real
time web analytics
SanDisk » MuyComputer
[ SanDisk ]
SanDisk comercializa la microSD 256 GB “más rápida del mundo”

SanDisk comercializa la microSD 256 GB “más rápida del mundo”

SanDisk ha anunciado lanzamiento de nueva serie de tarjetas microSD, que publicita como los modelos de 256 GB más rápidos del mercado. Las SanDisk Extreme microSDXC proporcionan velocidades de transferencia de hasta 100 MB/s en lectura y velocidades de escritura de hasta 90 Mbytes por segundo. Con una capacidad de almacenamiento de 256 Gbytes están destinadas a dispositivos que necesiten a la vez capacidad y rendimiento para trabajar con altas resoluciones, como cámaras fotográficas y de vídeo, cámaras de acción, drones, smartphones o tablets de gama alta o incluso portátiles de gama de entrada o Chromebooks que necesiten aumentar su capacidad de almacenamiento interno. Desarrolladas para operar en condiciones adversas, las nuevas tarjetas SanDisk Extreme son resistentes al agua, a temperaturas extremas, a golpes y a rayos X. Además, la gama de tarjetas microSD de SanDisk es compatible con la app SanDisk Memory Zone para Android, que proporciona a los usuarios una forma sencilla de gestionar y hacer copias de seguridad de los contenidos en sus dispositivos. Los usuarios pueden grabar un tiempo estimado de 14 horas de vídeo 4K-UHD y más de 24 horas de vídeo con resolución Full HD en estas tarjetas que se comercializarán en dos variantes. La SanDisk Ultra microSDXC UHS-I de 256GB, Premium Edition, estará disponible a nivel mundial en agosto de 2016 con un precio de venta al público recomendado de 149.99 dólares. La tarjeta SanDisk Extreme microSDXC UHS-I de 256GB estará disponible a nivel mundial en el cuarto trimestre de 2016 con un precio de venta al público recomendado de 199.99 dólares. Más información | Guía de compra tarjetas micro SD
5 comentarios519 shares
29/06/2016Juan Ranchal
Nuevo Sandisk Dual Drive USB Type-C de 128 GB

Nuevo Sandisk Dual Drive USB Type-C de 128 GB

Computex 2016. Sandisk ha presentado una nueva unidad de almacenamiento externo, la Dual Drive USB Type-C, que como su propio nombre indica se conecta a través del nuevo puerto USB Typce-C y tiene una capacidad máxima de 128 GB, aunque esconde una pequeña sorpresa. Como podemos ver en la imagen esta solución de almacenamiento también tiene un conector USB 3.1, que podremos alternar sin problemas con el ya citado USB Type-C. Este detalle es muy importante, ya que le confiere una gran versatilidad y hace que resulte más interesante. Gracias a ese doble conector podremos utilizar el Dual Drive USB Type-C tanto en ordenadores y sistemas con conector USB estándar como en los terminales móviles más actuales sin ningún problema, y disfrutaremos de hasta 150 MB/s en velocidad de lectura. Esto último es posible gracias a la aplicación dedicada SanDisk Memory Zone, que permite al terminal detectar y utilizar de forma totalmente eficiente este tipo de unidades de almacenamiento externo. Su descarga es gratuita, obviamente. Ya anticipamos que su capacidad máxima es de 128 GB, pero también tendremos versiones de 16 GB, 32 GB y 64 GB que obviamente serán mucho más asequibles. Los precios oficiales que ha dado Sandisk son de 19,99 dólares, 29,99 dólares, 39,99 dólares y 69,99 dólares. Según el propio fabricante el Dual Drive USB Type-C ya se encuentra disponible para reserva en algunos minoristas como Amazon, donde hemos podido ver que su lanzamiento oficial se producirá el 25 de junio. Los precios en España son de 11,99 euros, 15,99 euros, 21,99 euros y 39,99 euros para los modelos de 16 GB, 32 GB, 64 GB y 128 GB. Más información: SlashGear.
0 comentarios144 shares
02/06/2016Isidro Ros
SanDisk Ultra 3.0 256GB, análisis
8review

SanDisk Ultra 3.0 256GB, análisis

Seguro que más de un lector cuenta con una buena colección de pendrives USB de la más variada procedencia; en los últimos años se han convertido en un reclamo publicitario muy habitual, así que muchos os preguntaréis hasta qué punto merece invertir en un dispositivo "de marca". Probamos el nuevo SanDisk Ultra 3.0 256GB. Hace tiempo que el USB 3.0 se ha convertido en un estándar de mercado y los dispositivos capaces de aprovecharlo son lo suficientemente económicos para no tener dudas sobre qué comprar. Esta unidad de SanDisk presume de un diseño muy cuidado, un rendimiento fantástico y una capacidad que alcanza los 256 Gbytes (hay modelos de esta serie desde 16 Gbytes). SanDisk ha incorporado a sus modelo Ultra un sistema retráctil que recoge la toma USB cuando no la estamos usando, algo que puede resultar muy práctico para protegerlo cuando lo llevamos en el bolsillo junto con las llaves o en una mochila. El mecanismo es sólido y está bien construido aunque, por pedir, nos hubiera gustado ver algún tipo de lengueta que ofrezca protección frente al polvo o a pequeñas salpicaduras. En lo relativo a rendimiento, el producto de SanDisk cumple con sobresaliente. En nuestra batería de pruebas (tenéis todas las capturas en la galería) hemos comprobado como la velocidad de lectura supera con creces los 100 MB/s en casi cualquier circunstancia, mientras que la de escritura se mantiene en los valores esperados para un dispositivo de esta categoría. Como siempre, las pruebas sintéticas se deben tomar solo a modo de referencia, dado que los valores pueden variar mucho en función del tamaño y el número de archivos, el estado del dispositivo o el formato en el que trabajemos. Volviendo al principio de este texto, a poco que os importen vuestros datos merece la pena invertir en un pendrive de calidad y dejar los dispositivos baratos para tareas poco relevantes. Este modelo de SanDisk es un candidato perfecto por su equilibrada relación entre calidad, rendimiento y precio (si no necesitáis tanta capacidad tenéis los modelos de 16 o 32 Gbytes a un coste muy interesante). Además de los cinco años de garantía, la marca aporta valor añadido con las soluciones RescuePRO, para recuperación de datos dañados y  SanDisk Secure Access, que permite crear carpetas protegidas por contraseña de forma rápida y segura. El SanDisk Ultra 3.0 256GB ya está disponible en los distribuidores habituales por unos 80 euros. En definitiva, un producto recomendable para usuarios móviles que necesiten una solución de almacenamiento portátil de garantías. [gallery link="file" ids="129887,129886,129885,129884,129883,129882,129881,129880,129879,129878"]  
5 comentarios420 shares
19/01/2016Tomás Cabacas
SanDisk amplía sus soluciones de almacenamiento móvil

SanDisk amplía sus soluciones de almacenamiento móvil

Hemos llegado a una etapa en la que no sólo consumimos grandes cantidades de contenido multimedia, sino que además también compartimos nuestras imágenes, vídeos y fotos, una realidad que ha impulsado la importancia de las soluciones de almacenamiento móvil. SanDisk es consciente de ello y de que en las fechas navideñas es cuando se produce uno de los mayores picos en este sentido, y por ello ha preparado un amplio catálogo de soluciones de almacenamiento con las que cubrir las necesidades de cualquier tipo de usuario, entre las que podemos destacar las siguientes: SanDisk Connect Wireless Stick: Una excelente solución que nos permite acceder a fotos, vídeos y otros archivos instalados en nuestros dispositivos mediante WiFi. Su capacidad máxima es de 128 GB y podemos utilizarlo sin problemas con smartphones, tablets y ordenadores, lo que le confiere una gran flexibilidad. Memoria Flash SanDisk iXpandTMiseñada para transferir rápidamente fotos, vídeos, música o documentos desde iPhone o iPad a ordenadores Mac o PC, sin cables, complejas configuraciones ni conexiones a Internet. Por otro lado esta memoria también permite reproducir de vídeos y música directamente desde ella, incluso en formatos de archivos no nativos y compatibles con PC como AVI, MKV y WMV67.  Memoria Flash USB 3.0 SanDisk Ultra Dual: Permite almacenar y transferir archivos entre PC o Mac y dispositivos Android, consiguiendo velocidades de hasta de 130 MB por segundo gracias a su conector USB 3.0. Es perfecto para almacenar y compartir contenidos y al mismo tiempo liberar espacio en nuestros equipos Android. Memoria Flash USB Dual de SanDisk con conector Type C: Incorpora el nuevo conector de Tipo C (3.1) en un extremo y un USB 3.0 en el otro, facilitando enormemente la transferencia entre dispositivos móviles o Mac de nueva generación y PC. Tarjeta de memoria microSDTM de 200 GB: Permite almacenar hasta 20 horas de vídeo en Full HD y tiene un tamaño muy pequeño. Es una gran opción para los usuarios de tablets y smartphones Android, ya que esta tarjeta microSD "Premium Edition" combina su enorme capacidad con una velocidad de transferencia de 90MB/s, lo que supone por ejemplo que con ella podemos mover hasta 1.200 fotos por minuto. SanDisk Ultra Fit USB 3.0 Flash Drive: Con una capacidad de 128 GB es capaz de almacenar hasta 16 horas de video Full HD y tiene un tamaño más pequeño que una moneda. Su formato elegante y pequeño la convierten en una solución ideal para equipos de pequeño tamaño, y también para dispositivos concretos, como por ejemplo la radio de nuestro coche. SanDisk Extreme 900 y Extreme 500 Portable SSD: Un SSD de alto rendimiento que es hasta nueve veces más rápido que un disco duro portátil. Ambas soluciones son ideales para fotógrafos, profesionales que trabajan con cámaras de vídeo, creativos y usuarios que buscan el máximo rendimiento. Más información: SanDisk. [gallery link="file" ids="126322,126323,126324,126325,126326"]
0 comentarios184 shares
17/12/2015Isidro Ros
SanDisk Extreme 500 Portable SSD, análisis
8review

SanDisk Extreme 500 Portable SSD, análisis

A estas alturas pocos pueden dudar de que la tecnología SSD ha llegado para quedarse; el precio por gigabyte cae año tras año y cada vez resulta más complicado encontrar un equipo sin una unidad SSD de serie, incluso en gama media. La industria apuesta ahora por llevar esta solución a unidades externas y este modelo de SanDisk es uno de los primeros en pasar por nuestro laboratorio. ¿Tiene sentido un SSD externo? Os animamos a comprobarlo. Como es habitual, SanDisk entrega el dispositivo en un correcto embalaje que incluye, además de la unidad SSD, el cable USB 3.0 y un escueto manual de instrucciones. En términos de diseño y construcción el SanDisk Extreme 500 Portable SSD puede presumir de una factura impecable: fabricado en plástico ABS de alta calidad y con un tacto rugoso, ofrece una estética premium muy acorde con el target profesional al que va orientado. Características técnicas: Capacidad 240 Gbytes (existe otro modelo con 120 Gbytes) Rendimiento declarado: hasta 415 MB/s lectura y 340 MB/s escritura. Dimensiones: 75.69mm x 75.69 mm x 10.67 mm. Peso: 78,7 gramos. 3 años de garantía. Compatible con Windows y Mac (no necesita drivers). El funcionamiento del dispositivo es idéntico al de cualquier pendrive o disco externo; basta conectarlo a cualquier puerto USB 3.0 para que el sistema operativo lo detecte y podamos empezar a trabajar con el. En su interior SanDisk ha pregrabado la aplicación SecureAcess , una sencilla aplicación para cifrar los contenidos que guardemos en la unidad y evitar desastres en caso de pérdida. En términos de rendimiento la velocidad que hemos alcanzado en nuestras pruebas está lejos de la teórica pero sigue siendo una pasada. En la siguiente captura tenéis una muestra de los datos que ofrece el conocido benchmark CrystalDisk Mark, que prueba las tasas de lectura y escritura sobre la unidad con diferentes muestras. Como podéis ver se alcanzan los 370 MB/s en lectura secuencial y casi 300 MB/s en escritura, unos números brillantes que convierten en una delicia trabajar con grandes cantidades de datos. La siguiente imagen muestra la prueba con ATTO Disk Benchmark, un test que mide las tasas de lectura y escritura con archivos de diferente tamaño. ¿Quién necesita un SSD externo? Basta echar un vistazo a imagen que ilustra la web oficial del producto para darse cuenta a qué tipo de público va orientado el producto: profesionales o aficionados avanzados que busquen una unidad externa de alto rendimiento y especialmente diseñada para mover archivos pesados y, en especial, contenido multimedia. Nos resulta interesante tener en el bolsillo un SSD de 240 Gbytes, que funciona con cualquier dispositivo USB 3.0 , que no se caliente y que es resistente a casi todo lo que puede acabar con un disco duro tradicional. La brutal tasa de transferencia hace posible tener una copia de seguridad externa del trabajo en pocos segundos y llevarnos en el bolsillo proyectos que ocupan decenas de gigabytes y con los que, todavía, la nube no es una opción: fotógrafos, editores de vídeo, arquitectos, ingenieros o artistas podrían ser algunos ejemplos de perfiles que se pueden beneficiar desde ya de una tecnología como esta. Para el resto y aunque el precio del dispositivo no es una locura (lo hemos encontrado en Amazon por 117 euros) la utilidad es más relativa. En cualquier caso, un gran producto, bien construido y con la garantía de una firma líder en almacenamiento SSD.
3 comentarios145 shares
13/11/2015Tomás Cabacas
SanDisk para WD ¿El fin del disco duro?

SanDisk para WD ¿El fin del disco duro?

Titular atrevido pero fue lo primero que nos vino a la cabeza cuando ayer por la tarde llegó a la redacción el anuncio de compra de SanDisk por WD que publicábamos en nuestro sitio de canal. La operación está valorada en 19.000 millones de dólares y es una de las mayores y más importantes de un 2015 que batirá todos los récords en fusiones y adquisiciones tecnológicas, tras la reciente compra de EMC por Dell. WD es el primer fabricante mundial de discos duros pero la adquisición de SanDisk le pone también en la primera división del almacenamiento flash. WD asciende directamente al segundo puesto mundial en venta de SSD con una cuota de mercado del 20 por ciento, solo superado por Samsung. También logra una gran presencia en tarjetas de memoria y unidades USB. SanDisk fue el inventor de estas tarjetas y es la única compañía que tiene los derechos para fabricar y vender todos los formatos de tarjetas flash, SD, CompactFlash o Memory Stick. WD podrá ofrecer un catálogo amplísimo que cubre cualquier tipo de producto de almacenamiento físico. Y no solo eso, sino una capacidad de I + D, de ingeniería y tecnologías fundamentales con más de 15.000 patentes combinadas emitidas o pendientes en todo el mundo, que no tendrá otra compañía de almacenamiento. WD también ha anunciado el mantenimiento de la Joint Venture de Toshiba con SanDisk, que asegura el control de la mayor planta de fabricación de semiconductores para memoria flash del mundo, situada en Japón. Con ello en mente, nos atrevemos a pronosticar que es el comienzo del fin del disco duro como gran estándar de almacenamiento. Nos referimos al mercado de consumo porque el corporativo tiene sus peculiaridades. Repasamos su llegada, ascenso y futuro. Discos Duros El disco duro o disco rígido (Hard Disk Drive - HDD) apareció por primera vez en el mercado en 1956 de la mano de IBM y en respuesta a las cintas magnéticas usadas para almacenamiento de datos. Nada que ver con los modelos actuales, era más grande que un frigorífico, pesaba una tonelada, trabajaba con válvulas de vacío y ofrecía una capacidad de 5 Mbytes. A partir de ahí, los descubrimientos y mejoras de las tecnologías de almacenamiento magnético permitió un crecimiento espectacular de la densidad de almacenamiento y con ello la capacidad de los discos duros. También mejoró su diseño que básicamente ha llegado hasta nuestros días, como estructura de discos concéntricos denominados platos que giran en un mismo eje, con brazos paralelos (cabezales) en cada uno de ellos y que son los encargados de las operaciones de lectura y escritura. Cambió su factor de forma y del tamaño "frigorífico" pasó a formatos estandarizados de 3,5 y 2,5 pulgadas, mientras que fue adoptando todas las interfaces normalizadas por la industria, desde IDE y SCSI a las actuales SATA y SAS. Nuevas tecnologías como la de la grabación magnética perpendicular, HAMR (Heat-Assisted Magnetic Recording) y especialmente la del Helio, han permitido mejorar consumo, calor y ruido emitido además de aumentar la capacidad de almacenamiento, un aspecto que no ha cesado de crecer desde sus inicios y que alcanza hoy los 10 Tbytes. La oferta actual de discos duros es amplísima cubriendo -casi- todos los segmentos informáticos por su bajo coste, gran capacidad, resistencia y seguridad de datos. Almacenamiento flash y SSD Hace un par de años que venimos comentando el imparable ascenso del almacenamiento sólido, con unidades cada vez más rápidas, resistentes y más baratas, a medida que se ha ido reducido el precio de las memorias flash, base de las SSD. Hoy en día las SSD y en general el almacenamiento basado en flash, son el estándar absoluto del almacenamiento en movilidad, extendidas masivamente en smartphones, tablets y todo tipo de wearables. Su llegada al PC comenzó en los equipos portátiles de gama alta y hoy se extiende principalmente desde los ultraligeros, convertibles y 2 en 1. La ausencia de partes móviles redunda en múltiples ventajas frente a los discos duros como un menor consumo, vibraciones, ruido y emisión calorífica. Su rendimiento es muy superior, en tasas de transferencia máximas, en latencia, en tiempo de arranque del sistema operativo, en reinicios desde modos de suspensión o hibernación o en apertura de aplicaciones. Nuevos formatos como M.2 han reducido enormemente su tamaño y peso desde el estándar de 2,5 pulgadas y se jan convertido en la referencia en portátiles premium. Al tiempo, la conexión a interfaces como PCI-Express, ha disparado el rendimiento aumentando aún más la distancia con los discos duros. Componentes como el controlador y el firmware han ido mejorando, así como su resistencia. Las nuevas generaciones soportan pruebas de escritura masivas por encima de 2 petabytes, asegurando que su vida útil se alargará a la misma del equipo donde se instala. Otro aspecto clave, el precio, no ha dejado de descender en los últimos años a medida que se ha estabilizado la producción de memorias flash y nuevos fabricantes se han incorporado a la comercialización de SSD. ¿Es el fin del disco duro? Sinceramente en el mercado de consumo pensamos que sí . No de un día para otro pero la tendencia es imparable. En convertibles y 2 en 1 ya estamos viendo que ni uno solo de los modelos presentados en las últimas fechas incluía discos duros. Algunos fabricantes como Apple simplemente los han eliminado del catálogo y prácticamente solo los ofrecen como opción base en alguna configuración del Mac mini. Su traslado desde los portátiles del sector premium al mainstream solo es cuestión de tiempo en equipos nuevos. A la hora de reemplazar o mejorar equipos antiguos más de lo mismo. Reemplazar un disco duro por una SSD es uno de los cambios clave que un usuario puede hacer para revitalizar su equipo y ello se está reflejando en las ventas en retail: cada vez se venden menos HDD y más SSD. En PCs de sobremesa todavía los discos duros tienen una presencia masiva por su gran capacidad y bajo precio pero la llegada del almacenamiento sólido también está siendo muy rápida. Formatos como M.2 y los de tipo tarjeta pinchada a un slot PCIe son la apuesta de futuro aunque -a modo de transición a la espera de un precio más bajo- muchos usuarios estemos combinando SSD más discos duros en nuestros sobremesas, en la búsqueda de sumar rendimiento y capacidad al mejor precio. Por supuesto el disco duro seguirá existiendo durante años en el mercado de consumo pero creemos que su uso masivo a medio plazo se limitará a servidores y centros de datos donde la clave radica en costes, resistencia y fiabilidad de máquinas con funcionamiento 24/7. Iremos viendo el comportamiento del mercado pero todo apunta que la compra de SanDisk por WD es un paso adelante que va a crear un gigante capaz de revolucionar el sector del almacenamiento con protagonismo para el almacenamiento sólido.
15 comentarios625 shares
22/10/2015Juan Ranchal
HP y Sandisk prometen almacenamiento 1.000 veces más rápido

