Web Analytics
Conecta con nosotros
galaxy_nx_3 galaxy_nx_3

Análisis

Samsung Galaxy NX, primer contacto

Publicado

el

SAMSUNG GALAXY NXLa semana pasada tuvimos la oportunidad de asistir al Samsung Premiere 2013 en Londres, un evento donde la firma asiática desveló, entre otros productos, la primera cámara Android dotada de objetivos intercambiables. Hemos probado la nueva Samsung Galaxy NX y estas son nuestras primeras impresiones sobre un dispositivo que analizaremos con detalle en el laboratorio técnico.

Como ya adelantamos en nuestro especial, consideramos a la Samsung Galaxy NX como una apuesta valiente que, más allá del éxito comercial que acabe teniendo, supone un soplo de aire fresco para la industria. La nueva cámara de Samsung se aproxima a la combinación entre la Galaxy Camara y un smartphone de última generación, en un cuerpo que imita la ergonomía refléx y con un sistema de lentes intercambiables compatibles con el sistema de la casa. Recordemos sus especificaciones técnicas:

  • Sensor APS-C de 20,3 Mpx (idéntico al de la NX300).
  • Objetivos intercambiables (18-55 mm. en el kit).
  • Doble procesador, Quad Core 1,6 GHz para Android y DRIMe IV para imagen.
  • 2 Gbytes de RAM. 16 Gbytes de memoria interna.
  • Formatos JPEG, RAW, RAW + JPEG.
  • Graba vídeo 1080p a 60 fps o 720p a 60 fps.
  • Ráfagas hasta 8,6 fps. 1/6000 máximo.
  • Android 4.2.2.
  • Pantalla de 4,8 pulgadas
  • Conectividad 3G/4G, WiFi y Bluetooth. GPS
  • Soporte para microSD de hasta 64 Gbytes

En las manos, la Samsung Galaxy NX es una cámara de generosas dimesiones y un peso que, a priori, la aleja del público que quiere algo ligero y portátil. Los argumentos fotográficos de esta propuesta pasan por un sensor CMOS APS-C de 20 megapixels que, junto al procesador de imagen DRIMe IV Image Signal Processer prometen prestaciones más que suficientes para el target al que va dirigida.

galaxy_nx_3

Una diferencia fundamental de este Galaxy NX respecto a la Galaxy Camara es la presencia de dos procesadores independientes, uno de cuatro núcleos a 1,6 GHz dedicado a Android y otro exclusivamente para las funciones fotográficas. El resultado es un funcionamiento fluido y ágil, sin los molestos parones que criticamos a la evolución anterior.

La impresionante pantalla de 4,8 pulgadas (921.000 píxeles) es la gran protagonista del dispositivo. Aunque es posible cambiar algunos ajustes, en la práctica es fundamental utilizar los controles táctiles mediante una interfaz más preciosista que eficaz. Al acercarnos al visor electrónico, la pantalla se apaga automáticamente y deja de detectar nuestras pulsaciones para evitar errores no deseados.

samsung-galaxy-nx-2

En realidad, la aplicación Cámara es muy similar a lo que ya vimos en Galaxy y, como en ese caso, permite cambiar entre un modo estandar y experto modificando radicalmente la cantidad de opciones que el usuario tendrá disponible. Se añaden detalles como un nivel electrónico, miniaturas que resumen los modos de disparo o diales deslizantes de estética muy conseguida pero poco prácticos cuando se trata de cambiar muy rápido entre parámetros.

La Galaxy NX se puede controlar con la voz (mediante unos comandos predeterminados), algo práctico si no queremos mover la cámara o estamos realizando un retrato. La incorporación de GPS para geolocalización, la posibilidad de generar divertidos GIF o de combinar imagen y hasta 9 segundos de audio en una foto añaden valor añadido al producto y lo desmarcan de alternativas similares.

En cuanto cerramos la aplicación de la cámara nos encontramos ante un smartphone de última generación al que solo le falta llamar por teléfono. A priori, estamos ante un hardware capaz de ejecutar cualquier aplicación pero es necesario que los desarrolladores se animen a trabajar en proyectos específicos para aprovechar las funciones de su cámara, especialmente en las aplicaciones de fotografía, vídeo, edición, post-procesado y demás, algo que no ocurrió en intentos anteriores.

Así, descargamos e instalamos Snapseed sin problema pero nos dimos cuenta que el tamaño máximo de importación es de 2.304 x 1728 píxeles, desaprovechando las posibilidades del sensor de 20 megapíxeles. Como contrapunto, también tuvimos tiempo de realizar una pequeña prueba con RawPal y funcionó perfectamente. Desde luego, las posibilidades del ecosistema Android pueden llevar a estas cámara a un nivel nunca visto hasta el momento, reduciendo la dependencia de pasar por el PC para muchos usuarios.

En lo relativo a conectividad, la Galaxy NX es un producto sobresaliente. Con soporte para 3G/4G, WiFi y Bluetooth ofrece todas las opciones para compartir o guardar nuestras fotografías de manera sencilla e intuitiva. Resulta interesante la posibilidad de llevar nuestras fotos a una copia de seguridad en la nube (Drive, Amazon, Dropbox…) automáticamente y, si tenemos otros dipositivos Samsung, podemos mandar nuestras imágenes entre ellos gracias a Share Shot.

Durante el tiempo que tuvimos para probar la cámara en el evento vimos un cuerpo muy bien equilibrado, un funcionamiento fluido en todo momento (incluyendo ráfagas forzadas), una interfaz muy fácil de usar y comportamiento notable, con disparos hasta ISO 800 sin problemas graves de ruido (en semi oscuridad, con luz artificial) y un enfoque preciso y rápido. En el lado negativo, el cambio entre ajustes con la pantalla táctil resulta engorroso (sobre todo con todas las opciones de modo experto activadas) y ni el tacto del botón de disparo ni el visor nos terminan de convencer a primera vista.

galaxy-nx-4

Conclusiones

La Galaxy NX es una cámara sin espejo de prestaciones notables que tiene en Android su gran argumento para desmarcarse de la competencia. El apoyo de los desarrolladores (y la capacidad de la propia Samsung) resultarán fundamentales para que el usuario perciba el valor añadido de este producto.

Con unas dimesiones equiparables a una réflex de gama de entrada (y superiores a la mayoría de mirrorless) y a falta de confirmar detalles tan relevantes como el precio o la autonomía real (el consumo de una pantalla con esa diagonal puede ser preocupante), nos tememos que Samsung va a tener que pelear mucho para posicionar Galaxy NX como algo más que una curiosidad en los líneales.

Probaremos la cámara en el laboratorio en cuanto recibamos una unidad de prueba y emitiremos entonces una opinión definitiva. Hasta entonces, abrimos el debate ¿tiene sentido una cámara con Android? ¿Estamos ante el primer paso de una revolución o poco más que un experimento?

 

Me encargo de traer innovación y nuevo negocio al grupo TPNET. Además colaboro en varios de nuestros sitios como MC y MCPRO.

Lo más leído