web stats

Samsung ATIV Book 5, análisis

Samsung ATIV Book 5, análisis

Muchos usuarios que buscan un portátil ligero y con un hardware de cierta calidad pueden sentirse fustrados repasando la oferta actual de Ultrabook: hay mucho y muy bueno donde elegir pero, lamentablemente, resulta complicado encontrar configuraciones interesantes por debajo de los 900 euros. El Samsung ATIV Book 5 que protagoniza nuestro análisis promete el delicado equilibrio entre diseño, autonomía, rendimiento y precio. Lo analizamos a fondo para descubrir si lo consigue.

Sobre el papel, este Samsung ATIV Book 5 ofrece una pantalla táctil de 14 pulgadas, procesador Intel Core i5 de tercera generación, 4 Gbytes de RAM y un sistema de almacenamiento híbrido con 24 Gbytes de SSD y 500 Gbytes de disco duro por poco más de 900 euros. Si a este precio le sumamos una estética elegante estamos ante una de las alternativas más interesantes para entrar en los ultraportátiles a un coste contenido.

Como cabía esperar, el plástico es el material predominante en el Samsung ATIV Book 5. No obstante, estamos ante un portátil robusto con detalles interesantes como el uso de la fibra de vidrio y el aluminio en la tapa, cromados en el interior y un sistema de bisagra sobresaliente. Con unas dimensiones de 388 x 234 x 20,8 mmy un peso de 1,96 kg estamos ante un dispositivo perfecto para llevar a cualquier sitio y mucho más portátil que la mayoría de alternativas basadas en 15,6″ que podemos encontrar en el mercado.

Samsung ATIV Book 5, análisis

Samsung ha reservado el perfil izquierdo del ordenador para integrar un puerto Ethernet Gigabit, salida HDMI, un puerto USB 3.0, una mini-VGA (requiere adaptador que ronda los 30 euros) y un combo de audio para auriculares o micrófono. Completan la oferta de conectividad dos puertos USB estándar situados en el frontal y un lector de tarjetas.

El teclado del Samsung ATIV Book 5 ha resultado ser una agradable sorpresa. Las 14 pulgadas de diagonal han permitido integrar teclas de tamaño prácticamente estándar, con el retorno justo para escribir con agilidad y un notablet sistema de retroiluminación regulable. También es buena noticia que los fabricantes comience a prestar más atención al trackpad, un periférico clave a la hora de sacar partido a Windows 8 y que en esta ocasión está resuelto de manera brillante.

¿Un Ultrabook por 900 euros? ¿Dónde está el truco?

Reducir costes siempre implica un sacrificio y, en este caso, parece que la pantalla del Samsung ATIV Book 5 es la gran perjudicada. El panel TN de 14 pulgadas ofrece una resolución nativa de 1.366 x 768 píxeles, con un nivel de brillo de solo 153 cd/m2. Como referencia, portátiles como el Sony VAIO Fit 15 que analizamos hace solo unos días supera las 220 cd/m2. En la práctica, supone que resulta complicado trabajar en exteriores incluso con el nivel de brillo en el máximo.

Ficha técnica

La calidad del panel queda en evidencia examinando otras variables, como un contraste real de 115:1 o los pobres ángulos de visualización clásicos de los paneles TN. A su favor, comentar que la fidelidad y la precisión del color son aceptables teniendo en cuenta el público al que va dirigido.

En lo relativo a rendimiento, este equipo incorpora un procesador Intel Core i5-337U (Ivy Bridge) de doble núcleo y capaz de alcanzar los 1,8 GHz. Diseñado bajo arquitectura de 22 nm, está pensado para consumir poca energía y generar el mínimo calor posible. De los gráficos se encarga una Intel HD 4000, solución integrada más que suficiente para uso ofimático pero que se queda corta respecto a cualquier dedicada en terrenos 3D. No es el equipo más indicado para jugones, si bien es cierto que mueve con agilidad títulos no demasiado exigentes como FIFA 13, Dota2 o TorchLight 2, por citar algunos ejemplos.

Samsung ATIV Book 5, análisis

En nuestro banco de pruebas el Samsung ATIV Book 5 se comporta de manera aceptable, obteniendo 2512 puntos en la suite de rendimiento PCMark 7. La incorporación de un SSD de 24 Gbytes ayuda considerablemente a agilizar procesos como el arranque o los escenarios multitarea, ofreciendo una experiencia de usuario satisfactoria. El equipo mueve Windows 8 y cualquier aplicación con soltura, mientras que el procesador multinúcleo y  los 4 Gbytes de RAM de serie le ayudan notablemente a trabajar con varios procesos al mismo tiempo.

En pruebas sintéticas sí resulta sencillo en aprietos al equipo haciendo uso intensivo del disco duro (Seagate Momentus Thin a 5.400 RPM), lento y el auténtico talón de Aquiles de esta propuesta. En cualquier caso, es justo reconocer que no es algo que suponga un problema en la práctica para la mayoría de los usuarios, máxime teniendo en cuenta la orientación ofimática del ordenador.

Autonomía sobresaliente, silencio garantizado

El Samsung ATIV Book 5 incorpora una batería de iones de litio con 3780 mAh suficiente para más de cinco horas de uso real, con el nivel de brillo en medio (recordemos que no es una pantalla especialmente brillante) y la conectividad WiFi activada. El exigente Battery Eater tardó casi 3 horas en terminar una carga completa, referencia interesante del excelente comportamiento del equipo en este apartado.

Otro aspecto que ayuda al equipo en nuestra valoración final es su silencioso funcionamiento; resulta dificil escuchar al ventinador trabajando mientras usamos el equipo en condiciones normales y, aunque el equipo puede llegar a calentarse bastante en su base y en la zona del socket, no resulta molesto mientras estamos tecleando o con el trackpad.

Samsung ATIV Book 5, análisis

Conclusiones

El Samsung ATIV Book 5 es un equipo notable al que solo penaliza un panel que decepciona. Nos convence su calidad de construcción, el teclado y el trackpad, la configuración de hardware (a excepción del disco duro) y, sobretodo, una autonomía brillante.

En el lado negativo una pantalla por debajo de la media y un rendimiento un tanto justo para uso más allá de lo ofimático y la navegación web. En cualquier caso y teniendo en cuenta su precio, una interesante opción para usuarios que busquen un portátil de verdad (esto es, que nos permita trabajar media jornada sin cargador) y no quieran pasar de los 1.000 euros.

  • fnoqj

    ¿Esta gente, los fabricante, no se ha enterado de que no queremos más pantallas de la década pasada? ¿En qué mundo viven. No han oído hablar de las pantallas “Retina” de Apple? No voy a comprar un ordenador con una pantalla peor que la de mi móvil, hombre.
    Por otra parte, ¿tan difícil es dejar un mrco de 1 cm, o menos, pues es técnicamente posible, como en los Ibook, en vez de los de 3 y 4 habituales? ¡Es que en esos tamaños de carcasa a los que nos tienen acostumbrados los fabricantes cabría una pantallade 17 pulgada!

    Nada, lo de siempre, en el mercado de los portátiles PC nos toman el pelo vendiéndonos mediocridad a precio de calidad, y si queremos calidad (Apple) nos roban. Dicho esto, yo soy linuxera, que quede claro, pero hay que admitir que el mercado de lso portátiles PC va varias generaciones por detrás de los de Apple, por desgracia.

Etiquetas: