Lista la ballot screen de W7

Lista la ballot screen de W7
5 de diciembre, 2009

Microsoft parece que va a recoger todas las “sugerencias” de los fabricantes de navegadores para evitar conflictos y la “ballot screen”, la pantalla para la instalación de distintos navegadores podría estar lista el 15 de diciembre, al fecha en la que la Comisión Europea votará sobre esta propuesta. Si se aprobara Microsoft tendría ocho semanas para enviar a todos los ordenadores con Windows Xp, Vista y 7 el programa que presenta la “ballot screen”. Los PC nuevos contarán con ella preinstalada.

 

Parece que la solución propuesta por Microsoft de la pantalla de instalación de navegadores para evitar los problemas con las autoridades europeas antimonopolio va a adaptarse a las sugerencias de los otros fabricantes de navegadores. La sugerencia más importante que ha sido recogida, aunque pueda parecer menor, es la de no mostrar los navegadores en la aplicación por orden alfabético.

 

 

Según los responsables de Opera eso provocaría que algunos fabricantes se plantearan cambiar el nombre a su producto por alguno que comenzara con “AAA”. Así que Microsoft ha anunciado que los cinco primeros navegadores de la lista se mostrarán en un orden aleatorio que cambiará cada vez que se ejecute. Con estos ajustes, la propuesta será sometida a votación el día 15 por parte de la Comisión Europea.

 

Si la propuesta fuera aprobada, Microsoft tendría ocho semanas para enviar a través de la herramienta Windows Update las actualizaciones correspondientes a todos los equipos de la Unión que incorporen Windows Xp, Vista o 7. De esta forma la siguiente vez que los usuarios se conectaran a Internet, se mostraría la pantalla de instalación de los navegadores. La aplicación, que iba a funcionar sobre Internet Explorer, finalmente funcionará sobre una aplicación especial desarrollada por Microsoft.

Los equipos nuevos tendrán que llevar instalada una versión de Windows que incorpore ya esta pantalla de instalación. Lo curioso es que un usuario que, por ejemplo, tenga instalado el Internet Explorer y otro navegador como Opera, tendrá que volver a instalarlo una vez entre en funcionamiento la actualización en el ordenador. Es decir, introducirá una molestia inútil para personas que tienen instalado exactamente los navegadores que quieren en su ordenador. No está claro que los usuarios de Windows puedan renunciar si quieren a la actualización.

 

La solución, parece convencer a los beligerantes responsables de Opera (la empresa que presentó la reclamación ante la comisión) aunque en Mozilla siguen mostrándose escépticos.

 

 

  • Share This