Web
Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

MacBook Air 11 pulgadas por 999€

Los rumores se confirman y Apple acaba de presentar en su evento “Back to the Mac” los nuevos MacBook Air. Y decimos “nuevos” porque al original de 13 pulgadas, la compañía añade un segundo modelo con pantalla de 11,6 pulgadas de diagonal con retroiluminación LED y resolución de alta definición 1.366 x 768 píxeles. Equipa procesador Core 2 Duo, gráfica dedicada GeForce, 2 Gbytes de RAM y almacenamiento flash. Su precio, atractivo (para lo habitual en Apple) desde 999 euros.

Publicado el

Los rumores se confirman y Apple acaba de presentar en su evento ’Back to the Mac’ los nuevos MacBook Air. Y decimos "nuevos" porque al original de 13 pulgadas, la compañía añade un segundo modelo con pantalla de 11 pulgadas de diagonal con retroiluminación LED y resolución de alta definición 1.366 x 768 píxeles. Equipa procesador Core 2 Duo, gráfica dedicada GeForce, 2 Gbytes de RAM y almacenamiento flash. Su precio, atractivo (para lo habitual en Apple) desde 999 euros.

Apple actualiza su línea de portátiles más ligeros con una nueva estrella en el firmamento Mac. Un MacBook Air de 11 pulgadas con un chasis unibody de aluminio con delgadez y peso impresionante cubriendo el hueco entre el iPad y su hermano mayor de 13 pulgadas, y con un precio de venta por debajo de la barrera de los 1.000 euros.

Su pantalla es la mencionada de 11,6 pulgadas de diagonal con retroiluminación LED, resolución de alta definición HD (1.366 x 768 píxeles), microprocesador Intel Core 2 Duo (dos modelos 1,4 o 1,6 GHz), 2 Gbytes de memoria RAM DDR3 1066 MHz (ampliable a 4 Gbytes) gráfica dedicada GeForce 320m de NVIDIA, teclado de tamaño completo, trackpad Multi-Touch y cámara frontal FaceTime. Dispone de conectividad Wi-Fi 802.11n, Bluetooth 2.1+EDR y una salida de video mini DisplayPort para conexión a pantallas externas.

En cuanto a autonomía, Apple promete de cinco a siete horas (modelo de 13") navegando por la web mediante Wi-Fi y hasta 30 días en standby. El MacBook Air de 11 pulgadas con procesador a 1,4 GHz (doble núcleo) y almacenamiento flash de estado sólido de 64 Gbytes cuesta 999 euros, mientras que si equipa 128 Gbytes de capacidad su precio de venta es de 1.149 euros.

El modelo con pantalla LED de 13,3 pulgadas cuenta con una resolución de 1440 x 900 píxeles y utiliza también microprocesador Intel Core 2 Duo en dos modelos de 1,86 o 2,13 GHz, 2 Gbytes de memoria RAM DDR3 1.066 MHz (ampliable a 4 Gbytes), gráfica dedicada GeForce 320m de NVIDIA, teclado de tamaño completo, trackpad Multi-touch como el del MacBook Pro, cámara frontal FaceTime y la conectividad del modelo de 11 pulgadas.

Este modelo añade un sistema de arranque instantáneo y como no dispone de unidad óptica, Apple entrega un pendrive de 8 Gbytes con el Mac OS X para reinstalaciones. Puede equipar unidades de estado sólido con capacidad de 128 o 256 Gbytes y su precio es de 1.299 y 1.599 euros, respectivamente.

Ya están a la venta en la Apple Store incluyendo el nuevo iLife 11 con iPhoto, iMovie, GarageBand, iWeb e iDVD. A bote pronto y a la espera de más tiempo para su análisis, se muestra muy interesante el modelo básico de 11 pulgadas por 999 euros. Ciertamente, Apple podría haber dado el salto a procesadores de nueva generación de 32 nanómetros (Core i3/i5/i7) o a puertos como USB 3.0 pero hubiera aumentando el precio. A su favor, las SSD y un diseño cuidadísimo, con peso y delgadez extraordinario.

Coordinador editorial de MC y colaborador habitual en varias webs del grupo TPNET. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Noticias

Campfire facilitará el arranque dual con Chrome OS y Windows 10

Publicado

el

Campfire facilitará el arranque dual con Chrome OS y Windows 10

Una de las cosas más interesantes que trajo la migración de Apple a los procesadores Intel fue Boot Camp. Aunque muchos creen que es un software de virtualización, la realidad es que se trata de una herramienta para “ceder” parte del espacio de un Mac para instalar y ejecutar Windows de forma nativa.

En su día Boot Camp fue una buena jugada por parte de Apple, ya que se facilitaba enormemente la compatibilidad con Windows para así ejecutar software que no estaba disponible para Mac, como AutoCAD en su momento. Viendo este éxito, parece que Google podría repetir la jugada incluyendo en los Chromebooks una característica muy similar.

En el repositorio Git oficial de Chromium (proyecto del que derivan Chrome y Chrome OS) se ha visto que los desarrolladores de Chrome OS han creado una nueva rama de firmware para el Pixelbook llamada eve-campfire (a partir de ahora, Campfire), además de encontrarse trabajando en un nuevo modo de sistema operativo alternativo (Alt OS), el cual no sería otro que Windows 10.

Según se han podido hacer eco desde xda-developers, la intención de Google es crear múltiples variantes de Campfire para llevarla más allá del Pixelbook, con cambios en el repositorio Git que se fusionarían con la rama principal en lugar de crear una rama específica para cada dispositivo, convirtiendo así a Campfire en una característica estándar (o al menos extenderla en lo máximo posible) de los Chromebooks. Por otro lado, se pretende hacer que la utilización del modo de sistema operativo alternativo no requiera de la habilitación del Modo Desarrollador, cosa que de momento se exige cuando se quiere hacer dual-boot (poder arrancar dos sistemas operativos) en un ordenador que viene con Chrome OS por defecto.

Por lo que se puede ver, Campfire requerirá de ciertos cambios en la forma en que se han gestionado ciertas cosas desde la distribución de Chrome OS. Los desarrolladores están rehaciendo la manera en que se están distribuyendo las actualizaciones para una sección de la ROM pocas veces utilizada llamada RW_LEGACY, la cual es empleada para realizar dual-boot. Con Campfire, Google suministraría de forma regular actualizaciones de RW_LEGACY firmadas, permitiendo la habilitación del modo de sistema operativo alternativo de forma sencilla.

Campfire y la posibilidad de ejecutar un sistema operativo alternativo podrían estar cerca, ya que a Google le podría interesar tener las características listas para la presentación del Pixelbook 2, acto que se haría junto con los smartphones Google Pixel de tercera generación. El propósito sería darle a la futura iteración del Pixelbook el máximo impacto comercial posible, pero viendo el actual estado de desarrollo es muy probable que no se llegue a tiempo.

Sin embargo, pese a todas las virtudes potenciales, Campfire podría encontrarse con un inconveniente: el espacio disponible para almacenamiento de datos. Windows 10 de 64-bit requiere de 20GB de espacio en disco y los Chromebooks no destacan por disponer de mucha cantidad en ese aspecto debido a que están centrados en el almacenamiento en la nube. Esto quiere decir que, salvo se empiece a incluir SSD de mayor capacidad en los Chromebooks, el uso que se le podría dar a Windows 10 desde esos ordenadores sería bastante limitado.

Por otro lado, Google lleva tiempo trabajando en la inclusión de posibilidades más bien propias de un PC “normal” (con sistema operativo que suele trabajar en local y no en la nube) a los Chromebooks, destacando el soporte para los paquetes de la conocida distribución Debian Linux.

Continuar leyendo

Noticias

Crean una IA con reconocimiento facial para buscar a Wally

Publicado

el

IA Robot Aquí Está Wally

La gran velocidad a la que está evolucionando la inteligencia artificial es tan increíble como aterradora. Después de haber visto lo que estas IA son capaces de hacer, e incluso los futuros distópicos que nos presentan las predicciones o algunas series, aquí llega otro nuevo golpe contra la sociedad.

Creado por la agencia publicitaria Redpepper de Reino Unido, este robot basado en el machine learning de Google utiliza el reconocimiento facial para desmontarnos por completo los clásicos libros de “¿Dónde está Wally?”. Tanto es así, que hasta el nombre de la máquina está pensado a modo de pequeña burla, “Aquí está Wally” (traducido de su nombre original en inglés, “There’s Waldo”).

La estructura del robot es bastante simple, consistiendo en un brazo robot alimentado por un chip Raspberry Pi, y con una pequeña cámara, el elemento clave para resolver estos rompecabezas gráficos, que permite el reconocimiento facial del robot mediante OpenCV y el sistema Cloud AutoML de Google.

Google Cloud AutoML ha estado públicamente disponible desde enero de este año para permitir a los usuarios entrenar sus propias herramientas de inteligencia artificial, sin la necesidad de tener ningún conocimiento previo en programación, con un sencillo método de “arrastrar y soltar” imágenes.

También resulta bastante sencillo, a primera vista, el funcionamiento de “Aquí esta Wally”: su cámara escanea y guarda estas caóticas escenas, guardando cada una de las caras que aparecen en ella.

Después, estas caras se analizan mediante el algoritmo de aprendizaje automático, y se comparan con una serie de fotos de Wally pre-cargadas en su memoria, y con las que ha sido “entrenado”. Finalmente, la IA elige la cara que mayor parecido guarde con lo que está buscando, en este caso, siempre acertando sobre Wally.

En este vídeo de demostración vemos como la IA es capaz de localizar a este escurridizo viajero en apenas 4,5 segundos, tiempo que quedaría aún más rebajado si le restamos el tiempo que tarda en escanear cada cara de las dos páginas y dejar caer su mano sobre él. Pero no sólo se trata de la rapidez, y es que según nos muestran, parece que la IA de este robot es capaz de localizar caras con más del 95% de confianza.

Por el momento utilizado como un mero “juguete”, la tecnología que presenta este robot nos muestra las enormes capacidades que son capaces de desarrollar hoy en día las IA.

Continuar leyendo

Noticias

El Galaxy S10 no será el primer smartphone 5G de Samsung

Publicado

el

El CEO de la división móvil de Samsung, DJ Koh, ha confirmado que el Galaxy S10 no será el primer smartphone 5G, un comentario que ha generado un gran revuelo y que merece un pequeño análisis.

¿Por qué ha tomado Samsung esta decisión? Es una buena pregunta y la respuesta nos la ha dado el propio DJ Koh, quien ha indicado que el primer smartphone 5G del gigante surcoreano será “otro modelo”. Sí, ha hecho referencia a otro modelo y no, no creemos que se trate del Galaxy Note 10, sino del esperado y rumoreado smartphone flexible que la compañía podría lanzar durante el primer trimestre del año.

Aunque el 5G se presenta como un avance importante y está lleno de posibilidades lo cierto es que su estandarización y el debido aprovechamiento por parte de los consumidores no será una realidad a corto ni a medio plazo, lo que significa que el uso de una solución compatible a corto plazo puede elevar de forma “innecesaria” el precio de los smartphones que decidan integrarlo, algo que Samsung querría evitar a toda costa para mantener el precio de venta del Galaxy S10 en un nivel competitivo.

Galaxy S10 y Galaxy X: ¿qué podemos esperar?

Samsung es el mayor vendedor de smartphones Android y una de las figuras más importantes del sector móvil. Sus gamas Galaxy S y Galaxy Note gozan de un gran éxito, pero el mercado se encuentra en una situación complicada por el alargamiento de los ciclos de renovación y una falta clara de innovación clara, que hace que los consumidores cada vez se sientan menos motivados a cambiar su smartphone.

Es ahí donde entrará en juego el Galaxy X, un nombre que ha aparecido en filtraciones anteriores y que podría convertirse en el distintivo que utilizaría Samsung en su primer smartphone verdaderamente flexible, que sería también el primer modelo con conectividad 5G del gigante surcoreano.

Esas dos serían las diferencias más importantes que existirían entre el Galaxy S10 y el Galaxy X: el acabado flexible y la conectividad 5G. El resto de especificaciones podrían ser muy similares, aunque debido a la falta de información oficial todavía no podemos asegurar nada en este sentido.

Por lo que respecta al Galaxy S10 todo apunta a que traerá un nuevo diseño y a que veremos un total de tres modelos diferentes: uno con pantalla de 5,8 pulgadas y una única cámara trasera, otro con pantalla de 6,2 pulgadas y doble cámara trasera y un tercero con pantalla de 6,4 pulgadas y triple cámara trasera. Esta configuración estaría dividida en una cámara principal de 12 MP, otra gran angular de 16 MP y un teleobjetivo de 13 MP trabajando como zoom óptico.

Smartphones flexibles como auténtica innovación

Durante los últimos años hemos visto muchos intentos de innovar en el sector smartphone. Si hablamos de terminales flexibles seguro que os vendrán a la cabeza los Galaxy Round y los LG G Flex de primera y segunda generación, que partían de un concepto muy básico pero representaban a la perfección lo que podemos considerar como esa primera etapa de los smartphones flexibles.

Aunque generaron una cierta expectación no tuvieron el éxito esperado y desde entonces el concepto de smartphone verdaderamente flexible ha ido dando vueltas en el sector, pero no ha llegado a materializarse de una manera efectiva. Por ejemplo el ZTE Axon M parte de una idea de doble pantalla plegable, pero no tiene nada que ver con el concepto real de smartphone flexible.

El Galaxy X partiría de una base similar a la del ZTE Axon M, lo que significa que sería un terminal con una pantalla plegable pero sin trampa ni cartón que podríamos extender y recoger gracias a una bisagra colocada en la parte central de la misma. Dicha bisagra estaría perfectamente integrada y no presentaría marcos ni bordes que “corten” la pantalla, cosa que sí ocurre con el modelo de la compañía china.

Samsung está comprometida con los smartphones flexibles. Según DJ Koh el Galaxy X no será un lanzamiento “puntual”, sino que se trata de un dispositivo con el que quieren abrir una nueva línea de productos que mantendrán durante los próximos años. Podemos dar por hecho que este tipo de terminales serán la próxima tendencia del sector.

Continuar leyendo

Lo más leído