Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

HBO vs Netflix: ejemplos de cómo el alumno aún no ha superado al maestro

Publicado el
HBO vs Netflix
1

De los servicios de vídeo bajo demanda con contenido original, hay dos que destacan por encima del resto: HBO y Netflix. El primero, porque de su sello han salido algunas de las mejores producciones que se hayan visto en la pequeña pantalla; el segundo, porque es la referencia del sector y sigue empeñado en serlo, antes de que la competencia le coma el terreno ganado. Pero ni si quiera el tremendo empuje que está generando Netflix es suficiente para soslayar, al menos de momento, la calidad que HBO lleva demostrando en las últimas décadas.

Al menos por el momento, cabe repetir, Netflix tiene más contenido que HBO, pero HBO tiene mejor contenido que Netflix, hablando siempre de producciones propias. Como muestra, esta galería comparativa con varios títulos relativamente comparables entre sí, valga la redundancia. No obstante, no pretendemos realizar un análisis serio del tema, tan solo un divertimento veraniego que también puede servir como lista de recomendaciones para quien todavía no haya catado ninguno de los dos servicios. Y sin spoilers.

2

Juego de Tronos (2011-2018)

Empezamos cómo no por el éxito más absoluto que nunca haya tenido HBO, y es que no se trata solo de una superproducción muy bien hecha. Juego de Tronos (Game of Thrones) ha trascendido la pequeña pantalla para convertirse en todo un fenómeno de la cultura popular actual. Sobran las palabras, a falta de recibir el último capítulo de la séptima temporada el próximo domingo.

3

Marco Polo (2014-2016)

Marco Polo no ha sido la serie más aclamada de Netflix, pero a nivel de producción y ‘epicidad’ es lo más parecido. Además, es muy buena, lo mejor que tienen en género de aventuras; pero también era muy cara y la cancelaron tras dos temporadas. Una pena, a pesar de que no haya sido la cancelación más sonada de la compañía. En cualquier caso, la competencia con Juego de tronos es imposible.

4

Los Soprano (1999-2007)

Clásico donde los haya, Los Soprano está considerada como una de las mejores series de todos los tiempos, así como la serie por cable con mayor éxito de la historia de la televisión. Digna heredera de las mejores películas de Scorsese -comparten casi una treintena de actores con Uno de los nuestros (1990)- con un enfoque algo más realista, quizás sus seis temporadas se hagan excesivamente largas, pero en conjunto tiene bien merecido su estatus de serie de culto.

5

Narcos (2015-)

Narcos es una de las producciones más aclamadas de Netflix y con razón, si bien hay que ver si la nueva temporada que estrenarán en breve mantiene el nivel de las dos primeras, dedicadas a la historia de Pablo Escobar. Por ritmo, a día de hoy, es mucho más accesible que Los Soprano, pero a nivel cinematográfico se queda lejos de la serie de HBO.

6

Roma (2005-2007)

Roma cuenta la transición de la República al Imperio romano, desde que Julio César diese el golpe de estado hasta la muerte de Marco Antonio y Cleopatra y la ascensión de Octavio Augusto como nuevo emperador. Una producción exquisita con un gran reparto que no ha perdido el vigor con el que se estrenó hace más de una década, y que a pesar de contar con solo dos temporadas es de lo mejor que se haya hecho en cuento a recreación histórica.

7

El sangriento Imperio romano (2016)

La comparación es injusta a diferentes niveles, pues mientras que Roma es una superproducción, El sangriento Imperio romano (Roman Empire: Reign of Blood) es un curioso experimento con una única temporada de momento que, eso sí, ha salido muy bien. Ni siquiera es una serie como tal. Se trata de un documental con dramatizaciones que narra los últimos días de Marco Aurelio y Cómodo, sin la espectacularidad de Gladiator, pero con mayor veracidad histórica.

8

Westworld (2016-)

Con el fin de Juego de Tronos cada vez más cercano HBO tiene frente a sí el reto más difícil: superar lo insuperable. Porque hacer una serie buena es “sencillo”, pero alcanzar el éxito. Así, una de sus grandes apuestas es Westworld, un secuela en formato serial del clásico de Michael Crichton -en España se llamó Almas de metal (1973). Y lo único que se puede agregar tras ver su primera temporada es chapó. Otra cosa es repetir el pelotazo, lo cual no va a suceder.

9

Stranger Things (2016-)

Stranger Things sí fue un pelotazo para Netflix y les salió un producto equilibrado, pero de nuevo las ansias les han jugado una mala pasada y lo que debería haber quedado en una única temporada, se va a alargar a la fuerza. No tiene nada que ver con Westworld, es cierto, pero por la novedad que suponen ambas series es una comparación plausible que, una vez más, pierde Netflix.

* La razón por la que Stranger Things no debería tener una segunda temporada es porque la primera salió bien y es autoconclusiva, la historia no da para más y la fuerzan por el éxito conseguido.

10

Taboo (2016-)

Para terminar con más actualidad, hay que decir que esta serie a la medida de su protagonista, Tom Hardy, deja sensaciones agridulces, pero su puesta en escena es soberbia y a falta de que continúa la trama, es lo más destacado que ha lanzado HBO este último año.

11

Frontera (2016-)

En este caso la comparación sí es más acertada, pues con Frontera hablamos de otra serie hecha a la medida de su protagonista, Jason Momoa, de corte histórico y en una época pareja. Además, a nivel técnico es una producción notable y el reparto está compensado. Tal vez por eso el chasco fuera tan grande, porque un desarrollo absolutamente terrible hace que ver sus apenas seis capítulos cueste. Una pena.

 

Enfocado en las nuevas tecnologías empresariales y de usuario final. Especializado en Linux y software de código abierto. Dirijo MuyLinux y escribo en MC, MCPRO y MuySeguridad, entre otros.

Noticias

Nuevo golpe a Internet: el Gobierno quiere cerrar webs sin autorización judicial

Publicado el

La Ley 2/2011, conocida popularmente como “Ley Sinde-Wert”, ha sido uno de los textos más polémicos y más cuestionados de todos los que han salido del legislativo español en los últimos años por un motivo muy sencillo: permitía el cierre de webs sin autorización judicial, una medida que se suavizó añadiendo una excepción: aquellos casos concretos en los que se pudiera vulnerar el derecho a la libertad de expresión debían contar con dicha autorización.

En este artículo ya hablamos de ella y vimos sus claves más importantes. Por desgracia parece que al ejecutivo de Pedro Sánchez le ha sabido a poco, ya que el Gobierno, con el impulso de PP y Ciudadanos, ha decidido que quiere llevarla al extremo y terminar con esa pequeña garantía judicial que todavía existe en la Ley 2/2011.

La idea es muy sencilla: en su modelo actual la Ley 2/2011 pone en manos de una comisión la decisión de proceder o no al cierre de una o varias webs. Dicha comisión depende del Ministerio de Cultura, lo que significa que se trata de un organismo creado por éste y que por tanto sus decisiones pueden carecer de independencia y acabar siendo arbitrarias.

Con esa garantía judicial se salvaguardaban derechos fundamentales, una garantía que el Gobierno quiere eliminar. En su redacción actual la propuesta de PSOE, PP y Ciudadanos parece vulnerar claramente el artículo 20 apartado cinco de la Constitución Española, que dice claramente:

“Sólo podrá acordarse el secuestro de publicaciones, grabaciones y otros medios de información en virtud de resolución judicial“. 

Esto quiere decir que la enmienda podría ser susceptible de un recurso de inconstitucionalidad si acaba siendo aprobada, cosa que no dudamos ya que entre esos tres partidos políticos suman los votos necesarios para conseguir una mayoría simple y sacarla adelante.

¿Qué lleva al Gobierno actual a querer tumbar una garantía que ellos mismos impusieron cuando se estaba gestando la Ley Sinde? No lo sabemos, pero desde luego es una mala noticia, ya que añade un claro elemento de arbitrariedad y subjetividad a una decisión tan importante como el cierre de páginas webs.

Continuar leyendo

Noticias

Red Dead Redemption 2 no llegará a PC

Publicado el

Rockstar ha confirmado en una entrevista que Red Dead Redemption 2 no llegará a PC, una mala noticia que sin embargo debemos analizar como merece. La información viene de fuentes oficiales, ¿pero es realmente un no absoluto? No lo creo, y por varias razones.

Red Dead Redemption no llegó a PC, ¿así que por qué iba a hacerlo Red Dead Redemption 2? Es un argumento que hemos visto repetirse en varias ocasiones, pero debemos tener en cuenta que realmente no significa nada. La primera entrega pasó por un desarrollo complicado, tanto que Rockstar no quiso embarcarse la titánica tarea de ordenar el código y lanzar una versión optimizada para PC.

Dicho juego fue desarrollado para PS3 y Xbox 360, dos consolas con una arquitectura distinta a la que utilizan Xbox One y PS4. Ambas marcaron un importante punto de inflexión tras dar el salto a la arquitectura x86, un cambio que ha facilitado en gran medida los desarrollos multiplataforma y que ha simplificado las adaptaciones de juegos de consola a PC.

Pues bien, aunque Red Dead Redemption 2 sea desarrollado para consolas su adaptación a PC debería ser muy sencilla para Rockstar, tanto que no tienen razón para obviar esa versión, salvo que hayan firmado algún acuerdo de exclusividad total con Sony y Microsoft.

También debemos recordar que GTA V llegó primero a consolas (Xbox 360 y PS3) y posteriormente a PC y a la nueva generación (PS4 y Xbox One). Esto nos lleva a pesar que Rockstar podría optar por lanzar primero Red Dead Redemption 2 en consolas y llevarlo después a compatibles.

Sí, también cabe la posibilidad de que al final Red Dead Redemption 2 acabe quedando como exclusiva definitiva para PS4 y Xbox One, pero viendo el éxito que ha tenido GTA V en PC podemos sacar en claro que Rockstar estaría cometiendo un grave error, tanto que sería prácticamente como tirar piedras contra su propio tejado.

Continuar leyendo

Noticias

PlayStation Now permite la descarga de juegos y jugar offline

Publicado el
PlayStation Now

PlayStation Now, el servicio de streaming de juegos de Sony, ha anunciado que desde ya mismo contará con una opción por la que los jugadores suscritos podrán descargar los juegos disponibles en su consola, y acceder y jugar a ellos de forma offline.

Dicho esto, esta característica se irá implementando de forma gradual a los usuarios de todo el mundo durante lo que queda de mes, por lo que si todavía no te aparece esta función, es sólo una cuestión de tiempo.

Por su parte Sony no ha querido hablar sobre el catálogo final, habiendo adelantado sólo que se incluirán “casi todos” los títulos de PS4 y PS2. En cuanto a los juegos de PS3, parece que se mantendrán únicamente para su uso por streaming.

Así pues, ya se han confirmado cientos de juegos de PS4, entre los que podemos encontrar algunos exitosos títulos como Bloodborne, Until Dawn, LEGO Batman 3, God of War 3 (en su versión remasterizada), NBA 2K16, o Farming Simultar 17. Pero no sólo eso, también contaremos con varios juegos clásicos de PS2 remasterizados para PS4.

Además, cualquier juego obtenido de forma gratuita a través de PlayStation Now, será compatible con los DLC’s y microtransacciones que compremos, así como los complementos y mejoras de la PS4 Pro.

Otra de las nuevas ventajas de ésta actualización de PlayStation Now, es que podremos transferir nuestros datos guardados directamente de la nube a nuestra consola, y viceversa. Esto nos permitirá poder jugar sin necesidad de tener una conexión a internet, y pudiendo mantener nuestro progreso y logros conseguidos.

No obstante, para el uso de este servicio en la nube necesitaremos mantener una suscripción a PlayStation Plus, pero ésta no será necesaria para disfrutar del el modo multijugador online de PlayStation Now.

Por último, os recordamos que para mantener las ventajas de PlayStation Now, deberéis conectar vuestra PS4 a internet mínimo una vez por semana para verificar vuestra suscripción, y el hecho de que este servicio todavía no está disponible en España, entre otros países.

Continuar leyendo

Top 5 Cupones

Lo más leído