Monitores 4K ¿Es hora de dar el salto?

Monitores 4K ¿Es hora de dar el salto?
3 de febrero, 2016

El catálogo de monitores 4K está aumentando y al tiempo los precios se van reduciendo. Quizá no tan rápido como nos gustaría a los consumidores ni en la medida que en su día se prometió pero al menos se observa una tendencia a la baja constante. Hoy revisamos la actualidad de estos monitores 4K y nos preguntamos si es el momento de dar el salto.

Los monitores informáticos no han dejado de mejorar en los últimos años desde los clásicos basados en tubos de rayos catódicos, que además de ocupar una gran parte del escritorio por su enorme “culo” y utilizar un gran consumo, destrozaban nuestros ojos si no los protegías con pantallas de protección. Eso sí, ofrecían buen calidad de imagen y una gran variedad cromática.

No vamos a detenernos mucho en ello porque ya sabes que desde ahí la industria saltó a los LCD y a los TFT LCD que a la espera de la llegada de OLED y en sus diferentes versiones son los más utilizados en la actualidad. También aumentó progresivamente la medida en diagonal de la pantalla y la resolución nativa de pantalla, si bien ésta, no en la medida que lo hizo el tamaño.

La llegada masiva de smartphones y tablets y la carrera por ofrecer densidades de píxeles estratosféricas, resultó en una gran paradoja. Móviles de 5 pulgadas (como el LG G3 lanzado en mayo de 2014) ofrecían una resolución nativa de pantalla superior a la de nuestro monitor de 23, 24 o 27 pulgadas, porque al cierre de 2013, el 90 por ciento de monitores informáticos tenían una resolución 1080p o inferior.

Aprobación del UHD: 4K y 8K

Un año antes, la Unión Internacional de Telecomunicaciones había aprobado la recomendación técnica sobre la tecnología UHDTV que posibilitaba en la práctica el desarrollo de la nueva generación de televisores de ultra alta definición, tanto 4K como 8K. La norma también es de aplicación en cualquier panel de visualización incluyendo monitores informáticos con 3840 x 2160 píxeles y en el futuro, resoluciones nativas de ciencia ficción de 7680 x 4320 píxeles.

Aunque la norma estaba aprobada desde mayo de 2012, los monitores 4K llegaron al mercado con cuentagotas y a con un precio superlativo. Quizá por ello, en el Computex de 2014 Intel anunció un acuerdo con Samsung y otros proveedores asiáticos para rebajar el precio de las pantallas con resolución 4K hasta niveles de 399 dólares. Intel pensaba que la resolución de pantalla podía ser uno de los motivos por el cual los usuarios actualizaban menos sus PCs.

Además de resolución, Intel acordó un aumento de calidad de los paneles, bajo tecnología PLS o Plane to Line Switching, que cubrieran al menos el 100% de la gama de color sRGB y tuvieran certificación Technicolor. Aún con cierto retraso, este tipo de modelos ha terminado llegando al mercado.

81qvhP4W0iL._SL1500_

¿Por qué un monitor 4K tiene más sentido que un TV 4K?

Una buena parte de usuarios ha retrasado de su televisor por la falta de contenido. Para aprovechar esa pantalla 4K, necesitan películas, series y emisión de programas de televisión en esa resolución, algo que brilla por su ausencia en la mayoría de regiones mundiales. 

Por supuesto un monitor también agraderá ese tipo de contenido multimedia pero no es ese su principal objetivo y por ello (hoy por hoy) tiene más sentido plantearse su compra.

Los sistemas operativos principales, Windows, Mac, Linux, o Chrome OS, pueden dar salida a resoluciones 4K siempre que el hardware (tarjeta gráfica principalmente) lo permita. Tus ojos están más cerca de un monitor que lo están de un televisor por lo que el aumento de densidad de píxeles proporcionará una mayor experiencia

Experiencia 4K en el escritorio

Los sistemas operativos y aplicaciones ofrecen una gran variedad de ajustes para mejorar la visualización en altas resoluciones que ofrecen gran cantidad de detalles, pero que tiene la contrapartida de mostrar los objetos mucho más pequeños, especialmente en diagonales reducidas. 

Además, no todas las aplicaciones están optimizadas para funcionar en estas resolucionesUna gran excepción es el editor Photoshop, una buena muestra del potencial de esta resolución porque permite abrir una imagen 4K en proporción 1:1 y trabajar con ellas sin desplazamientos o zoom, y con la posibilidad de escalar la interfaz de herramientas para hacerlas más grandes y fáciles de usar. Como Photoshop no es la norma, los sistemas operativos ofrecen ajustes de escala para mejorar la experiencia con altas resoluciones.

Windows 10 es por mucho el mejor sistema operativo de Microsoft en este terreno. No es perfecto porque ni siquiera todas las aplicaciones de la propia compañía funcionan correctamente (fuentes borrosas cuando se utiliza la escala), pero ofrece automáticamente los ajustes de escala de visualización correctas para cada pantalla en función de su densidad y resolución de píxeles, y también escalas independientes al conectar a monitores externos. Toda la configuración se puede personalizar desde textos, formularios o ventanas y a diferencia de versiones anteriores de Windows, los ajustes no necesitan reiniciar el equipo.

Mac OS X es seguramente el mejor sistema operativo en este terreno, con soporte específico para sus pantallas Retina pero también para cualquier otro monitor 4K y actualización de todas las aplicaciones propias para la gestión correcta de las escalas de visualización. Las distribuciones GNU/Linux también han ido mejorando su funcionamiento con altas resoluciones y soporte al 4K, con cada nuevo lanzamiento.

El soporte no es perfecto y faltan aplicaciones optimizadas internas y de terceros pero la verdad que los sistemas han mejorado muchísimo en poco tiempo.

UltraSharp5K

Juegos en 4K

Si has tenido la oportunidad de correr juegos PC en 4K habrás comprobado que es una experiencia alucinante. Pero tiene un gran problema, necesitas un equipo de gama alta y por consiguiente una gran inversión para mover los juegos a tasas razonables porque la caída de frames en 4K es brutal.

Para jugar en resoluciones 4K con filtros activados que expriman la calidad de los grandes juegos y eviten la bajada de frames, hay que apostar sí o sí por la gama alta de gráficas dedicadas. Y no cualquiera porque en 60 FPS recomiendan utilizar directamente configuraciones multi-gráfica en SLI o Crossfire. Para una experiencia inferior pero a precio aceptable puedes revisar esta guía.

Si sumas el coste de un equipo que esté a la altura y el propio del monitor, llegarás a la conclusión que el 4K para juegos no está al alcance del público masivo y seguramente un equipo para Full HD o 2K sea más recomendable actualmente.

Conclusiones

Si tienes un gran presupuesto para adquirir uno de los nuevos monitores 4K, adelante. Es una gran inversión si le acompañas de un hardware adecuado para moverlo. El soporte de los sistemas operativos está mejorando con cada versión, así como sus funciones de escala. El contenido multimedia aunque lentamente va llegando (Blu-ray 4K en camino) al igual que aplicaciones optimizadas para esta resolución. Los juegos son una gozada en configuraciones multi-gráfica y cada vez habrá más títulos.

Si el presupuesto es un problema, simplemente olvídate por ahora del 4K. Es más razonable comprar un buen monitor 2K o FHD, equiparlo con hardware más económico y esperar a mejor ocasión.

Como decíamos en nuestro especial sobre pantallas curvas, el tamaño en 4K sí importa y necesitas grandes diagonales (a precios superiores) para acompañar la gran densidad de píxeles a un tamaño de objetos en el que no te dejes la vista. Y no olvides que el 4K es un aspecto más a valorar en la compra de un buen monitor. No te dejes llevar por el marketing porque el tipo de panel, la tasa de actualización, el brillo y contraste, o la representación de color, son igual de importantes. Si no tienes presupuesto, es mucho mejor un Full HD bueno que un 4K malo.

Y como norma general, repetir un argumento a valorar. En demasiadas ocasiones apostamos por invertir en una nueva placa base, un procesador algo más rápido, más memoria RAM o una gráfica que nos ofrezca unos cuantos frames más, olvidando otros componentes fundamentales. Porque no lo dudes: un monitor informático es el periférico más importante de nuestro ordenador personal y conviene prestarle la debida atención, más aún teniendo en cuenta que se trata de una inversión de futuro que no vamos a reemplazar en unos cuantos años.

Monitores4k

Oferta Monitores 4K

Si te animas en la compra de uno de estos monitores 4K te dejamos algunos modelos a la venta. Obviamos modelos curvados y otros que incluso aumentan resolución a 5K. Ya sabes, si puedes no escatimes y revisa a fondo el resto de características. Hay algunos baratos, pero con carencias.

  • Acer CB280HK – Monitor de 28″ 2160×3840 con tecnología UHD (4K): 435 euros
  • Samsung U28E590D 28″ Monitor (LED, TN, 3840 x 2160 Pixeles, Negro, Plata, 1000:1, Mega Contrast): 478 euros
  • Asus PB287Q – Monitor WLED de 28″ (3840×2160) con tecnología TN: 509 euros
  • Acer XB Predator XB281HK TN 28″ Negro, Rojo – Monitor (LED, TN, 3840 x 2160 Pixeles, Negro, Rojo, USB 3.0 (3.1 Gen 1), 1000:1: 624 euros
  • Dell P2715Q 27″ Negro, Plata 4K Ultra HD – Monitor (LED, IPS, 3840 x 2160 Pixeles, Negro, Plata, Kensington, 100 – 240 V)
  • Philips BDM4065UC 39.56″ Monitor (LED, 3840 x 2160 Pixeles, Negro, 50/60 Hz, USB 3.0 (3.1 Gen 1)): 711 euros
  • Samsung U28D590D – Monitor de 28.0″ con tecnología LED (3840 x 2160, 2 puertos HDMI): 715 euros
  • DELL UltraSharp U3415W – Monitor (86,36 cm (34″), 5 ms, 300 cd / m², 18W, Negro, 100 x 100 mm): 811 euros
  • Benq BL3201PT 32″ Black 4K Ultra HD – Monitor (LED, IPS, 3840 x 2160 Pixeles, Negro, USB 3.0 (3.1 Gen 1), 1000:1): 899 euros
  • LG 31MU97-B – Monitor IPS Ultrawide de 31″ con resolución Cinema Digital 4K (4096 x 2160, 17:9): 1.138 euros
  • Dell UltraSharp UP3216Q IPS 31.5″ 4K Ultra HD Matt – Monitor (LED, IPS, 3840 x 2160 Pixeles): 1.161 euros
  • ASUS PA328Q – Monitor (81,28 cm (32″), 6 ms, 350 cd / m², 6W, Negro, Kensington): 1.201 euros

Revisión monitores 4K: Digital Trends

Guías: MuyComputer

  • Share This