Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

La escasez de semiconductores terminará pronto

Publicado

el

La escasez de semiconductores terminará pronto

Los semiconductores, o para ser más exactos la escasez de los mismos, han traído de cabeza tanto al sector tecnológico como a otros dependientes, en mayor o menor manera, del mismo. La cadena de suministro, un elemento clave pero que hasta ahora era prácticamente desconocido para el gran público, ha sido protagonista de multitud de titulares y noticias, en los que se la relacionaba directamente con la producción limitada y el desabastecimiento de todo tipo de productos, desde videoconsolas hasta coches.

Durante los dos últimos años, en los que hemos vivido intensamente dicha escasez, los pronósticos sobre cuando finalizaría han ido variando de manera muy acusada, si bien en general casi siempre han apuntado al medio o incluso al largo plazo. Y es comprensible, puesto que era necesaria la puesta en marcha de nuevas infraestructuras de producción para que la cadena de suministros fuera capaz de satisfacer la enorme demanda existente.

Muchas previsiones razonablemente recientes apuntaban a que esta situación se sostendría, al menos, hasta muy finales de 2023 o principios de 2024, un panorama muy poco alentador. Sin embargo, según podemos leer en VentureBeat, el final de esta vicisitud podría estar más cerca de lo que vaticinaban los analistas, algo en lo que influye tanto el mercado de producción como los índices de demanda de, claro, los productos que requieren de dichos componentes.

La escasez de semiconductores terminará pronto

En el primer punto, el de la producción, con el paso de los meses se ha avanzado en la puesta en funcionamiento de nuevas factorías, y el sector espera a la aprobación de una nueva ley en Estados Unidos que se traducirá en ayudas económicas para la puesta en marcha de nuevas fábricas. Algunas empresas, como Intel, están esperando a que se de dicho paso legal para iniciar la construcción de dichos nuevos centros de producción. Y esto solo en Estados Unidos, hay proyectos de nuevas fábricas ya en marcha alrededor de todo el mundo.

Por otra parte, la subida global de la inflación y la creciente incertidumbre económica actúan como lastre para el consumo, y los sectores más afectados por la escasez de la cadena de suministro de semiconductores se pueden ver bastante afectados por un descenso en la demanda. Este descenso, no obstante, aliviaría dichos niveles de demanda, permitiría ajustar mejor la oferta a la demanda, y daría un margen de tiempo para que todas las fabricas que hoy en día son solo un proyecto ya se encuentren plenamente operativas.

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído