Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Blended working: la importancia de una buena conexión a Internet

Publicado el
Blended working: la importancia de una buena conexión a Internet 30

Es innegable que la COVID-19 ha revolucionado nuestras vidas en todos los aspectos: la forma en la que nos entretenemos, la forma en la que viajamos, la forma en la que nos reunimos, y por supuesto, la forma en la que trabajamos. De hecho, las empresas comienzan a plantearse un modelo combinado en el que tanto el trabajo presencial como el teletrabajo puedan tener cabida: el blended working.

Y aunque el blended working se presenta como una modalidad que traerá grandes ventajas a empleados y compañías, lo cierto es que para garantizar su correcta implementación hay que tener en cuenta una serie de factores que permitan desarrollar el trabajo de manera óptima, también desde casa. Es el caso, por ejemplo, de las tarifas de fibra de Lemmon, que aseguran servicios de alta calidad a través de precios muy competitivos.

Con el estallido de la pandemia causada por la COVID-19 en marzo de 2020, más de 3 millones de españoles vieron afectado su modo de trabajar. El confinamiento y el cierre de las oficinas obligó a trabajadores de prácticamente todos sectores a adaptar un espacio en su hogar desde el que poder mantener su empleo y desarrollar sus funciones. Ahora, con la llegada del blended working, una combinación que aporta una mayor flexibilidad y conciliación entre la vida laboral y la privada a las personas, parece que compaginar el trabajo desde casa y desde la oficina es perfectamente posible.

Conexión a Internet y fibra para el teletrabajo

Pero para que el blended working funcione, hay una serie de necesidades técnicas indispensables a tener en cuenta respecto a equipos, herramientas y medios con los que desarrollar el trabajo en casa del mismo modo que se desarrollaría en la oficina.

En este punto, la conexión a Internet se ha convertido en uno de los requisitos fundamentales del teletrabajo. A pesar de que para la gran mayoría de los trabajos un paquete de fibra simétrica básico puede ser suficiente -siempre y cuando garantice la velocidad mínima para mantener la productividad y el correcto desempeño de las tareas-, todo dependerá del tipo de funciones de cada persona, para lo que habrá que tener en cuenta, por ejemplo, las videoconferencias en grupo, la subida y la descarga de archivos pesados o el número de dispositivos conectados a la misma red.

En definitiva, para poder optimizar el blended working es imprescindible contar con las herramientas necesarias en casa, como es el caso de la conexión a Internet. Y para ello, no hay nada como contratar una tarifa de fibra simétrica que garantice la calidad suficiente para el desarrollo de las tareas tanto en la oficina como en el hogar.

Lo más leído