en el mercado que utilizan sockets diferentes, aunque en algunas ocasiones son compatibles con los anteriores. A pesar de todo ese soporte suele ser parcial y montar un procesador nuevo con un socket anterior no es una buena idea, ya que lo normal es que nos perdamos algunas funciones avanzadas y que no disfrutemos totalmente de nuestro procesador. Por otro lado tenemos el chipset, elemento fundamental dentro de una placa base ya que de él dependen buena parte de las prestaciones de la misma. Normalmente se agrupan en tres grandes gamas; baja, media y alta, aunque Intel ofrece además una gama "entusiasta" que se limita a los procesadores de serie "Extreme". A continuación os dejaremos un resumen con los sockets y chipsets más importantes. Sockets y chipsets Intel 1-Socket LGA 1150: se utiliza para los procesadores de serie Haswell (Core serie 4000) de Intel. Se divide en una gran cantidad de chipsets, ya que llegaron dos generaciones diferentes y hubo una especie de "refresco", así que nos centraremos en los tres chipsets más importantes y conocidos que todavía se comercializan: Chipset H81: es el más básico. No soporta configuraciones multiGPU ni están preparados para overclock, y tampoco es compatible con Broadwell. Limitado a PCI-E 2.0 x16. Ideal para equipos económicos. Chipset H97: son modelos asequibles y recomendables si no pensamos hacer overclock. Soportan CPUs Broadwell (Core serie 5000) y traen tecnologías avanzadas. Chipset Z97: es el tope de gama. Están especialmente pensadas para overclock con procesadores serie K, soportan CPUs Broadwell y configuraciones con hasta tres tarjetas gráficas. 2-Socket LGA 1151: se utiliza en procesadores Skylake de Intel (Core serie 6000), pero será compatible también con los procesadores Kaby Lake (Core serie 7000). Esta plataforma utiliza muchos tipos de chipset diferentes, así que nos vamos a centrar en los más importantes: Chipset H110: es el nivel más básico. No soporta configuraciones multiGPU ni están preparados para overclock, y tampoco es compatible con Broadwell. Ideal para equipos económicos. Chipset H170: es un punto intermedio que añade detalles como un máximo de cuatro ranuras para RAM, RAID y soporte de tecnologías avanzadas como Intel Active Management, Trusted Execution y vProTechnology. Chipset Z170: es el único preparado para oveclock, y por tanto la solución ideal para usuarios que quieran utilizar procesadores serie K y que además aspiren a poder montar configuraciones SLI o CrossFire, ya que soportan hasta tres tarjetas gráficas. 3-Socket LGA 2011-v3: es la plataforma tope de gama de Intel, y en ella se utilizan los procesadores serie extrema que tienen entre seis y diez núcleos. Es lo máximo a lo que podemos aspirar en consumo, y aunque sólo tiene un tipo de chipset os daremos los detalles más importantes. Chipset X99: es una solución muy completa, ya que soporta overclock, permite montar un máximo teórico de cinco tarjetas gráficas y soporta las tecnologías más avanzadas de Intel, incluyendo Smart Response Technology. Sockets y chipsets AMD 1-Socket AM3+: es un auténtico veterano y se utiliza para dar soporte a los procesadores FX de AMD, tanto los de la serie 8000 como los de las series 6000 y 4000. Actualmente las placas base más importantes equipadas con este socket utilizan un total de tres chipsets diferentes: Chipset 970: a pesar de ser un modelo básico es bastante completo y recomendable, ya que permite hacer overclock sin problemas y soporta configuraciones CrossFire con dos tarjetas gráficas. Chipset 980D: está un peldaño por encima. Mantiene lo anterior pero añade soporte de configuraciones SLI con hasta dos tarjetas gráficas de NVIDIA. Chipset 990FX: es la versión tope de gama y la más completa. Añade soporte de configuraciones SLI o CrossFire con hasta cuatro tarjetas gráficas. 2-Socket FM2+: este socket sirve de sustento a las APUs de AMD, que integran CPU y GPU, y también a los procesadores Ahtlon. Está compuesta por un total de tres chipsets diferentes: Chipset A55: es el más económico y el más limitado. No soporta configuraciones multiGPU. Limitado a PCI-e de segunda generación, no soporta SATA III. Chipset A75: un pequeño avance frente al anterior, ya que añade soporta para dos tarjetas gráficas. Limitado a PCI-e de segunda generación. Chipset A88X: es el tope de gama. Ideal para sacar el máximo partido a tu APU o procesador y hacer overclock. Soporta hasta dos tarjetas gráficas y utiliza PCI-e de tercera generación. Conectividad y calidad de construcción Ahora que tenemos claras las plataformas y los principales chipsets toca hablar de dos cuestiones muy importantes, la conectividad y la calidad de construcción. La primera debemos entenderla en sentido amplio, es decir, tanto en materia de ranuras de expansión y soporte de estándares como de salidas para conectar dispositivos USB y accesorios. En materia de conectividad es fundamental revisar estos puntos antes de elegir una placa base: Número de slots para módulos de memoria RAM, ya que si tenemos cuatro y compramos una placa base con dos ranuras no podremos utilizarlos todos. Ranuras PCI-E para conectar más de una tarjeta gráfica, y también otro tipo de componentes específicos, como unidades SSD NMVe de última generación. Soporte de los estándares que necesitamos, como por ejemplo SATA III para un SSD convencional o M.2. Tened claro qué componentes pensáis montar primero y luego elegid una placa base que sea suficiente para ellos. Conexiones adicionales que vamos a necesitar, entre las que se incluyen por ejemplo los puertos USB y su tipo (2.0 o 3.0) y los de sonido. Saltamos ahora a hablar de la calidad de construcción, otro elemento fundamental ya que de él dependerán también las prestaciones de nuestra placa base, así como su fiabilidad, su estabilidad y su vida útil. Cada fabricante utiliza sus propios distintivos para definir la calidad de sus placas, como por ejemplo GIGABYTE, que emplea el nombre "Ultra Durable" como sinónimo de alta calidad de construcción. Hay muchos detalles y entrar a valorarlos todos haría que esta guía se hiciese eterna, así que vamos a repasar los elementos más básicos e importantes que debe tener una placa base que cumpla con un nivel mínimo de calidad de construcción: Protección contra humedad y electroestática, así como frente a fallos eléctricos y contra altas temperaturas. Condensadores sólidos japoneses, ya que ofrecen una mayor vida útil y consiguen un funcionamiento más estable. MOSFETs de baja RDS que permiten trabajar a temperaturas más elevadas sin perder estabilidad. Elementos que añaden valor Ya hemos visto lo que podríamos considerar como el núcleo central de claves que debemos valorar antes de elegir una placa base, es decir, los cimientos sobre los que debemos empezar a formar nuestra decisión de compra, y ahora nos toca repasar otros elementos que podemos calificar como secundarios pero que al mismo tiempo suponen un gran valor añadido. Como hemos hecho en puntos anteriores nos vamos a limitar a los que realmente marcan una diferencia importante, y dejaremos a un lado aquellos que no aportan nada verdaderamente relevante. Soluciones de red dedicadas: hay una gran cantidad de modelos que incorporan este tipo de componentes, como por ejemplo las placas base GIGABYTE de gama media y alta que incluyen soluciones Killer que nos ayudan a gestionar y controlar mejor el rendimiento de nuestra red. Sonido integrado de alta calidad: no hablamos de los típicos chips RealTek que traen casi todas las placas base, sino de soluciones premium como por ejemplo Sound Core3D, un chip de sonido fantástico que GIGABYTE utiliza en sus placas base de gama alta. Calidad de construcción premium: con esto no nos referimos a los puntos básicos anteriores, sino a otros que están un nivel por encima, como por ejemplo el uso de una mayor cantidad de cobre en el PCB, los condensadores de sonido de alta calidad, el uso de capas y zonas aisladas para mejorar el sonido y también la presencia de conectores de última generación, como el USB Type-C. Software avanzado: es un elemento al que no terminamos de darle la importancia que se merece hasta que lo probamos. A nivel personal tengo una placa base GIGABYTE Z97X-Gaming 3 y debo decir que la suite de aplicaciones que ofrece el fabricante es fantástica y muy útil, ya que permite desde simplificar las configuraciones hasta hacer overclock a los componentes en unos pasos muy sencillos y con total seguridad. Esto es muy importante, sobre todo para los usuarios que tienen menos experiencia en este ámbito pero quieren aprovechar al máximo su equipo. Modelos recomendados Hemos llegado al punto final de la guía. Ya tenemos todas las claves que necesitamos para hacer una buena elección, pero no queremos terminar sin recomendaros algunos modelos concretos de placas base que creemos que pueden cumplir a la perfección con vuestras necesidades. Para que os sea verdaderamente útil las vamos a agrupar por plataformas y rangos de precio, aunque si tenéis alguna duda podéis dejarla en los comentarios. Intel socket LGA 1150: Opción económica: GIGABYTE GA-H81M-HD3, una solución muy completa y con una alta calidad de construcción gracias a la tecnología Ultra Durable 4 a un precio muy contenido, 56 euros. Opción de alto rendimiento: GIGABYTE Z97X-Gaming 3, un modelo de gran rendimiento que permite aprovecha al máximo procesadores serie K. Presenta una alta calidad de construcción, soporta SLI y CrossFire y viene acompañada de una solución de red Killer E2200, todo por 130,36 euros. Intel socket LGA 1151: Opción económica: GIGABYTE GA-H110M-S2H, es una excelente alternativa para aquellos con presupuestos muy ajustados. Tiene una calidad de construcción muy buena y un precio muy razonable, 56 euros. Opción de alto rendimiento: GIGABYTE GA-Z170-HD3P, una de las placas base con mejor relación calidad-precio del mercado. Ideal para hacer overclock y aprovechar memorias de alto rendimiento y procesadores serie K. Soporta CrossFire X, tiene una calidad de construcción soberbia e incluye conector USB Type-C. Su precio es de 119 euros. Intel socket LGA 2011-v3: Opción con buena relación calidad-precio: GIGABYTE GA-X99-GAMING 5P, es una placa base de alta calidad que no sólo ofrece un nivel de prestaciones excelente, sino que además viene acompañada de elementos premium, como una tarjeta de red Killer E2200, sonido integrado Creative Sound Core3D y condensadores sólidos Durable Black. Tiene un precio de 306 euros. AMD socket AM3+: Opción económica: GIGABYTE GA-970A-DS3P Rev 2.0, alta calidad de construcción, soporte de overclock y CrossFire X en una placa muy asequible y bien equipada. Su precio es de 65 euros. Opción de alto rendimiento: GIGABYTE GA-990FX-Gaming, una placa base sobresaliente en todos sus aspectos. Ideal para overclock avanzado, permite configuraciones CrossFire X o NVIDIA SLI, soporta USB Type-C y viene con una solución de red Killer E2200. Su precio es de 142 euros. AMD socket FM2+: Opción con buena relación calidad-precio: GIGABYTE GA-F2A88XM-D3HP, una placa base que incorpora una construcción sólida y de gran calidad, permite hacer overclock sin problemas y soporta además CrossFire X, todo por apenas 71 euros. Contenido ofrecido por GIGABYTE.
18 comentarios105 shares
07/12/2016Isidro Ros
GIGABYTE presenta cuatro tarjetas gráficas GeForce GTX 1060

GIGABYTE presenta cuatro tarjetas gráficas GeForce GTX 1060

La ensambladora GIGABYTE ha presentado cuatro nuevas tarjetas gráficas GeForce GTX 1060, con las que da forma a su línea de modelos con diseños personalizados, identificadas como GTX 1060 G1 GAMING (GV-N1060G1GAMING-6GD), GTX 1060 WINDFORCE OC Edition (GV-N1060WF2OC-6GD), GTX 1060 Mini-ITX OC (GV-N1060IXOC-6GD) y GTX 1060 D5 (GV-N1060D5-6GD). Como habréis imaginado la primera es la solución más potente de las cuatro. GIGABYTE no ha ofrecido la frecuencias exactas de ninguna de las cuatro tarjetas gráficas, aunque sabemos que ésta llega a los 1.847 MHz en modo turbo. La versión WINDFORCE OC sería la segunda en potencia de fábrica y la versión Mini-ITX OC la tercera. Los tres modelos que hemos citado hasta ahora deberían venir con un overclock de casa razonablemente bueno, aunque siempre podremos llevarlos más allá si nos gusta trastear. Finalmente la versión GTX 1060 D5 sería exactamente igual que la G1 GAMING, con la diferencia de que no traería overclock de fábrica. En cualquier caso con un poco empeño en principio no debería haber problema para que podamos subir sus frecuencias a niveles más que buenos. La versión Mini-ITX viene con un conector de seis pines y las demás incluyen un conector adicional de ocho pines. Por lo demás todas integran un sólido sistema de alimentación de 6+1 fases que garantiza una buena estabilidad incluso con niveles de overclock elevados. No tenemos detalles oficiales sobre el precio de los tres últimos modelos, pero sabemos que la GTX 1060 G1 GAMING ya se puede encontrar por 369 euros. Por su parte la GTX 1060 D5 y la versión Mini-ITX deberían ser las más económicas, al menos en teoría. Más información: TechPowerUP! [gallery link="file" ids="150432,150433,150434,150435"]
1 comentario54 shares
25/07/2016Isidro Ros
Así es la nueva GIGABYTE Radeon RX 480 G1 GAMING

Así es la nueva GIGABYTE Radeon RX 480 G1 GAMING

GIGABYTE está ultimando el lanzamiento de su nueva Radeon RX 480 G1 GAMING, una solución gráfica basada en Polaris 10 de AMD que promete elevar su rendimiento a un nivel superior comparado con el modelo de referencia, gracias al uso de un sistema de disipación mucho más eficaz y a una alta calidad de construcción. En las imágenes podemos ver la presencia de un sistema Windforce 2X, basado en dos ventiladores de gran formato y un enorme cuerpo de aletas de aluminio que recoge y distribuye el calor para facilitar el trabajo de aquellos. Si miramos la parte trasera de la tarjeta nos encontramos con una placa metálica, un elemento premium que es algo más que un detalle puramente estético ya que ejerce dos funciones importantes, refuerza la solidez del PCB y mejora la disipación del calor. Especial mención merece la zona de las conexiones, ya que a diferencia de lo que ocurre con el modelo de referencia en la GIGABYTE Radeon RX 480 G1 GAMING sí tenemos un conector DVI, algo importante como dijimos en su momento para aquellos con monitores antiguos. Por lo demás sabemos que tendrá indicadores LED en la zona superior que nos permitirán identificar el estado de los ventiladores, pero no sabemos las frecuencias de trabajo que traerá. Con todo podemos imaginar que vendrá con overclock de fábrica, y sabiendo lo bien que escala el rendimiento de la RX 480 con el incremento de frecuencia en la GPU es posible que consiga acercarse mucho a soluciones sensiblemente más caras. Más información: VideoCardz. [gallery link="file" ids="148775,148776,148777"]
4 comentarios139 shares
09/07/2016Isidro Ros
El potente GIGABYTE Aero ya tiene precio

El potente GIGABYTE Aero ya tiene precio

El portátil GIGABYTE Aero fue presentado oficialmente el pasado mes de mayo pero no tuvimos ocasión de conocer su precio oficial y sus especificaciones estaban un tanto dispersas en la información inicial. Ahora finalmente hemos podido concertar tanto su precio como sus especificaciones definitivas, y esto es lo que ofrecerá por 1.599 dólares: Pantalla de 14 pulgadas con resolución de 2.560 x 1.440 píxeles, Procesador Core i7 6700HQ. GTX 970M. 16 GB de RAM. Batería de 94,24 Wh, capaz de ofrecer hasta 10 horas de autonomía. 512 GB de SSD. WiFi AC integrado. Windows 10 Home. Podemos ampliar la RAM sin problemas hasta 32 GB y encontraremos además todas las salidas que podemos llegar a necesitar, incluyendo miniHDMI y USB Type-C. Por lo demás el GIGABYTE Aero cuenta con altavoces estéreo y un teclado retroiluminado con soporte de macros en teclas individualizadas. ¿Qué podemos esperar de este equipo? Dado que la GTX 970M tiene 1.280 shaders, bus de 192 bits y 6 GB de GDDR5 podremos mover sin problemas cualquier juego actual, ya que tanto procesador como RAM cumplen también de sobra. Sin embargo hay que tener en cuenta que dicha tarjeta gráfica se maneja mejor en resoluciones 1080p, donde puede con casi todo en ultra a tasas de FPS aceptables. Si subimos la resolución a 1440p, la nativa de la pantalla, podremos jugar sin problemas pero en muchos casos tendremos que bajar los ajustes gráficos a calidad media y alta. Más información: Liliputing.
3 comentarios121 shares
02/07/2016Isidro Ros
GIGABYTE GeForce GTX 1070 Mini ITX OC, potencia compactada

