Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Cambios de Twitter, accesibilidad y dolor de cabeza

Publicado el
Cambios de Twitter, accesibilidad y dolor de cabeza

Si eres usuario de Twitter, y especialmente de su versión web, seguro que ya te has dado cuenta del cambio de diseño, que destaca especialmente por la nueva tipografía empleada, a la que se ha sometido el servicio. Para la mayoría ha supuesto un simple cambio estético, que a algunos les ha gustado (me identifico en este grupo, la tipografía nueva me gusta) y a otros tanto no, y preferirían volver al diseño anterior. Sin embargo, para otras personas, el cambio sí que ha supuesto un problema.

Y es que, según podemos leer en Gizmodo, parece que Twitter fue bastante reduccionista en sus análisis de usabilidad, puesto que desde las pocas horas del cambio, ya empezaron a aparecer las primeras quejas, y aunque buena parte de ellas se referían exclusivamente al gusto (o disgusto), algunas ya empezaron a apuntar a problemas reales con la nueva tipografía y con otros elementos del nuevo diseño, y que ya han forzado a Twitter a replantearse este cambio.

La queja más extendida ha sido la que afirma que la nueva tipografía genera dolores de cabeza, algo que tras analizar otras quejas, se ha relacionado con la necesidad de forzar un tanto la vista para poder leer bien. Así, hay personas que acusan de cierta fatiga visual tras un rato leyendo la web con Chirp, que es el nombre de la nueva tipografía de Twitter. Este problema ha afectado especialmente a personas con algún problema visual, como astigmatismo en algunos de los mensajes publicados al respecto.

Cambios de Twitter, accesibilidad y dolor de cabeza

Así, dolores de cabeza, migrañas y jaquecas han sido las quejas más comunes en relación con el rediseño, y es posible que en este aspecto no solo cuente la tipografía, sino también los nuevos contrastes, más acusados que en la anterior interfaz de Twitter. De momento no parece que la red social haya realizado cambio alguno al respecto, si bien es cierto que hace ya unos días pidieron a los usuarios más feedback al respecto, por lo que es probable que estén estudiando qué cambios llevar a cabo.

Una crítica bastante extendida es que, a la hora de pensar en accesibilidad, solo han tenido en cuenta una o unas pocas perspectivas. Y es que, por ejemplo, el alto contraste puede ser positivo en algunos casos, pero en otros, como las personas fotosensibles, pueden convertirse en una barrera de acceso.

Quizá la clave estaría en olvidar el criterio de interfaz unificada. En la teoría suena fenomenal eso de tener una interfaz que se adapte a las necesidades de todo el mundo, pero llevarlo a la práctica es mucho más complejo, como está comprobando Twitter con este cambio. Lo más sensato sería, en primera instancia, volver al diseño anterior y, ya con más calma, estudiar los cambios necesarios en la nueva o, incluso, crear varios diseños personalizables, y que cada usuario los pueda ajustar a sus necesidades personales.

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído