Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

VPN y Proxy: principales diferencias y cómo utilizarlos

Publicado el
VPN y Proxy

Si alguien te preguntara, “¿prefieres usar una conexión VPN o un Proxy cuando navegas por internet?”, ¿cuál sería tu respuesta? Es posible que ni siquiera tengas claro a que se refiere la persona que te está preguntando. O puede que sí lo sepas, pero no tengas claro cuál de los 2 es más conveniente para ti en cada momento.

No te preocupes porque en este artículo te vamos a explicar una VPN que es, qué es un Proxy, en qué se diferencian y cómo saber cuál utilizar cuando más te convenga. Seguro que después de leer este articulo todas tus dudas quedarán despejadas y sabrá cuál de las 2 herramientas se adapta más a tus necesidades.

¿Qué es un Proxy y para qué sirve?

No queremos que tu cerebro se chamusque, así que no te vamos a dar unas explicaciones muy complicadas sobre estos conceptos. Un Proxy es un servidor que actúa en tu conexión entre el dispositivo desde el que te conectas a internet y la web que vas a visitar o la petición de contenido que estás realizando en ese momento. Así, la página web no va a recibir tus datos reales de conexión, sino los del servidor Proxy, evitando que las páginas te puedan ubicar realmente.

¿Para qué puede ser esto práctico? Pues los Proxys básicamente son usados para acceder a ciertos contenidos bloqueados en tu ubicación como páginas web o, especialmente, servicios de streaming. También es usado para controlar el acceso a los usuarios de internet por parte de las empresas. En los tiempos actuales en los que se está incrementando el teletrabajo puede ser muy útil para dar acceso a tus trabajadores o negárselo a personas que no están autorizadas, como hackers.

Por último, los Proxys suelen ser utilizados como almacenadores de caché local. Estos servidores guardan toda la información necesaria. De esta manera, cuando tengas que acceder de manera continuada a una página web el servidor entregará la solicitud con el contenido para que tú puedas evitar las molestias y la pérdida de tiempo.

¿Tienes un poco más claro qué es un Proxy? Perfecto. Vamos a analizar ahora que es una VPN.

¿Qué es una VPN y para qué sirve?

Una conexión VPN tiene ciertas similitudes con un Proxy. Cuando te conectas a internet con una conexión VPN esta conexión también se realizará a través de uno de los servidores que tienen los proveedores de VPN en el mundo. Así que, al igual que con un Proxy, tu conexión se va a enmascarar de cara a las páginas web o a los proveedores de internet.

Por otro lado, con una VPN se creará una red privada virtual que servirá para evitar que en el entorno empresarial puedan acceder personas no deseadas a esta red. Cuál es la principal diferencia entonces entre un Proxy y una VPN? Que la VPN añade una protección adicional a tus conexiones que los Proxys no te ofrecen. Las VPN van acompañadas de un cifrado A-256 (un sistema que todavía no ha podido ser vulnerado por parte de hackers) que hará que puedas navegar de manera segura, además de privada.

Así que podemos decir que si tu principal objetivo es que tus conexiones a internet estén blindadas para evitar cualquier pérdida de datos a favor de empresas o personas malintencionadas tu mejor opción será elegir una conexión VPN. Esto es muy necesario sobre todo si por trabajo o por ocio sueles viajar al extranjero y tienes que conectarte de manera continuada a una red pública. Este tipo de redes son un foco de estafadores y ciberdelincuentes que pueden acceder de manera mucho más sencilla a tu dispositivo y obtener toda la información que necesite para su beneficio.

VPN y Proxy: Conclusiones

Dicho esto, para resumir, si lo que necesitas es simplemente ocultar tu dirección IP o tu ubicación a un sitio web hecho de una manera quizás un poco más sencilla, con un proxy te será suficiente.
Si lo que necesitas, además de ocultar tu IP y tu ubicación para acceder a ciertos contenidos o conseguir mejores precios en tus compras online, es navegar de manera más segura por la red, incluso cuando estás accediendo desde lugares y redes publicas, tu mejor opción será acudir a una conexión VPN.

Esperamos que con esta información se hayan disipado tus dudas sobre qué son los Proxys y las conexiones VPN y cuál se aproxima más a tus necesidades reales a la hora de navegar por internet.

Lo más leído