Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Kopimashin, máquina de piratear que pone en evidencia a la industria

Publicado el

Peter Sunde, fundador de The Pirate Bay, fue condenado a dos años de prisión, pero tras salir de la cárcel nos ha sorprendido con un invento bastante llamativo, la Kopimashin, una auténtica máquina de piratear que consigue poner en evidencia a la industria musical por uno de sus argumentos más absurdos y criticados, pero también más utilizados en su lucha contra las violaciones de derechos de autor.

Hablamos de la idea de “una copia ilegal un perjuicio económico”, sin más, sin importar si realmente esa persona habría podido comprar el disco y sin tener en cuenta otras consideraciones igualmente importantes. Simple y llanamente se asocia el hecho de copiar a un daño directo contra la industria, un concepto totalmente erróneo que la Kopimashin deja claro.

Esta máquina ha sido creada sobre la base de una Raspberry Pi y una pantalla LCD, y su función es generar copias infinitas de la canción “Crazy” de Gnarls Barkley, tarea que consigue realizar a un impresionante ritmo de cien copias por segundo.

¿Y esto para qué? Dichas copias no se distribuyen, no se escuchan, no se comparten con nadie, son sólo copias y copias de una canción, pero según la idea que defiende la industria a pesar de todo la actividad de dicha máquina le estaría generando a la industria pérdidas de 10,8 millones de dólares al día.

Absurdo, ¿verdad? Pues esa es la clave de la Kopimashin, demostrar lo absurdo que resulta atribuir un valor fijo a la mera idea de una copia una pérdida económica sin tener en cuenta nada más.

Más información: Neowin.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Top 5 Cupones

Lo más leído