Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Swarm, la gran promesa para mejorar el rendimiento multinúcleo

Publicado el
Swarm, la gran promesa para mejorar el rendimiento multinúcleo 28

El sector de los microprocesadores ha experimentado en la última década una evolución clara, pasando de la carrera por conseguir frecuencias de trabajo cada vez más elevadas a una tendencia clara a incrementar el número de núcleos que hoy parece estancada, al menos en consumo, y es comprensible ya que el rendimiento multinúcleo de la mayoría de las aplicaciones convencionales todavía deja mucho que desear.

Esto es un hecho y se puede comprobar claramente en numerosos entornos y aplicaciones. Disponer de un procesador de más de cuatro núcleos no suele aportar ventajas reales para un usuario medio, y ello se debe a que el software que utilizamos no está preparado en su mayoría para aprovecharlos.

Sin embargo en entornos profesionales concretos los procesadores con muchos núcleos dan realmente lo mejor de sí, tanto que como sabemos incluso se llegan a utilizar configuraciones mixtas de CPU y GPUs, ya que éstas últimas permiten elevar el paralelizado de tareas a un nivel superior.

¿Pero por qué ocurre esto? Pues es muy sencillo, porque para que sea posible aprovechar un procesador multinúcleo los desarrolladores tienen que poner de su parte y preparar sus aplicaciones, algo que implica trabajo extra y que ciertamente puede llegar a ser complicado, ya que no sólo se trata de poder «descomponer» el software en trozos pequeños y que cada núcleo se encargue de una parte, sino que además hay problemas importantes que pueden limitar el rendimiento, como por ejemplo cuando un núcleo necesita acceder a un trozo que ya tiene otro núcleo para poder completar el suyo.

En este sentido el MIT ha conseguido un importante paso adelante con Swarm, una solución de 64 núcleos altamente personalizable equipado con algoritmos propios que permite superar fácilmente esas limitaciones y ofrece una mejora de rendimiento considerable, pudiendo llegar en el mejor de los casos a lograr hasta 75 veces más rendimiento comparado con procesadores convencionales.

Un avance impresionante para una tecnología que en teoría también debería ser mucho más eficiente que las soluciones actuales, aunque probablemente acabe reservada al sector profesional durante unos cuantos años.

Más información: Neowin.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

5 comentarios
  • Ghoul Rul

    INTEL?

  • Joel

    No manches, no hay que leer mucho para saber eso, «no te conformes con el vómito de los demás» como diría una maestra

  • nanduelo

    Los procesadores son como la cocina de un restaurante y sus cocineros son los núcleos. Cuando entra un cliente y pide carne con guarnición a día de hoy por lo general es un solo cocinero el que lo prepara por que es menos costoso que el cliente diga que quiere carne con guarnicion pero que la carne lo preparé el cocinero 1, la guarnición el cocinero 2 y los entremeses el cocinero 3 y las bebidas el cocinero 4.
    Lo más óptimo sería que cuando se pida carner con guarnición todos los cocineros trabajasen pero a su vez coordinado, así que es necesario introducir un «jefe de cocina » que se dedique exclusivamente en coger un pedido, subdividirlo en tareas más sencilla y asignarlo a los cocinero, asegurándose que todos trabajasen.

  • Gregorio Ros

    En muchas de las aplicaciones no merece la pena la complejidad que supone, por ejemplo el Word en el que la mayor parte del tiempo esta esperando que pulses tecla, lo unico que obtienes complicando la programacion es bugs. Los juegos y demas programas graficos si que lo agradecen mucho, pero llegamos al punto en que si una rutina solo puede sacar partido a 7 nucleos de nada vale tener 14.

  • Y q paso con el de IBM q tiene Mil nucleos?? no es mejor q este…..

Lo más leído