real
time web analytics
Línea de comandos » MuyComputer
[ Línea de comandos ]
Comandos CMD, la consola de Windows también existe

Comandos CMD, la consola de Windows también existe

El símbolo del sistema (Command prompt) es la aplicación utilizada en sistemas basados en NT (Windows XP, Windows 7 o Windows 8) para ejecutar comandos MS-DOS (.exe de 16 bits) y otros como scripts con formato .bat y .sys. Esta línea de comandos permite comunicarnos directamente con el equipo y realizar una serie de tareas. Escribimos el comando (y sus modificadores en su caso) y la aplicación CMD hace de intérprete para su ejecución. La aplicación (modo texto) no es necesariamente intuitiva aunque sigue siendo una opción recomendable para usuarios medios o avanzados ya que permite realizar tareas de forma más flexible y rápida. La mayoría de comandos disponibles en esta aplicación pueden ejecutarse también desde la interfaz gráfica de usuario, un método mucho más sencillo e intuitivo por lo que es la opción recomendada para la mayoría de usuarios. Sin embargo, la línea de comandos muestra su potencia por ejemplo para ejecutar tareas repetitivas, en ocasiones donde se bloquea la interfaz gráfica o incluso para acceder a cierta información que no está disponible de ninguna otra manera. La aplicación tiene su equivalente en la consola de Mac OS X o en la terminal de Linux. Ésta mucho más potente aunque Windows también tiene la interfaz de consola PowerShell destinada a administradores de sistemas y con mayores posibilidades de este símbolo del sistema al que nos acercamos en su funcionamiento básico en esta entrada. Acceso Podemos acceder a la línea de comandos de Windows en modo usuario y en modo administrador, la primera limitada y la segunda más potente y con acceso a todo el equipo. En Windows 7 podemos acceder mediante Inicio> Todos los programas> Accesorios> símbolo del sistema. También mediante la barra de búsqueda o archivos del menú de inicio introduciendo "cmd" o "símbolo del sistema". Pulsando en ellos con el botón derecho del ratón podemos elegir el acceso en modo usuario o administrador. En Windows 8, el acceso más sencillo lo encontramos en el menú de usuario haciendo clic secundario en el botón de inicio. En ambos casos nos encontraremos con un programa que nos recordará poderosamente a MS-DOS aunque como hemos comentado no se trata del sistema operativo basado en DOS ni es una parte del sistema Windows, sino una aplicación. Una interfaz de texto que podemos personalizar en diseño, colores o fuentes accediendo a su propiedades mediante un clic secundario en el marco de CMD. Comandos HELP. Una buena forma de comenzar es mediante el comando "help" que nos mostrará una lista con todos los comandos disponibles. "Help + nombre de comando" nos mostrará información sobre un comando específico mientras que "Nombre de comando + /?" nos mostrará todos los modificadores y posibilidades del comando. ASSOC. La mayoría de los archivos de Windows están asociados con un programa específico asignado para abrir el archivo por defecto. Este comando muestra o modifica las asociaciones de las extensiones de archivos. CHKDSK. Comprueba el estado de un disco duro/partición/volumen y muestra un informe de estado. Corrige errores del disco o encuentra sectores dañados y recupera información. DRIVERQUERY. Los controladores de dispositivos se encuentran entre el software más importante instalado en el PC. Su eliminación o mala instalación es constante fuente de problemas. Este comando lista todos los que tienes en la máquina, su nombre, tipo de controlador, fecha de vínculo o directorio donde está instalado.  IPCONFIG. Muestra información de tu conexión de red sobre cualquier adaptador instalado, IP, máscara de subred y puerta de enlace predeterminada. Lo bueno llega de sus modificadores, libernado direcciones IPV4 o V6, DHCP, purgando la resolución de DNS y un largo etc. NETSTAT. Muestra estadísticas del protocolo y conexiones TCP/IP actuales. Muy útil para comprobar el estado de puertos si estás tratando de solucionar problemas de conexión o de localizar malware en una conexión maliciosa. POWERCFG. Potente comando para la gestión energética del equipo. Estados de ahorro energético, suspensión o hibernación. Crea un informe detallado del consumo de energía en un PC que permite conocer un fallo por este motivo. Windows 8 ha añadido un modificador que proporciona un análisis detallado del uso de la batería de un portátil, capacidad, estado de carga o ciclos de recarga. SHUTDOWN. Apaga, reinicia o hiberna el equipo local. Tiene un montón de modificadores para planificar en tiempo el apagado o reinicio, un cierre de sesión además de forzar el apagado de aplicaciones. También se usa para documentar un cierre inesperado del sistema.   SFC. Examina la integridad de todos los archivos de sistema protegidos y reemplaza las versiones incorrectas por las correctas de Microsoft. El comando verifica archivos dañados o que falta, reemplazándolos automáticamente utilizando copias en caché del sistema. SYSTEMINFO. Muestra información de la configuración del sistema operativo de un equipo local o remoto, incluyendo niveles de Service Pack. Informa del procesador instalado, la memoria RAM física y virtual usada y disponible, la BIOS, el fabricante de la placa base, así como la versión del sistema operativo utilizada y todas las actualizaciones instaladas. Los anteriores sólo son una muestra de las posibilidades de esta línea de comandos de Windows, ya que sumando los modificadores son centenares las tareas de todo tipo que podemos realizar.  Muchas de ellas se pueden ejecutar desde la interfaz gráfica de usuario, una opción más sencilla e intuitiva para la gran mayoría de usuarios. Usuarios medios y avanzados con cierto conocimiento pueden sacar grandes resultados de esta aplicación de los que te dejamos enlaces con más información: - Windows Command Reference | Microsoft - Lista de Comandos (No completa) | Wikipedia - Trucos para utilizar el CMD | MakeUseOf
32 comentarios25 shares
30/07/2014Juan Ranchal
Robocopy, copia mejorada en W7

Robocopy, copia mejorada en W7

Microsoft incluye desde hace tiempo en su sistema operativo Windows una utilidad llamada Robocopy (robust file copy, copia de ficheros robusta) que es accesible a través de la línea de comandos. En Windows 7 se ha mejorado aún más incorporando la posibilidad de ejecutar el comando en modalidad multihilo (multithreading) para que la copia se realice de forma mucho más rápida asignando más recursos del procesador para la tarea a ejecutar.   Estamos acostumbrados ya a la operación de hacer clic sobre una carpeta y copiarla arrastrándola sobre otra unidad. Sin embargo en muchas ocasiones esa no es la forma más eficaz de realizar copias. En Windows existe una herramienta accesible a través del símbolo del sistema llamada Robocopy (copia de ficheros robusta) que en Windows 7 introduce una importante novedad: la posibilidad de utilizar varios hilos de ejecución al mismo tiempo para la operación.     Para realizar una copia con esta herramienta lo primero que tendremos que hacer es acceder a la línea de comandos. Abriremos el menú inicio y en el buscador escribiremos Símbolo del sistema. Luego cuando aparezca el enlace correspondiente haremos clic con el botón derecho sobre él y elegiremos Ejecutar con administrador.   Al mismo tiempo abriremos una ventana del explorador de archivos haciendo clic son el botón correspondiente junto al de inicio. Luego localizaremos la carpeta que queremos copiar (la carpeta origen). En la ventana de símbolo de sistema escribiremos robocopy y pulsaremos la barra espaciadora. A continuación haremos clic en la ventana del explorador de archivos en la parte que indica la ruta de la carpeta. Aparecerá un texto con una apariencia parecida a la siguiente: d:\carpeta\carpeta2\. Seleccionaremos el texto y pulsaremos con el botón derecho del ratón sobre el mismo para elegir la opción copiar.     Haremos clic con el botón derecho sobre la ventana de símbolo de sistema y  elegiremos la opción Pegar. A continuación del texto robocopy debería aparecer la ruta que acabamos de copiar. Repetiremos la operación con la ubicación de la carpeta a la  que queremos copiar los ficheros y carpetas de origen (carpeta destino). Luego escribiremos el parámetro /MIR que hará que en la copia se incluyan las subcarpetas que cuelguen de la carpeta origen.     Finalmente añadiremos /MT:6 en el caso que queramos que el procesador dedique seis hilos de ejecución para realizar la copia. Si queremos que utilice más o menos cambiaremos ese número. Podemos usar hasta 128 hilos, aunque el límite lo pondrá el propio procesador y el número de hilos simultáneos que es capaz de procesar. Finalmente pulsaremos enter. En unos segundos, dependiendo del número de ficheros a copiar, podremos ver un informe de la operación de copia.
0 comentarios0 shares
27/10/2009Gustavo de Porcellinis
Secretos en línea de comandos

