Razer Lancehead, analizamos el ratón inalámbrico para juegos

Razer Lancehead, analizamos el ratón inalámbrico para juegos
18 de agosto, 2017
Total



8

  • Construcción y acabados
  • Diseño y ergonomía
  • Tecnología inalámbrica
  • Precio

Razer Lancehead es uno de los ratones inalámbricos para juegos más avanzados del mercado. Razer España nos ha cedido amablemente una unidad y hemos tenido la oportunidad de probarlo durante unas semanas.

Crear un ratón inalámbrico ideal para los grandes jugones (no hablemos ya de los profesionales) era casi imposible hasta hace muy pocas fechas. El auge del sector del videojuego y la entrada de nuevos fabricantes, ha permitido mejoras tecnológicas que han reducido la brecha con los ratones por cable en este terreno como mostró en su lanzamiento el Logitech G900, uno de los rivales directos a batir por este ambicioso Razer Lancehead.

Especificaciones técnicas Razer Lancehead

  • Diseño ambidiestro con agarres laterales de caucho
  • Sensor láser 5G de 16.000 DPI
  • Aceleración 50 G / Hasta 210 pulgadas por segundo
  • Tecnología de frecuencia adaptable
  • Tasa de sondeo (ultrapolling) de 1000 Hz
  • Switches mecánicos Razer patentados
  • Nueve botones Hyperesponse con programación independiente
  • Ajuste de sensibilidad inmediata al instante
  • Rueda de desplazamiento táctil para jugar
  • Iluminación Razer Chroma personalizable con 16,8 millones de opciones de color
  • Sincronización de color entre dispositivos
  • Adaptador USB de 2.4 GHz
  • Cable de carga USB de fibra trenzada de 2,1 m
  • Autonomía: aproximadamente 24 horas con iluminación
  • Dimensiones / Peso: 117 x 71 mm x 38 mm / 11 gramos
  • Software: Razer Synapse 3 (beta)

Embalaje, accesorios y documentación

Razer destaca por el cuidado diseño de todos sus productos incluyendo su embalaje. Razer Lancehead no es distinto y se entrega bien protegido en una atractiva caja en el color verde distintivo de la compañía.

Junto al ratón, se entrega documentación con una pequeña guía rápida y el habitual manual de uso en varios idiomas, incluyendo español. Incluye el correspondiente adaptador USB de 2,4 GHz para conexión con el periférico y un dongle para extensión de conectividad (hasta 3 metros). El cable USB de más dos metros facilitado sirve para carga y también para usar el dispositivo como si fuera un modelo con cable al mismo tiempo que recarga las baterías.

Diseño

Razer ha apostado por un uso ambidiestro para el Lancehead. Un diseño simétrico que lo hace adecuado (que no ideal al no ser completamente ergonómico) para diestros y zurdos. Está construido en plástico aunque se adivina una buena calidad de materiales, es agradable al tacto y los nueves botones programables están al alcance. Eso si, no es un ratón “mini” como el usado en portátiles y necesita una mano de buen tamaño para abarcar sus casi 12 cm de largo y manejar la rueda con comodidad.

El periférico cuenta con varias zonas principales, la superior con el logo de Razer incluido en acabado de color gris mate y dos zonas engomadas en los laterales para mejorar la sujeción. La parte delantera tiene un diseño agresivo que parecen orificios de ventilación aunque no creemos sirvan a ningún propósito funcional.

Razer Lancehead

Dispone de nueve botones Hyperesponse con programación independiente para cada uno de ellos y una rueda dentada. Switches mecánicos Razer patentados, en el caso de los botones laterales con switches Razer Omron. Un número adecuado y un buen funcionamiento en las pruebas, con toque más firme que el que podemos encontrar en un ratón normal para ofimática pero que entendemos más adecuado para su gran objetivo: juegos. Razer promete muchos millones de clics sin problemas.

