Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Cancelar una suscripción: con Subscrybe no volverás a olvidarte

Publicado el
Cancelar una suscripción: no vuelvas a olvidarte

Ojalá alguien hiciera un estudio para medir la cantidad de endorfinas que genera nuestro cerebro cuando nos acordamos de cancelar una suscripción antes de que llegue el siguiente cargo. Y es que va en la naturaleza humana, nos encantan los periodos de prueba gratuitos y, aunque recelamos un poco a la hora de introducir un medio de pago, al final decidimos que la recompensa lo justifica, y nos grabamos en la mente a fuego la fecha tope para cancelar la suscripción sin que lleguen a hacernos cargo alguno.

Tres meses y 17 días después, tras haber recibido ya varios cargos, finalmente nos damos de baja, no sin antes aceptar que cancelar una suscripción no es nuestro fuerte, que nunca más volveremos a darnos de alta en un servicio con periodo de prueba gratuito, y de paso intentamos dejar de pensar en los 12, 15 o 30 euros que, en esos tres meses, hemos pagado por un servicio que, además, al final no hemos vuelto a utilizar a partir del tercer día de prueba. O peor aún, que nos hemos obligado a emplear, simplemente porque lo estábamos pagando.

No digo que le haya pasado a todo el mundo, pero tampoco me escondo: yo soy una de esas personas. Afortunadamente, con los años, he conseguido corregir ese mal hábito, pero todavía no me considero inmunizado del todo. Por eso, me ha sorprendido y alegrado a partes iguales saber de Subscrybe, un proyecto que todavía se encuentra en fase beta, y que pretende ser nuestro asistente a este respecto y recordarnos las fechas de renovación de nuestras suscripciones. Ya sea simplemente para estar informados, o para tomar las medidas que consideremos oportunas.

 

Cancelar una suscripción as a service

Su funcionamiento es muy sencillo: tan solo tienes que instalar una extensión de Google Chrome (la encontrarás aquí) y, cuando te des de alta en algún servicio, anotar esa fecha de renovación que normalmente piensas que recordarás, pero que en muchas ocasiones terminas olvidando. Así, cuando se acerque el momento de renovar o cancelar una suscripción, la extensión te lo recordará para que puedas actuar tal y como desees.

De momento su funcionalidad todavía es bastante limitada, no olvidemos que se trata de una beta. Entre los planes del autor, que se pueden leer en la página de Subscrybe en ProductHunt, vemos que figuran algunas ideas interesantes, como incorporar la capacidad de sincronizar con cuentas de Apple y Google para llevar el control de las suscripciones en ambas plataformas, añadir nuevos tipos de alertas como notificaciones de Google Chrome y correo electrónico (de momento es necesario abrir la extensión manualmente para comprobarlo) y un comparador de precios, que nos informe de si existe alguna oferta especial para el servicio que estamos contratando.

Basta con dar un primer vistazo a la extensión para comprobar que de momento está en sus primeros pasos. A día de hoy ya es práctica, ya resulta útil como recordatorio para cancelar una suscripción. Ahora bien, si se cumplen los planes de su desarrollador, podemos estar ante una de esas sencillas pero muy prácticas ayudas para el día a día. Imagino que la evolución del proyecto dependerá, en buena medida, de la acogida que obtenga el servicio. Y yo, la verdad, creo que le voy a dar una oportunidad.

¿Cuál es tu relación con las suscripciones? ¿Llevas un control férreo sobre las mismas? ¿Alguna vez se te ha escapado alguna? ¿Sigues pagando a día de hoy por aquel servicio que hacía una copia de seguridad de tu cuenta de Fotolog? Y con respecto a Subscrybe, ¿te planteas utilizar un servicio de este tipo o, por el contrario, no termina de inspirarte confianza que terceras partes sepan a qué servicios estás suscrito?

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

1 comentario
  • nadadenada

    Vamos, que es un calendario normal y corriente.

Lo más leído