Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Realme GT Neo 2, preparado para la competición

Publicado el
Realme GT Neo 2

El mercado de la telefonía móvil está viendo mucho movimiento últimamente y hay muchas empresas luchando por hacerse un sitio en un panorama cada vez más complejo. Realme es una de estas empresas que quiere hacerse un sitio ofreciendo prestaciones por encima de la media con precios muy interesantes. Hemos tenido la ocasión de probar su último lanzamiento: el Realme GT Neo 2, un móvil que por características hace bien poco podría haber sido considerado un terminal de gama alta pero que tiene un precio que lo coloca más bien en la gama media, un territorio en el que hay mucha competencia, sobre todo últimamente. Este empresa comparte matriz con Oppo, OnePlus y Vivo pero ha establecido su propia estrategia de producto.

Echando un vistazo en primer lugar a las características técnicas enseguida saltan a la vista dos apartados con respecto a la generación anterior: el procesador y la batería. En este caso el GT Neo 2 equipa un chipset Snapdragon 870 con un core A77 de 3.2 GHz y ocho cores así como una batería de 5.000 mAh que además permite recarga ultrarápida de 65W que según anuncia el fabricante es capaz de realizar una carga completa en 36 minutos.

Realme GT Neo 2

Otra evolución muy significativa es la de la pantalla. Se trata de un display de 6,62 pulgadas de tipo AMOLED fabricado por Samsung que dispone de protección Gorilla Glass 5 y que permite tasas de refresco de pantalla de hasta 120 Hz (autorregulable para controlar el consumo de energía) y una tasa de comprobación de interacción táctil de hasta 600 Hz. Unos número que conjuntamente con el procesador hacen del GT Neo 2 un móvil especialmente preparado para los juegos.

Especificaciones realme GT Neo 2

Sistema operativo Android 11 personalizado con realme UI 2.0
Pantalla AMOLED de 6,62 pulgadas @ 120 Hz
Resolución FHD+ (2.400 x 1.080 píxeles) @ formato 20:9
Procesador Snapdragon 870 5G
Memoria 8 o 12 GB 8GB+128GB y 12+256GB
Almacenamiento 128 o 256 GB
Cámara frontal 16 MP (f/2.05)
Cámara trasera Configuración triple:
·64 MP (f/1.8)
·8 MP (f/2.4) ultra wide
·2 MP (f/2.4) macro
Conectividad Wi-Fi 6, 5G LTE, Bluetooth 5.1, GPS, NFC, USB-C, NFC
Batería 5.000 mAh con carga ultra rápida de 65W
Otros Lector de huellas dactilares bajo la pantalla
Dimensiones 162.9 x 75.8 x 9 mm
Peso 199,8 gramos
Precio Desde 449 euros

En el apartado de la cámara en cambio no hay avances significativos, aunque la adopción de un procesador más potente debería marcar la diferencia en el postprocesado de las imágenes y en la rapidez de ejecución. Se trata del mismo sensor de 64 megapíxeles con triple cámara que tenía la generación anterior. Además de la lente principal el GT Neo 2 equipa una de gran angular de 119 grados y otra tipo macro de 4 centímetros.

Una vez echado el primer vistazo a la hoja de especificaciones nos diponemos a desempaquetar el terminal. La primera impresión es muy buena. Nuestro modelo es el que Realme ha denominado Neo Black y muestra un acabado impecable y agradable al tacto gracias al diseño realizado con 7 «nanocapas» que según el fabricante lo hacen especialmente resistente a las rozaduras en la parte posterior. Aunque se trata de material plástico el tacto es más parecido al de un cristal pero con buen agarre.

Nos ha gustado comprobar que no es demasiado propenso a las huellas por lo que es una carcasa bastante «limpia» en este sentido. Los 8,6 milímetros de espesor no lo convierten en el más delgado, sobre todo si le añadimos la muy necesaria carcasa protectora (incorporada en nuestro caso) pero lo hacen suficientemente manejable. Lo mismo pasa con el peso, los 199 gramos no le permiten ganar ningún campeonato pero si no perdemos de vista la franja de precio se trata de un móvil con un peso más que razonable.

Cámaras «en isla»

En la parte posterior encontramos en la parte superior izquierda la «isla» de las cámaras que sobresale de la parte posterior. Las dos lentes principales aún sobresalen un poco más. Otro detalle muy a destacar es que el material escogido para los laterales tiene un agarra muy notable lo que previene de forma bastante eficaz el que el móvil se nos pueda escapar de las manos. De nuevo la carcasa es un accesorio que limita estos posibles accidentes aún más y no resulta demasiado engorrosa a la hora de sujetar el teléfono.

Realme GT Neo 2, preparado para la competición 30

En la parte izquierda del lateral del teléfono encontramos los habituales mandos para el volumen y el encendido y apagado. En la parte inferior se encuentra la rejilla de los altavoces en forma de tres orificios alargados, el conector USB-C y la ranura para la introducción de la SIM (no es posible utilizar Micro-SD para ampliar la memoria). En general hemos observado un buen cuidado de los acabados, la parte trasera con diseño curvo, la calidad de los botones… todo da una sensación de calidad.

A pesar de la buena elección de materiales y la calidad de la construcción del terminal el GT Neo 2 no dispone de la certificación IP de resistencia al polvo y a la humedad. En otro de orden de cosas y en este caso en línea con los terminales que se están lanzando últimamente, tampoco disponde de conexión de auriculares de tipo Jack. El sensor de huellas dactilares se encuentra bajo la pantalla, muy cerca del borde inferior del teléfono.

Pantalla AMOLED

Lo primero que pusimos a prueba en este nuevo modelo de Realme es la pantalla. El display de AMOLED está formado por material luminescente E4 de Samsung, que según la información del fabricante reduce el consumo de energía en un 15% y proporciona una relación de contraste de cinco millones a uno. También según el fabricante esta pantalla es ahora capaz de reproducir contenidos visuales HDR10+ alcanzando un brillo máximo de 1.300 nits.

Realme GT Neo 2, preparado para la competición 32

En nuestras pruebas tanto con imágenes estáticas como con vídeo la respuesta de la pantalla ha sido excelente, buen contraste y brillo y buena respuesta de la misma en ambientes muy iluminados. A pesar de que la resolución sigue siendo de 1080 x 2400 puntos la verdad es que la calidad de la imagen es muy buena. La frecuencia de refresco se ajusta automáticamente por parte del propio terminal que mantiene esos 120 Hz sobre todo a la hora de hacer scroll con contenido en la pantalla por lo que la sensación de suavidad en estas situaciones es total.

Hay que tener en cuenta que no es posible forzar esa tasa de refresco y que por ejemplo los juegos están limitados a los 60 Hz. Un detalle interesante y que no se suele apreciar es la usabilidad del terminal con los dedos. En este GT Neo 2 Realme ha incorporado por un lado un sistema háptico mejorado motor lineal X-Axis que mejora la respuesta de la pantalla al toque de los dedos devolviendo la vibración adecuada cuando la accionamos. Por otro lado y como hemos mencionado el sensor táctil funciona a 600 MHz por lo que el teléfono responde con mucha sensibilidad y prontitud cuando tocamos la pantalla.

Más control

El conjunto de los dos sistemas proporciona una sensación de tener más control táctil sobre la pantalla, que la respuesta es más inmediata que en otros terminales similares. Un detalle interesante que nos ha resultado muy positivo. Otro punto importante es el de la batería, los 5.000 mAh conjuntamente con componentes más ahorradores como la nueva pantalla AMOLED o el chipset 870 de Snapdragon hacen que la autonomía sea muy grande.

Realme GT Neo 2, preparado para la competición 34

Con la configuración estándar y un uso normal el terminal puede aguantar con holgura dos días que se pueden reducir a uno si lo utilizamos para juegos y vídeo de forma intensiva. En cualquier caso una marca impresionante y sin duda uno de los puntos más destacados del terminal. El sistema de carga rápida es otro factor interesante para los que estén preocupados por quedarse sin autonomía. Con un cargador de 65 W es posible tener cargado completamente el teléfono en media hora escasa, cumpliendo con las promesas del fabricante.

La velocidad del chipset de SnapDragon se hace notar, sobre todo en aplicaciones en las que el terminal tenga que mover imágenes como juegos o vídeo. Aunque sobre el papel está un escalón por debajo de los móviles más potentes, en la práctica la diferencia no se nota demasiado. Hay que tener en cuenta que el móvil dispone de un modo GT (que alcanza su versión 2.0) que permite poner al máximo el rendimiento de la pantalla y del sistema en general así como subir al máximo la sensibilidad táctil de la pantalla.

A toda máquina

Se trata de un modo especialmente indicado para juegos y otras aplicaciones que requiran una potencia más alta. Hay que tener en cuenta que al activarlo se reduce drásticamente la duración de la batería, aunque al disponer de 5.000 mAh este inconveniente no es tan importante como lo sería en otros terminales con menor capacidad. Otro punto interesante es el sistema de refrigeración desarrollado por Realme para este modelo.

Realme GT Neo 2, preparado para la competición 36

Se trata de un sistema que utiliza una placa de disipación de calor de acero inoxidable con una estructura de ocho niveles con una pasta térmica especial realizada con diamante para maximizar la refrigeración del dispositivo. El sistema en teoría permite una eficacia de disipación de calor un 20% mayor que con otros sistemas y una reducción de temperatura máxima de 18 grados.  Es difícil comprobar de forma empírica estas prestaciones.

Carga ultra rápida

Lo que podemos decir es que en nuestras pruebas con aplicaciones intensivas en lo que respecta al trabajo del procesador la sensación es que el terminal apenas se calienta. Con respecto a otros modelos, sobre todo los que tienen un tamaño algo más pequeño, la diferencia es importante. Esta disipación tan eficiente es especialmente relevante cuando estamos hablando de un terminal capaz de cargarse a una potencia de 65W.

Realme GT Neo 2, preparado para la competición 38

Quizás el apartado de la cámara sea en el que Realme ha innovado menos, con un sensor  principal de 64 megapixeles y otros dos sensores: uno de 8 megapíxeles para el modo macro y otro de 2 megapíxeles para el modo macro, ambos sin autofocus. Los modos zoom de la cámara (2x y 5x)  se consiguen por software disminuyendo la resolución de las imágenes. La cámara para las tomas en modo selfie que se encuentra tras la pantalla tiene una resolución de 16 megapíxeles.

Realme GT Neo 2, preparado para la competición 40

El software de la cámara es intuitivo y tiene las funciones básicas que se espera encontrar en este tipo de aplicaciones. Dispone de un modo llamado «Street Photography Mode» o Calle mediante el que se dispone de algunas funciones especiales como el zoom instantáneo, simulación de filtros de película o la capacidad de grabar la imagen en modo RAW. La cámara realiza por defecto los disparos a 16 megapíxeles de resolución pero puede forzarse a que los realice al máximo de 64.

Al elegir el modo de mayor resolución perderemos rango de color por lo que aunque las imágenes tendrán más detalle perderemos riqueza en los tonos. En las fotos realizadas para las pruebas la calidad es bastante alta para su nivel de precio, aunque hemos detectado algo de exceso de saturación en las imágenes, seguramente fruto del post procesado. Nos ha resultado especialmente eficaz el modo noche, sobre todo si no hacemos uso del zoom.

Conclusiones

El realme GT Neo 2 es un interesante asalto a la gama media de terminales móviles con muchas características propias de un gama alta. La pantalla AMOLED de alta calidad con frecuencia de refresco de 120Hz, una batería de 5.000 mAH y algunos detalles interesantes como la tecnología de refrigeración o los materiales utilizados para la carcasa. Se trata de un móvil que no es especialmente ligero ni fino pero que por su diseño resulta manejable y agradable de utilizar. Una advertencia. Al asignar las puntuaciones hemos tenido presente la franja de precios en la que compite el terminal.

Realme GT Neo 2, preparado para la competición 42

Este terminal puede adquirirse en dos configuraciones (8GB+128GB y 12+256GB) y en tres colores distintos: verde, azul y negro. El precio oficial es de 449,99€ en la versión de 8GB con 128GB de almacenamiento y de 549,99€ con capacidad de 12GB y 256GB. Desde el 16 de noviembre hasta el 29 de noviembre de 2021, con motivo del Black Friday, el terminal tendrá un precio de 369,99€ (8GB) y 449,99€ (12GB).

Comprar en Amazon

Producto Recomendado

Valoración final
9 NOTA
NOS GUSTA
Buen diseño/br> Gran duración de la batería
Sistema de refrigeración
Pantalla AMOLED
A MEJORAR
Calidad de las cámaras algo justa
RESUMEN
Se trata de un Smartphone de gama media que cumple en todo y sobresale en algunas soluciones interesantes como la refrigeración, la carga ultrarápida o la excelente pantalla. Con un buen sistema de cámaras competiría de tu a tu con modelos de gama alta sin problemas.
Diseño y construcción8.5
Pantalla9.5
Rendimiento9.5
Cámaras8
Software9
Autonomía9.5

Lo más leído