Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

El primer smartphone con Tizen no es un «Android Killer», es un mal clon Android

Publicado el

smartphone con Tizen

Así titulan en ars technica un artículo en el que analizan a fondo el primer smartphone con Android, Samsung Z1, al que atizan un soberano repaso -negativo- en el apartado del software.

Los que pensamos que en la variedad está el gusto y en las alternativas ese punto de competencia que el mercado necesita para seguir mejorando y rebajando precios, tenemos esperanza que otros sistemas como Tizen (o Ubuntu móvil) aporten novedades al mercado

Aunque en las últimas semanas han llegado distintas informaciones sobre un Tizen prometedor (proyecto de Linux móvil de Samsung desarrollado en colaboración con Intel y Linux Foundation) ya hace tiempo que se rumorea que el proyecto no avanza después de un gran retraso sobre lo previsto. Al menos en smartphones, porque Samsung lo está utilizando en su nueva generación de televisores inteligentes.

El Samsung Z1 es un terminal de gama baja comercializado en India por unos 92 dólares al cambio en venta libre. Tiene una pantalla de 4 pulgadas con resolución de 800 x 480 píxeles, un SoC de doble núcleo Spreadtrum con 768 Mbytes de RAM y 4 Gbytes para almacenamiento ampliable. Nada que ver con los primeros anuncios de un estreno de Tizen «en un modelo de gama alta» muestra que Samsung tampoco tiene claro esto de abandonar Android.

Aún así, no es el hardware el punto de interés de este terminal. Ni sus carencias, múltiples según el análisis por el Tizen 2.3 que monta. Una mezcla de Tizen y Bada al que le falta interoperabilidad con HTML 5 y frente a lo que se ha rumoreado, no tiene ningún soporte oficial para correr aplicaciones Android.

smartphone con Tizen

Ars comenta que la interfaz ha perdido las novedades de anteriores versiones de desarrollo, en personalización y en funciones. Los widgets eran mucho más funcionales. Ha perdido las aplicaciones flotantes. Solo puede tener ocho iconos que se repiten en todas las páginas. El botón de menú dificulta encontrar las funciones secundarias. Las aplicaciones recientes, una pantalla de interfaz principal para multitarea, es pesada, lenta, con errores, y no informativa. La sincronización se limita a conectarse cada hora a Dropbox y para rematar, cada toque de pantalla hace un ruido como de gotas de agua que no se puede apagar…

Mención aparte es el tema de las aplicaciones o la fata de ellas. Ars se pregunta «¿Qué desarrollador va a apoyar esta plataforma cuando incluso su propietario no lo hace?» La tienda de Tizen tiene unas 1.000 aplicaciones y la mayoría no dan para mucho. Comparado con los 1,3 millones de Android….

Samsung ha construido un ecosistema de servicios y aplicaciones para Android muy interesante. La app de seguridad Knox security, el asistente S-Voice, la aplicación de mensajería Chat On, las aplicaciones del S-Pen para los Note, el servicio de música Milk, el S-Translator y un largo etc.

Sabes qué, ninguna funciona con Tizen. Peor aún. El smartwatch con Tizen de Samsung no funciona con su propio smartphone con Tizen.

tizen

En resumen, solo un incauto o desinformado puede comprar este Z1 cuando por 15 dólares más se compra un Android One en India (con un procesador infinitamente superior, más memoria y Android) o por 30 más un Motorola Moto E, como el anterior, muy superior en hardware y software al primer smatphone con Tizen.

No, no veremos Tizen en un smartphone de gama alta a corto plazo. Samsung no se va a jugar centenares de millones de dólares instalando el Tizen actual en un Galaxy 6, en un año donde necesitan recuperar mercado tras la caída de ventas de 2014. Opinar que «Samsung quiere librarse de Android» para no depender de Google es sencillo pero llevarlo a la práctica es muy distinto y puede conllevar un gran coste. Incluso Windows Phone ha perdido mercado en 2014 frente a Android y tiene detrás -nada menos- que a Microsoft y Nokia. ¿Podría mantener Samsung su catálogo de móviles con Tizen?

Está en desarrollo un Tizen 3.0 que quizá aporte otro camino y que puede mejorar en otro tipo de terminales pero las conclusiones de ars technica en el análisis del Z1 muestra donde está ahora mismo el sistema: «Tizen no ofrece ninguna idea innovadora. Solo es Android con peor diseño, sin dirección, sin soporte hardware y sin aplicaciones». 

 

Coordino el contenido editorial de MC. Colaboro en medios profesionales de TPNET: MCPRO, MuySeguridad, MuyCanal y Movilidad Profesional.

Lo más leído