Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Google no se rinde, más smartphones de bajo coste en camino

Publicado el
Google no se rinde, más smartphones de bajo coste en camino 29

Android One fue la iniciativa del gigante de Mountan View para llevar smartphones de bajo coste y prestaciones aceptables a los bolsillos más ajustados, un movimiento que además estaba respaldado por otro pilar importante, asegurar la llegada de actualizaciones puntuales a los terminales sujetos a dicho programa de una forma asimilable a la gama Nexus.

La idea era simple, reducir al mínimo el margen de beneficio por unidad y compensarlo con la venta de grandes cantidades de smartphones, cosa muy habitual dentro de las economías de mercado, pero la cosa al final no acabó saliendo tal y como estaba previsto, algo que un ejecutivo de Google se encargó de confirmar cuando comentó oficialmente que el programa no habría cumplido con las expectativas.

Sin embargo esto implica un final, sino más bien un reinicio. Mike Hayes, director de desarrollo de negocio y asociaciones Android y Chrome, dejó claro que seguirán apoyando lo que conocemos como Android One aunque introducirán cambios que desde luego eran totalmente necesarios.

Uno de los más importantes tiene que ver con la elección de componentes para la fabricación de cada terminal. Como recordará más de uno de nuestros lectores con Android One la firma de Mountain View fijó unos requisitos mínimos que los OEMs debían cumplir sí o sí si querían poder entrar a formar parte de dicho programa, cosa que al final acabó siendo contraproducente.

Requisitos más flexibles, trabajo conjunto de Google con los OEMs y los mismos valores básicos del programa original, esas son las piezas clave que darán forma a los próximos smartphones de bajo coste que irán llegando dentro del programa Android  One.

En lo personal creo que dicho programa tiene unas excelentes ideas en su base pero ha fallado en su ejecución, y por una razón muy sencilla, el precio. Partimos de la base de que Android One se orienta a mercados emergentes en los que un terminal de más de 100 dólares puede ser un lujo casi inalcanzable o muy complicado para muchos, y sin embargo buena parte de los modelos que llegaron inicialmente quedaban cerca o incluso superaban dicha cifra.

Un precio demasiado elevado unido a la enorme competencia que existe en el sector smartphone, donde podemos encontrar terminales chinos con prestaciones excelentes por entre 75 y 90 dólares, son los dos grandes obstáculos que Google tiene que superar si quiere tener éxito de verdad con Android One.

Más información: Neowin.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído