Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

HBO vs Netflix: ejemplos de cómo el alumno aún no ha superado al maestro

Publicado el
HBO vs Netflix
1

De los servicios de vídeo bajo demanda con contenido original, hay dos que destacan por encima del resto: HBO y Netflix. El primero, porque de su sello han salido algunas de las mejores producciones que se hayan visto en la pequeña pantalla; el segundo, porque es la referencia del sector y sigue empeñado en serlo, antes de que la competencia le coma el terreno ganado. Pero ni si quiera el tremendo empuje que está generando Netflix es suficiente para soslayar, al menos de momento, la calidad que HBO lleva demostrando en las últimas décadas.

Al menos por el momento, cabe repetir, Netflix tiene más contenido que HBO, pero HBO tiene mejor contenido que Netflix, hablando siempre de producciones propias. Como muestra, esta galería comparativa con varios títulos relativamente comparables entre sí, valga la redundancia. No obstante, no pretendemos realizar un análisis serio del tema, tan solo un divertimento veraniego que también puede servir como lista de recomendaciones para quien todavía no haya catado ninguno de los dos servicios. Y sin spoilers.

2

Juego de Tronos (2011-2018)

Empezamos cómo no por el éxito más absoluto que nunca haya tenido HBO, y es que no se trata solo de una superproducción muy bien hecha. Juego de Tronos (Game of Thrones) ha trascendido la pequeña pantalla para convertirse en todo un fenómeno de la cultura popular actual. Sobran las palabras, a falta de recibir el último capítulo de la séptima temporada el próximo domingo.

3

Marco Polo (2014-2016)

Marco Polo no ha sido la serie más aclamada de Netflix, pero a nivel de producción y ‘epicidad’ es lo más parecido. Además, es muy buena, lo mejor que tienen en género de aventuras; pero también era muy cara y la cancelaron tras dos temporadas. Una pena, a pesar de que no haya sido la cancelación más sonada de la compañía. En cualquier caso, la competencia con Juego de tronos es imposible.

4

Los Soprano (1999-2007)

Clásico donde los haya, Los Soprano está considerada como una de las mejores series de todos los tiempos, así como la serie por cable con mayor éxito de la historia de la televisión. Digna heredera de las mejores películas de Scorsese -comparten casi una treintena de actores con Uno de los nuestros (1990)- con un enfoque algo más realista, quizás sus seis temporadas se hagan excesivamente largas, pero en conjunto tiene bien merecido su estatus de serie de culto.

5

Narcos (2015-)

Narcos es una de las producciones más aclamadas de Netflix y con razón, si bien hay que ver si la nueva temporada que estrenarán en breve mantiene el nivel de las dos primeras, dedicadas a la historia de Pablo Escobar. Por ritmo, a día de hoy, es mucho más accesible que Los Soprano, pero a nivel cinematográfico se queda lejos de la serie de HBO.

6

Roma (2005-2007)

Roma cuenta la transición de la República al Imperio romano, desde que Julio César diese el golpe de estado hasta la muerte de Marco Antonio y Cleopatra y la ascensión de Octavio Augusto como nuevo emperador. Una producción exquisita con un gran reparto que no ha perdido el vigor con el que se estrenó hace más de una década, y que a pesar de contar con solo dos temporadas es de lo mejor que se haya hecho en cuento a recreación histórica.

7

El sangriento Imperio romano (2016)

La comparación es injusta a diferentes niveles, pues mientras que Roma es una superproducción, El sangriento Imperio romano (Roman Empire: Reign of Blood) es un curioso experimento con una única temporada de momento que, eso sí, ha salido muy bien. Ni siquiera es una serie como tal. Se trata de un documental con dramatizaciones que narra los últimos días de Marco Aurelio y Cómodo, sin la espectacularidad de Gladiator, pero con mayor veracidad histórica.

8

Westworld (2016-)

Con el fin de Juego de Tronos cada vez más cercano HBO tiene frente a sí el reto más difícil: superar lo insuperable. Porque hacer una serie buena es “sencillo”, pero alcanzar el éxito. Así, una de sus grandes apuestas es Westworld, un secuela en formato serial del clásico de Michael Crichton -en España se llamó Almas de metal (1973). Y lo único que se puede agregar tras ver su primera temporada es chapó. Otra cosa es repetir el pelotazo, lo cual no va a suceder.

9

Stranger Things (2016-)

Stranger Things sí fue un pelotazo para Netflix y les salió un producto equilibrado, pero de nuevo las ansias les han jugado una mala pasada y lo que debería haber quedado en una única temporada, se va a alargar a la fuerza. No tiene nada que ver con Westworld, es cierto, pero por la novedad que suponen ambas series es una comparación plausible que, una vez más, pierde Netflix.

* La razón por la que Stranger Things no debería tener una segunda temporada es porque la primera salió bien y es autoconclusiva, la historia no da para más y la fuerzan por el éxito conseguido.

10

Taboo (2016-)

Para terminar con más actualidad, hay que decir que esta serie a la medida de su protagonista, Tom Hardy, deja sensaciones agridulces, pero su puesta en escena es soberbia y a falta de que continúa la trama, es lo más destacado que ha lanzado HBO este último año.

11

Frontera (2016-)

En este caso la comparación sí es más acertada, pues con Frontera hablamos de otra serie hecha a la medida de su protagonista, Jason Momoa, de corte histórico y en una época pareja. Además, a nivel técnico es una producción notable y el reparto está compensado. Tal vez por eso el chasco fuera tan grande, porque un desarrollo absolutamente terrible hace que ver sus apenas seis capítulos cueste. Una pena.

 

Enfocado en las nuevas tecnologías empresariales y de usuario final. Especializado en Linux y software de código abierto. Dirijo MuyLinux y escribo en MC, MCPRO y MuySeguridad, entre otros.

Top 5 Cupones

Lo más leído