Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Tras el telón de MegaUpload

El servicio de descarga directa de MegaUpload es probablemente el más conocido y extendido entre los usuarios a día de hoy, pero lo que muchos no sabrán es que el creador de este servicio es un personaje que ha sido arrestado en el pasado por fraude informático y por otros cargos. Kim Schmitz es todo un personaje de la red de redes que ahora posee coches de lujos, mansiones y que lleva una vida de lo más peculiar, y además del éxito de MegaUpload ahora ha creado el sitio web Megarotic.

Publicado el

El servicio de descarga directa de MegaUpload es probablemente el más conocido y extendido entre los usuarios a día de hoy, pero lo que muchos no sabrán es que el creador de este servicio es un personaje que ha sido arrestado en el pasado por fraude informático y por otros cargos. Kim Schmitz es todo un personaje de la red de redes que ahora posee coches de lujos, mansiones y que lleva una vida de lo más peculiar, y además del éxito de MegaUpload ahora ha creado el sitio web Megarotic.

 

La historia casi parece el argumento de una película, ya que Schmitz es todo un personaje que ya en 1998 fue condenado a dos años de libertad vigilada tras introducirse en redes corporativas y abusar de servicios telefónicos.

 

Tras el telón de MegaUpload 28

 

En 2001 Schmitz compró acciones de la empresa LetsBuyIt.com -que prácticamente estaba en bancarrota- por valor de miles de dólares, y poco después anunció que invertiría 50 millones de euros en la compañía, lo que hizo que las acciones subieran como la espuma.

 

De hecho, fue la subida más fuerte de toda la historia de la bolsa alemana para un valor de su bolsa, y eso permitió a Schmitz ganar 1,5 millones de dólares de beneficio. En 2002 fue condenado por este tipo de operaciones y fue condenado a 20 meses de prisión y a una multa de 100.000 euros.

 

Sus aficiones a los coches caros y a los lujos también han dado mucho que hablar -hace poco compró la mansión más cara de Nueva Zelanda, que le costó 20 millones de dólares- y parece que tras el éxito de Megaupload ahora está triunfando también con Megarotic, la versión porno de su servicio de descarga directa. Veremos si la industria del cine y la música va tras sus pasos, como ya lo han hecho con Rapidshare, otro de los famosos servicios de descarga directa.

 

1 comentario
  • Ariel

    Yo estoy en contra de la pirateria. Las peliculas que me gustan las veo en el cine (es mi manera de contribuir con los actores,directores, etc) Si la quiero volver a ver las descargo de internet.
    En el caso del anime (del que soy fan) no me queda otra que descargarlo de internet.
    Aca en la Argentina cuesta mucho conseguir Anime y si se consigue, es a un precio que no puedo pagar.
    Que mas quisiera un fan de una serie que los DVDs originales?

Lo más leído