Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Intel dice adiós al desarrollo «Tick-Tock»

Publicado

el

Intel anunció hace una década una nueva metodología de desarrollo de chips conocida como «Tick-Tock». Cada «tock» es una nueva microarquitectura mientras que cada «tick» corresponde a una contracción de la tecnología de proceso de la microarquitectura anterior.

El desarrollo se ha ido manteniendo alternando el «Tick-Tock» con una cadencia de lanzamiento de producto anual y con el objetivo de cumplir la Ley de Moore, mejorar rendimiento y al tiempo la eficiencia energética, racionalizar costes de producción con tecnologías de fabricación cada vez más avanzadas y en definitiva, exprimir la era del silicio. 

Avanzar a procesos de fabricación de impresionante minituarización como tiene previsto Intel, con 10, 7 y 5 nanómetros, se antoja cada vez más complicado y el modelo de desarrollo «Tick-Tock» tiene los días contados. De hecho, ya se sabía que Intel barajaba otras estrategias porque el salto a los 10 nanómetros con la plataforma Cannonlake no se produciría bajo esta metodología de trabajo y la compañía comercializaría una plataforma a modo de transición denominada Kaby Lake, que alarga el proceso actual de 14 nanómetros.

Optimización

Frente al «Tick-Tock», Intel pasará a una nueva metodología de desarrollo de chips llamada «Process-Architecture-Optimization», que apunta a un ciclo triple «Tick-Tock-Tock», donde la clave será esa «optimización» que le dará más tiempo para hacer frente a los desafíos tecnológicos de trasladarse a nodos de proceso más pequeños, así como la capacidad de mantener la liberación de una nueva ola de procesadores cada año.

Tick-Tock

A efectos prácticos, los menores cambios de arquitectura permitirá a los usuarios mantener las placas base más tiempo. Algo que en la realidad ya se está haciendo porque el usuario no percibe novedades o mejoras suficientes para realizar una cuantiosa inversión, a veces más provechosa al cambiar el disco duro por un SSD, actualizar la gráfica dedicada, aumentar la memoria RAM o renovar un periférico como el monitor.

¿Por qué el adiós a Tick-Tock?

Y aquí entramos en aspectos comerciales. No es posible conocer si ello ha pesado más que los aspectos técnicos para finalizar el desarrollo «Tick-Tock» y apostar por un desarrollo de chips distinto.

La situación de AMD ha dejado a Intel sin rival en escritorios informáticos y la caída del mercado PC ha tenido consecuencias en ambos, si bien Intel ha capeado el temporal mejor de lo esperado y cuenta con la infraestructura y el control completo sobre el proceso de fabricación que muchos de sus competidores no tienen.

Por otro lado, los problemas de Intel para rivalizar con ARM en móviles inteligentes sigue siendo una cuestión no resuelta. Todo apunta que este modelo de «optimización» pondrá el foco en mejorar el consumo de energía y menos en aumentar el rendimiento, algo que hemos visto en el paso de Broadwell a Skylake. Realmente ¿Hace falta aumentar el rendimiento de los procesadores para equipos de gran consumo? ¿Podrá AMD Zen variar los planes de Intel?

Coordino el contenido editorial de MC. Colaboro en medios profesionales de TPNET: MCPRO, MuySeguridad, MuyCanal y Movilidad Profesional.

Lo más leído