Razer Lancehead

Otra característica incluida es el soporte para iluminación Razer Chroma, personalizable con 16,8 millones de opciones de color. No es tan útil como en un teclado para juegos pero es un añadido interesante. Dispone de cuatro zonas de iluminación individualmente programables, el logotipo, la rueda de desplazamiento y los laterales izquierdo y derecho.

Tiene un montón de combinaciones que además puedes sincronizar si también usas un teclado Razer. Aporta atractivo visual pero cuidado, consume mucha batería y su uso reduce y mucho la autonomía del ratón. En nuestras pruebas a unas 23 horas.

Razer Lancehead

Funcionamiento

Comenzar a funcionar con el Razer Lancehead es tan simple como conectar el adaptador a un puerto USB. El soporte a Plug & Play es perfecto en el sistema operativo donde lo hemos probado, Windows 10. Como siempre que instalamos un dispositivo nuevo, conviene revisar si hay disponible alguna nueva versión del firmware, driver o software de control.

En este sentido, el mismo proceso de conexión inicia la instalación del software Razer Synapse 3. Una suite en versión beta muy interesante con el que podemos controlar hasta el más mínimo aspecto del ratón. La suite obliga a realizar un registro con Razer pero merece la pena, porque además, permite guardar tus ajustes directamente en el ratón y en la nube para activar tus perfiles favoritos al instante en cualquier parte.

Razer Lancehead

Cuesta muy poco acostumbrarse a este periferico. Es grande y sólido, pero a la vez muy cómodo de usar. Su tecnología de conexión de frecuencia adaptativa, su sensor láser de 16.000 DPI,  la tasa de sondeo de 1000 Hz y y su capacidad de rastreo de 210 pulgadas por segundo cumple su propósito a la perfección, librarnos de cableado con un ratón para juegos de alto nivel.

No hemos tenido el más mínimo fallo ni problema de precisión, retardo o respuesta al utilizar este ratón, ni con la interfaz de Windows 10 ni con aplicaciones. Lo hemos probado “en su terreno”, en unos cuantos juegos de distintos géneros como DOOM, Civilization VI, Rise Of The Tomb Raider, GP 2017 o The Witcher 3 Wild Hunt obteniendo un resultado perfecto.

Quizá un jugador profesional siga apostando por un periférico con cable y sensor óptico, pero un jugador “normal” estará encantado con el funcionamiento de este ratón. En este apartado, sobresaliente, si bien hay que citar que Razer también comercializa este mismo modelo en una versión Lancehead Tournament Edition que usa cable y sensor óptico y que ofrece una capacidad de rastreo de 450 pulgadas por segundo.

Conclusiones y precio

Notable ratón para juegos que acorta la distancia de funcionamiento entre los periféricos de este tipo bajo conexión por cable y los inalámbricos.

Razer Lancehead

Nos gusta: 

  • Diseño general y calidad de construcción
  • Tecnologías para conectividad inalámbrica
  • Funcionamiento perfecto sin cables
  • Synapse 3 – Razer Chroma

A mejorar:

  • Autonomía si usamos la iluminación Razer Chroma
  • El uso del diseño ambidiestro limita la ergonomía
  • Precio elevado

¿Recomiendas el Razer Lancehead? Por supuesto, con un “pero” importante. El precio oficial del periférico es de 149 euros disponible en la web de Razer con envío gratuito en España.

Es un precio muy elevado para un ratón por bueno que sea (que lo es), lo que lo deja fuera del gran consumo. La versión referida Lancehead Tournament Edition, con cable y óptico, cuesta 89 euros. Otro de los ratones para juegos de Razer que nos gustan y mucho es el DeathAdder Elite, también por cable y óptico, que ofrece una relación calidad/precio sobresaliente por 79 euros. En el Razer Lancehead toca pagar la comodidad de librarnos del cableado y su tecnología inalámbrica, de lo más avanzado del mercado.

  • Share This