HP y Sandisk prometen almacenamiento 1.000 veces más rápido

Las firmas HP y Sandisk han anunciado un acuerdo de colaboración que tiene por objetivo conseguir un nuevo tipo de tecnología aplicada a soluciones de almacenamiento que, inicialmente, estarían orientadas específicamente al sector profesional, para extenderse posteriormente al sector de consumo. Dentro de este nuevo camino juntos que van a recorrer ambas empresas tenemos dos grandes claves. Por un lado lo que se conoce como Memristor, acuñada por HP y capaz de convertir memoria volátil de tipo DRAM en un SSD, uniendo por tanto las ventajas de ambos mundos. En su momento la compañía ya mostró un interesante prototipo conocido como "The Machine". Por otro lado encontramos la ReRAM, siglas de "Resistive Random-Access Memory", un tipo de memoria no volátil que también combina las ventajas de la memoria DRAM y Flash, garantizando por tanto unas altas velocidades de trabajo. Con estas dos premisas podemos ver claramente por donde van los tiros en esta colaboración. Ambas compañías compartirán su experiencia y avances en estas tecnologías para perseguir un objetivo claro, conseguir llevar al mercado soluciones de almacenamiento que muestren una velocidad 1.000 veces superior a la de los SSDs actuales y que tengan a su vez una resistencia 1.000 veces mayor. Suena prometedor, sin duda, pero debemos tener claro que estamos ante un proyecto que se plantea como un gran reto y que por tanto es posible que requiera bastante tiempo. Más información: Sandisk.
12 comentarios262 shares
11/10/2015Isidro Ros
SanDisk Ultra Dual USB Drive 3.0, análisis
9review

SanDisk Ultra Dual USB Drive 3.0, análisis

Aunque los servicios de almacenamiento basados en cloud ya son una realidad para millones de usuarios las soluciones de almacenamiento físico siguen siendo importantes, especialmente cuando se trata de mover grandes cantidades de datos. SanDisk, veterana en estas lides, ha renovado su catálogo de soluciones para tablets y móviles con el nuevo SanDisk Ultra Dual USB Drive 3.0, protagonista de nuestro análisis. Bajo una apariencia de pendrive estándar el SanDisk Ultra Dual USB Drive 3.0 integra una unidad flash (de hasta 64 Gbytes de capacidad) que ofrece dos tipos de conectores, un USB 3.0 para usar en PC o Mac y un micro USB 2.0, estándar en la industria de dispositivos basados en Android. Gracias a un mecanismo tan ingenioso como eficaz podemos cambiar de uno a otro en función de nuestras necesidades. En términos de rendimiento la unidad cumple con nuestras expectativas: tardamos menos de dos minutos en pasar ocho películas en alta definición desde un PC con USB 3.0 (unos 15,9 gigabytes), alcanzando una excelente velocidad de transferencia media de 127 MB/s. Con archivos más pequeños, como una colección de canciones en MP3 el rendimiento disminuye (pasa con cualquier unidad de almacenamiento) pero es difícil verlo bajar de los 10o megas por segundo. La cosa cambia al conectarlo a una tablet (en nuestro caso una Galaxy Tab de la generación anterior) y las limitaciones del USB 2.0 salen a la luz: tardaremos unos 3 minutos en pasar un gigabyte de información, un valor dentro de lo esperado. Un detalle interesante: la velocidad es más que suficiente para reproducir directamente desde el pendrive sin parones ni saltos, así que no es necesario pasar a la memoria interna del dispositivo para disfrutarlos. ¿Para quién es este dispositivo? Los usarios de smarphones y tablets que necesiten mover grandes cantidades de datos entre su dispositivo y un PC serán los que más partido saquen a un dispositivo como este. Resulta muy práctico cuando queremos llevarnos una buena colección de películas o música para pasar en cualquier momento a nuestro smatrphone o tablet sin necesidad de tener acceso a Internet y la apuesta por el estándar garantiza que funcionar con cualquier Android del mercado, que lo detectará automáticamente. No es un dispositivo caro (la versión de 64 Gbytes se puede encontrar en Amazon por 26 euros), funciona bien y la firma ofrece una garantía de cinco años. Desde nuestro punto de vista, la fiabilidad de SanDisk bien merece esos pocos euros de más, especialmente si pensamos guardar datos importantes en el dispositivo. Si echáis números, el coste es similar al de una tarjeta microSD de capacidad similar y cierta calidad, con el valor añadido de la doble conexión. La política de los fabricantes (Apple lleva años haciéndolo) pasa por eliminar la posibilidad de ampliar la memoria de los dispositivos mediante tarjetas microSD, blindando el interior de los dispositivos y ofreciendo diferentes capacidades del mismo modelo. Así, soluciones como la que propone SanDisk se irán haciendo cada vez más populares entre aquellos que necesitan combinar movilidad y gran capacidad de almacenamiento. Una compra interesante y recomendada.
8 comentarios277 shares
05/10/2015Tomás Cabacas
[ ]