GIGABYTE GeForce GTX 1070 Mini ITX OC, potencia compactada

La ensambladora GIGABYTE ha presentado oficialmente la GeForce GTX 1070 Mini ITX OC, una solución gráfica que a pesar de su pequeño tamaño viene con una construcción de máxima calidad, un sistema de disipación muy capaz y overclock de fábrica. Mantiene todas las especificaciones clave de una GTX 1070 estándar, incluyendo los 1.920 shaders, las 120 unidades de texturizado, las 80 unidades de rasterizado, el bus de 256 bits y los 8 GB de GDDR5, pero eleva las frecuencias en la GPU a 1.531 MHz-1.721 MHz en modo gaming y 1.556 MHz-1.746 MHz en modo OC. Podemos alternar entre dichos modos de forma muy sencilla gracias al software de GIGABYTE sin necesidad de conocimientos especialmente avanzados, por lo que no tendremos ningún problema. En cuando a la construcción GIGABYTE ha cuidado hasta el más mínimo detalle, incorporando un PCB personalizado con 5+1 fases de alimentación (4+1 en la GTX 1070 de referencia) y un sistema de disipación que como dijimos debería cumplir a la perfección. Para la alimentación es necesario un conector adicional de 8 pines, al igual que ocurre con la versión de referencia. No tenemos detalles sobre el precio de esta tarjeta gráfica, pero al ser un modelo personalizado y diseñado especialmente para equipos mini ITX podemos imaginar que debería ser ligeramente superior al de las versiones estándar. ¿Qué ventajas ofrece este formato? Sobre todo la posibilidad de crear equipos muy pequeños y compactos para gaming pero muy potentes y sin problemas de exceso de calor, dos valores clave en este tipo de sistemas. Más información: Videocardz.
1 comentario103 shares
01/07/2016Isidro Ros
GIGABYTE presenta su GeForce GTX 1070 Xtreme Gaming

GIGABYTE presenta su GeForce GTX 1070 Xtreme Gaming

La conocida ensambladora ha presentado oficialmente en sociedad su nueva GeForce GTX 1070 Xtreme Gaming, un modelo de gama alta que viene con un diseño único y un acabado de primer nivel. Lo primero que destaca a simple vista es su sistema de disipación con triple ventilador (WindForce 3X), colocado sobre un cuerpo metálico de aletas y respaldado por una placa metálica en la parte trasera que aporta solidez al conjunto y mejora la refrigeración de calor. Sus especificaciones base son las propias de toda GTX 1070, así que viene con 1.920 shaders, 120 unidades de textura, 64 unidades de rasterizado, bus de 256 bits y 8 GB de GDDR5, pero eleva las frecuencias base de trabajo considerablemente frente a los modelos de referencia. Así, su GPU llega a los 1.695 MHz-1.898 MHz en modo normal y turbo, respectivamente, cuando se activa el perfil "OC". Eso debería marcar un aumento de rendimiento considerable aunque también tiene una consecuencia clara, y es que este modelo viene con dos conectores de alimentación para asegurar un funcionamiento estable, un de 8 pines y otro de 6 pines. En cuanto a la calidad de construcción ya os adelantamos que GIGABYTE ha seguido su línea habitual y no ha descuidado ninguno de los elementos de la misma, algo que se intuye en las imágenes y que se confirma al ver que cuenta por ejemplo con condensadores premium grado TITAN X y tecnología UltraDurable. Por lo demás incluye todos los conectores necesarios para sistemas de realidad virtual, incluidos dos conectores HDMI adicionales. No tenemos detalles sobre el precio, pero viendo que se trata de un modelo de gran calidad y con un overclock considerable podemos imaginar que será algo más caro que las versiones más modestas. Más información: Videocardz.
8 comentarios11 shares
25/06/2016Isidro Ros
Nueva GTX 1070 Windforce OC con doble ventilador

Nueva GTX 1070 Windforce OC con doble ventilador

Ya sabemos que GIGABYTE ha dado el do de pecho con su nueva gama de soluciones gráficas basadas en el núcleo GP104. La GTX 1080 que os anunciamos ayer es un claro ejemplo, pero la nueva GTX 1070 Windforce OC tampoco desmerece en absoluto. Estamos ante un modelo que nos recuerda mucho a las míticas GTX 970 Windforce 3X, aunque a diferencia de aquellas ésta nueva versión viene con un sistema de disipación de doble ventilador que cubre dos cuerpos de aletas de aluminio, conectados con la GPU a través de un pequeño bloque central situado sobre ella del que salen diferentes tuberías de calor fabricadas en cobre. Su tamaño debería ser bastante más compacto que el de las soluciones con triple ventilador, algo que deben tener en cuenta aquellos con cajas compactas y de pequeño tamaño. Por lo que respecta a las especificaciones no hay grandes cambios más allá del aumento de las frecuencias de reloj y el ya citado sistema personalizado de refrigeración. Según la información la GTX 1070 Windforce OC dispone de dos modos, uno "gaming" eleva las frecuencias a 1.556 MHz y otro "OC" que llega a los 1.582 MHz. Os recordamos que dispone de 1.920 shaders, 120 unidades de textura, 64 unidades de rasterizado, bus de 256 bits y 8 GB de GDDR5. Una solución recomendable para jugar incluso en resoluciones 4K con garantías, y también para aquellos que quieran asegurarse un excelente nivel de rendimiento durante varios años. GIGABYTE no ha concretado el precio de este modelo. Más información: TweakTown.
0 comentarios121 shares
19/06/2016Isidro Ros
[ ]