Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Los 240 vatios, a la vuelta de la esquina

Publicado

el

Los 240 vatios, a la vuelta de la esquina

Ya han pasado unos meses desde que OPPO presentara su tecnología de carga de 240 vatios, 240W SUPERVOOC, en el MWC 2022. Una presentación que nos dejó con la boca abierta, ya que de llevarse al mundo real, sería capaz de realizar una carga completa (desde vacío absoluto) de una batería de 4.500 miliamperios en alrededor de nueve minutos. Una barbaridad que vendría a reescribir por completo el concepto de movilidad tal y como lo conocemos hoy en día.

Pero claro, hablo del mundo real porque algo a lo que nos hemos acostumbrado en estos tiempos es a ver como los fabricantes nos muestran sus avances en lo referido a la función de carga. Ya sea con incrementos más que destacables en su velocidad, o con tecnologías sorprendentes como la transmisión inalámbrica desde el enchufe hasta el cargador, este es un campo muy propio para el lucimiento de los departamentos de I+D, pero estamos acostumbrados a que estos anuncios no pasan de ser una mera demostración técnica, pero que no lleguen al mercado. Sin embargo, con los 240 vatios de OPPO es posible que no sea así.

Y es que, según podemos leer en Gizchina, últimamente se han empezado extender rumores dentro de la industria que señalan el próximo lanzamiento comercial de un sistema de carga rápida de 240 vatios. Rumores en los que no se menciona de manera explícita el nombre de la tecnológica que se encontraría tras dicho lanzamiento, pero sí que apuntan a una compañía de origen chino, lo que cuadra con el anuncio de OPPO en el MMWC 2022, dejándola como la candidata más probable.

Los 240 vatios, a la vuelta de la esquina

Las prestaciones de los smartphones crecen de manera sustancial,  de igual modo lo hacen sus funciones. Cualquier usuario que haya vivido la evolución del smartphone podrá valorar, por su propia experiencia, que la suma de posibilidades no se ha frenado nunca, algo que resulta en general muy positivo, pero que también exige de una gestión de  las cargas más afinada, si no queremos quedarnos sin batería en el momento menos adecuado. Un sistema de carga de 240 vatios, que permite realizar una carga completa en tan poco tiempo, mitiga sustancialmente este problema.

No obstante, aún es pronto para empezar a frotarse las manos. La carga eléctrica a estas velocidades obliga, necesariamente, a que los elementos que participan en la misma sean capaces de soportar las vicisitudes físicas que plantea. Dicho de otra manera, los cables, los puertos de carga y la circuitería del smartphone y, claro, la propia batería, deben ser capaces de soportar ese flujo de energía sin que el calor que se producirá pueda afectarlos. Así, entendemos que el sistema de carga de 240 vatios llegará de la mano con un dispositivo capaz de emplearlo, y el punto será la construcción de dicho dispositivo.

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído