Samsung SyncMaster T200 HD

Samsung SyncMaster T200 HD
1 de diciembre, 2008

El Samsung Syncmaster T200 HD es un monitor muy prometedor con variados talentos. Un diseño agradable y moderno, entradas para todos los gustos, buena resolución y calidad de imagen y como colofón una sintonizadora TDT. Sus características lo hacen candidato tanto para ser una buena herramienta de trabajo como un compañero de entretenimiento excelente, gracias a un tiempo de respuesta apto para juegos y películas de acción.

Lo primero a destacar de este monitor es el cuidado diseño, con una carcasa en tonos rubí que responde a la gama de diseño Eclipse de Samsung no desentonará en nuestro salón o en una oficina. La parte frontal la cubre un material antirreflejo que sobresale por arriba y por abajo. La peana orientable e inclinable también tiene un diseño redondeado muy acertado. El monitor se proporciona con un enganche para la pared. En la parte posterior podemos ver la generosa colección de conectores que luce el monitor. En el lateral, protegido por una tapa, encontramos un segundo conector HDMI y una ranura de expansión.

El apartado de las conexiones es uno de los más sobresalientes de este modelo. Además del doble HDMI, también dispone de conexión DVI, RBG a través de D-sub 15, entrada por componentes y euroconector. Igualmente dispone de salida de audio óptica y de entrada de sonido. Igualmente dispone de conexión de antena para su sintonizador TDT. Las características del panel LCD sobre el papel son excelentes, una buena relación de contraste dinámico 10.000 a 1, brillo de 300 cd/m2 y una resolución máxima de 1.680 x 1.050 puntos. El tiempo de respuesta es una de las caracterisicas sobresalientes, 5 milisegundos para cambiar de estado un pixel. Aunque superado por otros monitores, que lucen velocidades de refresco de hasta 2 milisegundos, la marca es más que aceptable.

El monitor incorpora el ya conocido software de calibración y ajuste de Samsung, que nos permitirá sacar el máximo partido a su excelente panel LCD de 16 millones de colores.

Un monitor todoterreno

A primera vista y teniendo en cuenta las especificaciones, el producto es un todoterreno. Gracias a su conectividad y sintonizador, puede hacer perfectamente las veces de televisor ocupando un lugar destacado en el salón. La buena relación de contraste y tiempos de respuesta lo hacen especialmente indicado para películas o series de acción. Al mismo tiempo y gracias a sus entradas por componentes y de alta definición y sus mencionados buenos tiempos de respuesta, es un complemento ideal para jugar con consolas de última generación. Finalmente su amplia gama de conexiones para ordenador, incluso para los más antiguos, junto con la buena resolución, lo hacen indicado para trabajar incluso con varias ventanas en paralelo.

En las pruebas de imagen las prestaciones del T200 HD no defraudaron las expectativas. Frente a frente con exigentes juegos 3D, tanto en consola como desde el ordenador, mostró una respuesta excelente. No se observó efecto de rastro ni de latencia ninguna incluso en escenas de mucho movimiento simultáneo. Se echó en falta un poco de contraste adicional para escenarios muy oscuros aunque toda la gama de colores se reproducen de forma sobresaliente. El uso con consolas de última generación también ha mostrado una buena adaptación a escenas de acción en alta resolución.

Alta definición

En cuanto a la reproducción de contenidos de alta definición también ha arrojado buenos resultados. El monitor acepta entradas HDMI de 1080 puntos, aunque la resolución vertical sólo alcanza los 1050. La conexión con el reproductor BluRay no presentó ningùn problema y con pocos ajustes pudimos disfrutar de contenido de alta definición. En cualquier caso las imágenes son lo suficientemente nítidas y estables, además de ofrecer el brillo y calidad de color mencionadas. Una vez más, las escenas de acción no han mostrado efectos negativos, con buenos resultados en escenas con más de un elemento en movimiento.

El sintonizador TDT funciona de forma correcta, con las funciones habituales de acceso a guía de programación. Destacable la presencia de la salida de audio digital, que permite conectar la salida de sonido de la sintonizadora a una cadena de música o equipo de cine en casa. El mando a distancia es de tamaño generoso y dispone de todas las funciones principales. Sin embargo su diseño nos ha parecido algo simple y de diseño algo espartano, sobre todo comparado con la elegancia del monitor. Las teclas tienen un tacto algo "gomoso" pero cumplen su función. En el lateral el monitor ofrece una serie de teclas, integradas con el diseño, que permiten el control de ciertas funciones.

En el trabajo con ordenador se mostró especialmente eficaz, como suele ser habitual con la gama SyncMaster, con una excelente definición de caracteres, buen brillo y notable reproducción de color. Los test con visualización de fotos y con los patrons de prueba dieron buenos resultados tanto en contraste como en brillo y definición.

En el apartado de sonido, los altavoces se comportaron de forma aceptable, en línea con los de cualquier otro televisor de su tamaño, con las inevatbles limitaciones del formato que presentan. Si se tiene cuidado con no saturarlos con un volumen demasiado alto no tendremos queja de ellos, aunque para el visionado de películas recomendamos su conexión a un equipo de cine en casa.

Conclusiones

Por un precio ligeramente superior al de un monitor de su tamaño, el T200 HD ofrece un televisor de alta definición con sintonizadora y conexiones para todos los gustos. Prácticamente nada que decir sobre la calidad de imagen, habitualmente sobresaliente en los productos de Samsung. Si lo unimos a un diseño atractivo (con la excepción quizás del mando a distancia) estamos frente a un producto redondo y versátil que puede satisfacer a distintos tipos de usuarios.

  • Share This