real
time web analytics
Saturno » MuyComputer
[ Saturno ]
La sonda Cassini entra en su última etapa, a cinco vueltas del final

La sonda Cassini entra en su última etapa, a cinco vueltas del final

Si hablamos de la exploración espacial de última generación es imposible pasar por alto los logros de la sonda Cassini, una misión que llegó a Titán en 2005 y que desde entonces se ha encargado de llevar a cabo un gran trabajo tanto en Saturno como en sus principales satélites. La sonda Cassini se lanzó en 1997 así que lleva alrededor de 20 años en activo, un dato que nos permite entender por qué la misma se encuentra cerrando la etapa final de su ciclo de vida. Su combustible se agota y es preferible terminar la misión de forma controlada que dejarla a la deriva en la órbita de Saturno. El motivo es muy sencillo, si Cassini queda abandonada de esa manera podría acabar siendo un obstáculo para futuras misiones de exploración, así que la NASA prefiere apurar sus últimos momentos y llevar a cabo un proceso de colisión controlado con Saturno que se producirá el próximo 15 de septiembre. En sus últimas cinco vueltas el equipo de la NASA intentará acercarse a tan solo 1.700 kilómetros de las nubes de Saturno para poder captar sus auroras y otros detalles que no son visibles desde una mayor distancia. Es algo arriesgado ya que supone que Cassini se adentrará en una zona de la atmósfera del planeta que podría ser lo bastante densa como para requerir el uso de sus cohetes impulsores. Lo dicho afectaría a la reserva de combustible y podría acabar acortando su vida útil. Durante el proceso de colisión con Saturno la NASA ha confirmado que mantendrá activos todos los sistemas de la sonda para recopilar la mayor cantidad posible de información en tiempo real, de manera que Cassini tendrá una despedida "a lo grande" y será útil hasta el último momento. Más información: NASA.
3 comentarios2 shares
10/08/2017Isidro Ros
Titán tiene suficientes recursos energéticos para sostener una colonia

Titán tiene suficientes recursos energéticos para sostener una colonia

El sueño de montar una colonia humana en Marte se ha convertido en una de las grandes prioridades de la exploración espacial y es comprensible, ya que supondría un importante punto de partida en una nueva etapa que nos permita seguir avanzando hacia otros rincones de nuestro sistema solar. La razón es clara y simple, tener una colonia humana en el gigante rojo nos acerca a los planetas más lejanos ya que podríamos iniciar misiones desde Marte y estaríamos limitados a la Tierra. Aunque supone un desafío importante por toda la infraestructura y los recursos necesarios está claro que es una inversión que podría salir muy rentable. En este sentido resulta también muy curioso ver que uno de nuestros próximos destinos no sería un planeta sino un satélite, concretamente Titán, la mayor luna de Saturno y el segundo más grande de nuestro sistema solar ya que sólo se ve superado por Ganímedes. La razón es muy sencilla. Como sabrán muchos de nuestros lectores se trata de un cuerpo de tipo rocoso que no sólo cuenta con una densa atmósfera formada principalmente por nitrógeno, sino que además dispone de una gran cantidad de recursos naturales que podrían proveer de toda la energía que necesitaría una futura colonia. Una de las fuentes energéticas más importantes se encuentra en los lagos de hidrocarburos presentes a lo largo de toda la superficie de Titán, aunque también sería viable el aprovechamiento de las fuertes corrientes de aire que se generan en al atmósfera superior gracias a la influencia de Saturno. Sobre el papel suena muy bien, pero debemos tener en cuenta que llevar una misión humana a Titán planeta desafíos muy importantes debido al frío extremo de su superficie, que ronda los 180 grados bajo cero, su inhóspita atmósfera y su baja fuerza de gravedad (0,14 g). Más información: New Scientist.
5 comentarios149 shares
09/07/2017Isidro Ros
Casssini sale ilesa de su primera incursión entre los anillos de Saturno

Casssini sale ilesa de su primera incursión entre los anillos de Saturno

La sonda Cassini ha logrado salir bien parada de su primera aventura entre los anillos de Saturno, una maniobra muy peligrosa que la NASA ha decidido llevar a cabo aprovechando los últimos meses "de vida" que le quedan. Ya hemos hablado anteriormente sobre el ciclo de vida de Cassini así que no vamos a volver sobre ello, pero os recordamos que podéis encontrar más información y un emotivo vídeo de despedida anticipada en este artículo. Nos centramos de nuevo en esta arriesgada maniobra para contaros las claves más importantes de la misma. Cassini se ha lanzado a la zona de los anillos de Saturno, situándose en una posición muy cercana al gigante gaseoso (a 3.057 kilómetros de su atmósfera) y casi pegada a los anillos interiores (a sólo 321 kilómetros de aquellos). [gallery link="file" ids="180917,180916,180915"] En la exploración espacial esas distancias son muy peligrosas y normalmente se evitan, pero en este caso el riesgo era mayor porque la NASA ni siquiera estaba segura de si las partículas que se encuentran en la región de los anillos interiores de Saturno podrían llegar a dañar a Cassini. A pesar de lo difícil que resultaba y de todas las cosas que podían salir mal al final todo ha ido sobre ruedas. Cassini sigue en perfecto estado y además ha podido enviar imágenes que nos muestran la atmósfera de Saturno desde una perspectiva única, ya que han sido tomadas casi "a quemarropa". Más información: NASA.
0 comentarios7 shares
28/04/2017Isidro Ros
Podría haber vida en Encélado, una luna de Saturno

Podría haber vida en Encélado, una luna de Saturno

La sonda Cassini fue diseñada para realizar tareas de exploración alrededor de Saturno, pero en 2015 llevó a cabo una maniobra para investigar unas formaciones nubosas en uno de sus satélites y los resultados han sido todo un éxito, ya que los científicos han confirmado que podría haber vida en Encélado. Dicho satélite es uno de los más pequeños que tiene Saturno pero posee un núcleo rocoso y tiene un océano intermedio enorme, que está justo debajo del gran manto de hielo que recubre su superficie y que alcanza espesores de hasta 40 kilómetros. En esa estructura sus enormes géiseres, también conocidos como criovolcanes, mantienen una intensa actividad geotérmica ya que expulsan de forma constante grandes chorros de agua, así como materiales sólidos entre los que es posible encontrar cristales de cloruro sódico y partículas de hielo. Pues bien, en su desviación al Polo Sur de Encélado, lugar donde se encuentra la mayor concentración de esos criovolcanes, Cassini se acercó a tan sólo 49 kilómetros de su superficie con la esperanza de poder capturar algunos de esos compuestos volátiles que son emitidos de manera constante, y como anticipamos fue todo un éxito. Los resultados del análisis que realizó el espectrómetro de masas de la sonda confirmaron la presencia de moléculas de hidrógeno y dióxido de carbono, a las que se unen las ya conocidas de metano, agua y otros compuestos orgánicos. Esto, unido a la actividad hidrotermal que se produce en esa zona oceánica que se encuentra entre el núcleo rocoso y el manto de hielo ha llevado a los expertos a la conclusión que ya comentamos, y es que podría haber vida en Encélado, aunque la misma sería de tipo microbiano y probablemente muy similar a la que se puede encontrar en las principales zonas termales de la Tierra. Más información: Neowin.
1 comentario50 shares
14/04/2017Isidro Ros
La NASA rinde homenaje al gran final de la sonda Cassini

La NASA rinde homenaje al gran final de la sonda Cassini

El final de la sonda Cassini está cada vez más cerca, una misión de exploración espacial que como sabemos lleva trece años orbitando sobre Saturno. Durante esos años nos ha facilitado una gran cantidad de información sobre nuestro vecino anillado, y también sobre sus satélites naturales. No hay duda de que la sonda Cassini es toda una veterana y como anticipamos su retiro forzoso está cada vez más cerca. Está confirmado que realizará 22 órbitas más sobre Saturno, y una vez que complete esas pasadas terminará lanzándose contra la atmósfera de dicho planeta. La NASA ha querido rendirle un pequeño homenaje recordando algunos de sus logros más importantes en el vídeo que acompañamos, donde podemos ver también una recreación de cómo será el momento en el que la sonda se precipitará sobre la atmósfera de Saturno, ese planeta con el que ha compartido un ciclo de casi década y media. Al entrar en contacto con la atmósfera la sonda se irá desintegrando hasta quedar prácticamente desintegrada, un evento que, recordamos, también podréis vivir a través de la aplicación "Eyes on Cassini", disponible para equipos basados en OS X-macOS y Windows. ¿Qué nos ha enseñado Cassini? Pues muchas cosas, gracias la sonda Cassini tenemos nueva información sobre la estructura de Saturno y la de sus anillos. También hemos podido conocer nuevos detalles sobre la atmósfera de dicho planeta, y hemos conseguido información muy útil sobre Titán, su mayor satélite. Titán es uno de los cuerpos más interesantes que se han identificado en el sistema solar, ya que cuenta con una atmósfera densa y hay constancia de que tiene en su superficie cuerpos que se mantienen en estado líquido de forma estable. Cassini cerrará pronto un ciclo importante, y "se marchará" con la satisfacción de haber cumplido con su deber. Más información: NASA.
3 comentarios21 shares
05/04/2017Isidro Ros
Diez cosas interesantes sobre Saturno que igual no sabías

Diez cosas interesantes sobre Saturno que igual no sabías

Retomamos nuestros especiales dedicados a los planetas que pueblan nuestro sistema solar, una serie que sabemos que gusta a nuestros lectores y que hoy dedicaremos a hablar sobre Saturno, ese gigante anillado que está situado entre Júpiter y Urano, dos planetas a los que ya dedicamos sus correspondientes especiales. Como de costumbre haremos una selección con diez curiosidades interesantes pero fáciles de comprender que os ayudarán a ampliar vuestros conocimientos sobre Saturno, un cuerpo fascinante que entra en la categoría de planetas gaseosos o exteriores y que tiene el honor de ser el segundo más grande del sistema solar. Todos lo conocemos por esos impresionantes anillos que lo rodean, pero como verás a continuación eso no es ni mucho menos lo único que lo distingue y que lo hace interesante. Poneros cómodos que arrancamos. 1-Saturno es muy grande, ¿pero sabes cuánto? El planeta de los anillos es como dijimos el segundo más grande de nuestro sistema solar, ya que sólo Júpiter tiene un tamaño mayor que él. Esto nos dice mucho pero al mismo tiempo muy poco si no profundizamos y hablamos de cifras concretas. Según los últimos datos recopilados Saturno tiene un diámetro de 120.537 km, diez veces mayor que el de nuestro hogar, y en él podríamos "introducir" aproximadamente 750 planetas como la Tierra. Como dato curioso en el Sol cabrían unos 1.600 planetas como Saturno. 2-Un año en Saturno dura casi tres décadas El año en Saturno, entendido como el tiempo que tarda dicho planeta en dar una vuelta completa al Sol, dura 10.759,22 días terrestres. Si hacemos un calculo sencillo vemos que eso equivale a 29,4 años terrestres, una cifra impresionante que le permite superar a Júpiter, aunque queda por detrás de Urano y Neptuno. 3-Sus anillos se descubrieron antes de lo que imaginas Quizá no lo sepas pero Saturno se puede ver con el ojo "desnudo" y es posible estudiarlo de forma "aceptable" incluso con telescopios arcaicos y de corto alcance. Esto hizo posible que el planeta se descubriera por pueblos tan antiguos como los babilonios, y que sus anillos fueran identificados en el siglo XVII. Sin embargo hay que destacar que pueblos muy antiguos ya teorizaban con la presencia de algo alrededor de Saturno, e incluso llegaron a conocerlo como "el planeta rodeado por una banda". 4-Saturno es muy frío y presenta tormentas de auténtica pesadilla En el gigante anillado se registran temperaturas de hasta 212 grados bajo cero, mínimos mucho más extremos que los de la Tierra, donde el récord sigue fijado en 129 grados bajo cero. Pero esa gélida temperatura no es lo más extremo de Saturno, ni mucho menos. Como todo planeta gaseoso está sujeto a tormentas constantes y su atmósfera se mueve a 1.800 kilómetros por hora. En la Tierra el tornado más rápido registrado alcanzó los 483 kilómetros por hora. Las tormentas en Saturno también producen mega-relámpagos con una potencia mil veces mayor que los de nuestro planeta. 5-Está formado mayoritariamente de hidrógeno y es ovalado Al contrario de lo que pueda parecer por las recreaciones que hemos visto Saturno no es circular, sino que tiene una forma más bien ovalada y de hecho es el planeta más plano de todos los que se encuentran en el sistema solar. Esto se debe a su baja densidad y alta velocidad de rotación, lo que hace a su vez que su día (rotación completa) dure 10 horas y 34 minutos. Como anticipamos está formado mayoritariamente de hidrógeno distribuido en capas que se van solidificando hasta convertirse en metal conforme nos acercamos al núcleo del planeta, algo posible debido a la enorme presión que soporta. 6-Tiene el mayor cuerpo de anillos del sistema solar Saturno no es el único planeta del sistema solar que tiene anillos, pero sí que puede presumir de ser el tiene la mayor cantidad de ellos. Esos anillos están hechos de miles de millones de partículas que van desde pequeños granos similares a una mota de polvo hasta otros enormes que llegan a tener el tamaño de una montaña. En su mayoría están formados de restos de hielo y roca procedentes de cometas y diferentes cuerpos espaciales, como cometas y asteroides. Miden unos 282.000 kilómetros de longitud. 7-Saturno tiene 150 lunas y minilunas Además de unos anillos impresionantes Saturno también está rodeado por una enorme cantidad de satélites, que podemos clasificar deforma simplista en lunas y minilunas (aquellas de tamaño muy pequeño). Todos sus satélites son mundos helados verdaderamente únicos, y entre ellos podemos encontrar algunos tan interesantes como Titán, que está formado de hielo y roca y cuenta con una atmósfera rica en nitrógeno. Dicha luna ha sido considerada por los científicos como una de las que más posibilidades tiene de albergar restos de vida unicelular. 8-Desprende el doble de calor del que recibe del Sol A pesar de que a simple vista parezca una enorme bola de gas helada y con anillos el núcleo de Saturno alcanza temperaturas de 11.700 grados, casi la misma que tiene el Sol en su superficie. Esto es posible por el proceso continuado de hundimiento del hidrógeno de las capas superiores del planeta en el hidrógeno líquido que se encuentra en las capas más profundas del mismo. Por su lejanía respecto al Sol y su particular composición el calor que Saturno recibe de aquél es mínimo, y además el astro rey se ve diez veces más pequeño desde dicho planeta comparado con la Tierra. 9-Es menos denso que el agua De todos los planetas que forman el sistema solar Saturno es el menos denso, lo que significa que podría flotar en el agua si tuviéramos una "piscina" lo bastante grande como para darle cabida. Por contra planetas como Mercurio y la Tierra, ambos encuadrados en el grupo de planetas rocosos, serían los que más rápido se hundirían debido a su alta densidad. 10-Su color amarillo es sólo fachada A pesar de que Saturno nos parece una enorme bola de gas amarillento la realidad es que ese color es sólo fachada, una especie de capa externa producida por la presencia de pequeños cristales de amoniaco. Debajo de esa primera capa se encuentran zonas en las que encontramos enormes cantidades de agua helada y otras mezclas curiosas, como azufre e hidrógeno helado. Enlaces de interés: Especiales MC.
16 comentarios46 shares
05/03/2017Isidro Ros
La sonda Cassini documenta los cambios del polo norte de Saturno

La sonda Cassini documenta los cambios del polo norte de Saturno

Gracias a la sonda Cassini hemos podido confirmar los cambios del polo norte de Saturno, una región que cuando fue fotografiada en 2012 mostraba una zona hexagonal en azul, y que ahora en pleno 2016 muestra una coloración dorada. ¿Por qué se ha producido ese cambio de color? El misterio según la NASA podría explicarse en un cambio de estaciones en nuestro vecino anillado. En teoría ese hexágono de color sería una corriente enorme de aire concentrada en el polo norte, que actúa como barrera e impide la entrada de partículas brumosas que se producen en la zona que hay a su alrededor. El paso del color azul al amarillo dorado ocurre entonces por el incremento de bruma fotoquímica que se produce en la atmósfera del polo norte al aproximarse el solsticio de verano, que tendrá lugar en mayo de 2017. Así, durante la noche invernal y polar, que sucede entre noviembre de 1995 y agosto de 2009, la atmósfera del polo norte de Saturno había quedado libre de aerosoles producidos por reacciones fotoquímicas, producidas por la interacción de la luz solar y de la atmósfera. Sin embargo a partir de agosto de 2009 Saturno experimentó un equinoccio que hizo que al atmósfera del polo norte del planeta empezase a recibir luz solar de forma continua, de manera que los aerosoles se fueron produciendo en grandes cantidades dentro del hexágono y han dado lugar a ese cambio que vemos hoy. Junto a esto los expertos también han comentado que podrían intervenir otros factores, entre los que citan por ejemplo los cambios en la circulación atmosférica, indicando que el calentamiento solar variable que se produce a lo largo de las estaciones podría influir en los vientos que recorren las regiones polares. Más información: SlashGear.
2 comentarios6 shares
25/10/2016Isidro Ros
Cassini explora un mar de metano en Titán

Cassini explora un mar de metano en Titán

La veterana sonda Cassini continúa con su misión en la exploración de Saturno y sus satélites, y en esta ocasión ha vuelto a "poner los ojos" en Titán, el satélite más grande de nuestro vecino anillado, donde ha podido confirmar la existencia de un enorme mar compuesto de metano líquido puro, el segundo más grande del satélite y conocido como mar de Ligeia. Esto viene a confirmar datos que fueron recopilados en una investigación anterior, aunque gracias a esta nueva investigación se han apuntado otros datos interesantes, como por ejemplo que dicho mar estaría "nutrido" por lluvias continuadas de metano. El lecho de ese mar sería muy rico en componentes orgánicos, entre los que se encontrarían por ejemplo el carbono y el nitrógeno, elementos que unidos a la atmósfera densa que recubre a Titan convierten a este satélite en un cuerpo que cuadra más con la idea de planeta "casi-terrestre" que con un satélite al uso. Sin embargo dicha atmósfera está formada en un 95% por nitrógeno y apenas tiene oxígeno, amén de que las temperaturas de su superficie son muy frías debido a la lejanía con respecto al Sól. Todo esto hace que sea inhabitable para formas de vida complejas, al menos siguiendo el esquema tradicional de la Tierra. Un descubrimiento muy interesante, sin duda, que contribuye a arrojar algo de luz sobre las particularidades de la superficie de Titán, aunque gracias a Casinni todavía nos quedan otras sorpresas que descubrir, ya que la sonda dará unas 40 vueltas alrededor de Saturno entre lo que queda de 2016 y 2017. Más información: NASA.
5 comentarios10 shares
28/04/2016Isidro Ros
Animación de Encélado, la enorme luna de Saturno

Animación de Encélado, la enorme luna de Saturno

La sonda Cassini continúa su misión por Saturno y gracias a ello hemos podido conocer una gran cantidad de detalles sobre las lunas que orbitan alrededor del gigante anillado, apodo que le hace total justicia, ya que como sabrá más de uno de nuestros lectores es el segundo más grande de nuestro sistema solar, justo por detrás de Júpiter. En una ronda de nuevas imágenes liberadas por la NASA la sonda Cassini ha captado nuevos detalles de la superficie norte de Encélado, la gigantesca luna de Saturno, y ha permitido confirmar que la misma es bastante irregular, ya que como vemos no sólo presenta una cantidad considerable de cráteres, sino que además tiene grandes grietas que recorren distancias muy largas. Dichas grietas podrían deberse a movimientos producidos a nivel de la corteza de hielo, cuyo desencadenante se encontraría en posibles géiseres situados en el enorme océano que esconde Encélado bajo sus capas superficiales de hielo, un océano que además podría encontrarse en estado líquido y en el que la NASA no descarta que puedan quedar restos vida simple o unicelular. Como ya os comentamos en esta noticia se espera tener en marcha una misión para poder explorar Encélado con detalle y buscar vida allá por 2021, fecha en la que la exploración espacial dará un nuevo giro que podría empezar a darnos verdaderas sorpresas. Para terminar os dejamos con un vídeo en el que podemos ver una animación del paso de la sonda Cassini y Encélado. Más información: NASA y Softpedia. [gallery link="file" ids="119134,119136"]
2 comentarios71 shares
16/10/2015Isidro Ros
[ ]