Secretos en línea de comandos

Aunque los reyes de la línea de comandos son los usuarios de Linux, también en Windows los usuarios disponen de multitud de comandos, algunos muy útiles, que podemos escribir y ejecutar. En este artículo extraido de la web MakeUseOf veremos algunas peculiaridades y trucos que pueden facilitarnos ciertas tareas y aprovechar mejor esta posibilidad que normalmente tenemos bastante olvidada.   La línea de comandos, bautizada como símbolo de sistema en Windows, es una herramienta que permite prescindir del entorno gráfico de los sistemas operartivos para realizar ciertas acciones. Aunque los entornos permiten realizar cualquier operación, en ocasiones el símbolo de sistema puede resultar útil para ciertos comandos no disponibles de otra forma, creación de archivos por lotes y otros. Vamos a ver algunos trucos poco conocidos de la línea de comandos de Windows. Lo primero es localizarla en el menú de inicio o tecleando en Vista o Windows 7 "símbolo de sistema" en el buscador de inicio.   1. Arrastrar y soltar carpetas   Uno de los inconvenientes de utilizar la línea de comandos es que para, por ejemplo, movernos dentro de las carpetas tenemos que teclear la ruta completa de las mismas. Sin embargo el símbolo de sistema de Windows permite evitar este engorro gracias al explorador de Windows. Si por ejemplo queremos cambiar de carpeta simplemente escribiremos CD en la línea de comandos y arrastraremos y soltaremos la carpeta donde queremos desplazarnos en el símbolo de sistema tras CD.     Veremos cómo a continuación aparecerá la ruta completa de la carpeta que hemos arrastrado. Si pulsamos en la tecla Enter veremos cómo el símbolo de sistema cambia y no señala que estamos en la carpeta solicitada.   2. Limpiar la ventana   Cuando la ventana de la línea de comandos se llena de contenido, en ocasión puede que queramos despejarlo para visualizar mejor el resultado del comando que vayamos a utililzar a continuación. Para conseguirlo simplemente escribiremos CLS y pulsaremos Enter.   3. Marcar, copiar y pegar en la ventana de símbolo de sistema   Es posible que necesitemos pegar cierta cadena de caracteres en el símbolo de sistema, o por el contrario que queramos copiar el texto que se muestra en la ventana. El proceso es sencillo, simplemente haremos clic con el botón derecho sobre la ventana. Para copar texto de la ventana primero haremos clic en Marcar y a continuación pulsaremos Enter. Para pegar elegiremos la opción correspondiente. También podemos localizar una cadena de caracteres o desplazar la pantalla.      4. Acceder al histórico de comandos   La ventana de símbolo de sistema de Windows almacena un histórico con los últimos comandos introducidos. Para acceder a un comando anterior simplemente pulsaremos la tecla del cursor para el desplazamiento hacia arriba. Podemos recorrer la lista con las teclas de arriba y abajo. Si queremos ver la lista del historial en pantalla para recorrerla de forma más eficaz, pulsaremos la tecla F7.       5. Teclas de historial   Además de las teclas del cursor, también podemos acceder al historial con las teclas de función. Si pulsamos F1 pegaremos el comando anterior un caracter a la vez, si pulsamos F2 seguida de un número, pegaremos el comando anterior hasta el caracter que hace el número que hemos introducido. F3 simplemente pega en la línea el comando anterior completo.     6. Ejecutar múltiples comandos   Es posible ejecutar varios comandos escritos en la misma línea. Para conseguirlo simplementelos separaremos con los caracteres &&. Este sistema hace que los comandos se vayan ejecutando de izquierda a derecha de forma consecutiva. Para que el sistema pase a ejecutar el siguiente comando, el anterior no debe haber dado error.   7. Redireccionar a archivo de texto   Podemos en ocasiones necesitar que en vez de mostrar el resultado de un comando en pantalla (como el comando que muestra la lista de ficheros y carpetas Dir) se almacene en un fichero de texto. Para conseguirlo escribiremos el comando, luego el caracter > y a continuación un nombre de fichero entrecomillado. En la misma carpeta en la que hemos ejecutado el comando (si no introducimos ruta completa en el nombre del fichero) encontraremos el archivo de texto con el resultado.     8. Pantalla completa   Al igual que otras aplicaciones, para conseguir que el símbolo de sistema trabaje a pantalla completa pulsaremos las teclas Alt y Enter de forma simultánea.   9. Cambiar el tamaño de la ventana   Podemos cambiar el tamaño de la ventana del símbolo de sistema haciendo clic con el botón derecho sobre la franja superior y eligiendo la opción correspondiente. También podemos conseguirlo en la propia línea de comandos escribiendo el comando mode y a continuación dos números separados por una coma que representarán la anchura y altura de la ventana medida en caracteres.   10. Filtrar la salida de un comando   Gracias al comando find podemos filtrar la salida de un comando determinado para que muestre solamente la información que nos interesa. Para hacerlo escribiremos el comando, por ejemplo tasklist que ofrece una lista de tareas en ejecución, y a continuacón el símbolo | (se obtiene pulsando la tecla Alt Gr y 1 simultáneamente) seguido de find y la cadena de caracteres por la  que queremos filtrar. Cuidado que si en la salida del comando aparece más de una vez esa secuencia, el resultado no mostrará nada.    
1 comentario2 shares
08/06/2009Gustavo de Porcellinis
Parámetros ocultos de FDISK

Parámetros ocultos de FDISK

Windows XP pone a disposición del usuario una serie de herramientas accesibles por línea de comandos que son bastante útiles. Es el caso de FDISK, que permite realizar cambios en las particiones y en reparar problemas rápidamente. Vamos a repasar una serie de parámetros de FDISK que podemos utilizar para sacarnos de más de un apuro. Para ejecutar FDISK podemos acceder a la línea de comandos del sistema operativo. Para aquellos que utilicen Windows XP la herramienta FDISK permite realizar cambios en la tabla de particiones. En Windows Vista y Windows 7 esta herramienta no existe. En su lugar tenemos una herramienta más potente a la que podemos acceder a través de la Administración de Discos. Si aún utililzamos XP (que sigue vendiéndose preinstalado en muchos modelos de netbook, sin ir más lejos) es bueno conocer una serie de parámetros que pueden resultarnos realmente útiles. 1. FDISK /FPRMT Esta combinación ejecuta FDISK sin la pantalla inicial pero permite la selección de FAT 16/ FAT 32. Esto puede utilizarse para realizar particiones FAT 32 más pequeñas que 512 Mbytes. 2. FDISK /MBR Un clásico de los cazadores de virus. Sobreescribe la zona del disco llamada Master Boot Record que resulta dañada por la acción de ciertos virus, al realizar instalaciones fallidas o simplemente por fallos en el disco. Conserva el resto de la estructura de particiones y los datos del disco. 3. FDISK /ACTOK En el proceso de crear particiones este comando hace que se obvie la comprobación de integridad del disco. Esto hace que se ejecute de forma más rápida. 4. FDISK /PARTN Este parámetro hace que FDISK escriba en un fichero de texto llamado PARTSAV.FIL todos los datos de las particiones del disco.
0 comentarios0 shares
20/04/2009Gustavo de Porcellinis
Acceso inmediato a carpetas

Acceso inmediato a carpetas

En ocasiones hay carpetas que utilizamos mucho y que nos es difícil localizar para abrirlas. Podemos utilizar los accesos directos en el escritorio, pero a la larga si acumulamos muchos puede resultar engorroso. Os mostramos un método sencillo para acceder a carpetas y programas de forma instantánea desde la linea de comandos con sólo teclear un alias y pulsar la tecla enter. Acceder a las carpetas que más utilizamos puede ser un inconveniente, sobre todo si nuestro escritorio se empieza a poblar de accesos directos. Una posible solución es asociar a esas carpetas un alias de una o más letras que nos permita abrir la carpeta simplemente abriendo la línea de comandos, escribiendo el alias y pulsando enter. Vamos a ver cómo conseguirlo. 1. Crea la carpeta de alias En primer lugar crearemos una carpeta en nuestro disco duro para almacenar los accesos directos que corresponderán a las carpetas y aplicaciones que más vamos a utilizar. En nuestro caso crearemos la carpeta Alias en el directorio raíz del disco duro C:. Es importante tomar nota de la ruta completa de esta carpeta para trabajar más adelante. En esta carpeta crearemos todos los accesos directos que queramos. Arrastraremos las carpetas y aplicaciones a las que más accedemos y cambiaremos el nombre del acceso directo por una palabra o alias más corto. En nuestro ejemplo arrastramos Mis documentos y lo renombraremos con el alias d. 2. Edita la variable de entorno El siguiente paso es editar la variable de entorno Path, la que contiene las rutas de las carpetas utilizadas por el sistema. Para ello haremos clic en el botón Inicio y luego haremos clic con el botón derecho del ratón en Mi PC y elegiremos Propiedades. Luego haremos clic en la pestana Opciones avanzadas y pulsaremos sobre el botón Variables de entorno. Localizaremos en la sección Variables del sistema la cadena Path y haremos clic sobre ella. Luego pulsaremos sobre Modificar. Dejaremos la variable tal y como está pero agregaremos al final de la cadena un punto y coma y la ruta completa de la carpeta de alias. En nuestro caso agregaremos ;C:\Alias. Luego pulsaremos en Aceptar para cerrar la ventana. 3. Ejecuta el alias Ya sólo queda probar que funciona. Accdederemos a la línea de comandos pulsando en Inicio y haremos clic sobre Ejecutar. También podemos hacerlo pulsando simultaneamente la tecla windows y R. En la línea de comandos escribiremos el alias que corresponda y pulsaremos Enter. En nuestro caso, si escribimos d y pulsamos Enter se abrirá la carpeta de Mis documentos.
0 comentarios0 shares
20/01/2009Gustavo de Porcellinis
[ ]