Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Alan Turing protagonizará el nuevo billete de 50 libras

Publicado el
Alan Turing

Alan Turing ha sido elegido como imagen para el nuevo billete de 50 libras esterlinas. El Imperio Británico sigue corrigiendo la enorme injusticia cometida contra el considerado «padre» de la ciencia de la computación, precursora de la informática moderna.

Alan Turing ha sido seleccionado por el gobernador del Banco de Inglaterra entre casi mil personajes elegibles propuestos por nominación pública, una vez que el Comité Asesor de Personajes decidiera dedicar al mundo de la ciencia el nuevo billete que será puesto en circulación en 2020.

«Alan Turing fue un matemático excepcional cuyo trabajo ha tenido un impacto enorme en la forma en que vivimos hoy… Como padre de la ciencia de la computación y la inteligencia artificial, así como héroe de guerra, las contribuciones de Alan Turing fueron de gran alcance y abrieron nuevos caminos», ha declarado el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, en el anuncio.

El billete mostrará una imagen del matemático, una de sus fórmulas y una afirmación suya realizada en una entrevista con ‘The Times’ en 1949 en la que avanzaba la revolución que estaba por llegar en el mundo de la tecnología: «Esto es solo un anticipo de lo que está por venir, y solo la sombra de lo que va a ser».

Reconocimiento muy merecido para Alan Turing

Alan Mathison Turing está considerado como uno de los pioneros de la informática moderna. Entre sus aportaciones más destacadas, se encuentra la máquina de Turing; la Tesis de Church-Turing; la introducción del concepto de la Hypercomputación; los primeros avances teóricos de Inteligencia Artificial y el diseño de los primeros computadores electrónicos programables digitales trabajando en el Laboratorio Nacional de Física y en la Universidad de Mánchester.

También está considerado como un héroe de guerra porque su contribución en matemáticas y criptografía dirigiendo la sección Naval Enigma del Bletchley Park, fueron clave para descifrar los códigos nazis en la Segunda Guerra Mundial y en particular en las máquinas Enigma y en los codificadores de teletipos FISH.

Como otros genios de la historia como Galileo Galilei (aunque por distintas razones) el mundo (el Imperio Británico) cometió una gran injusticia con Turing, sometiéndole a un proceso vergonzante por homosexual, que terminó en una condena en 1952 por «indecencia grave y perversión sexual». Ante la opción de pasar el resto de su vida en prisión tuvo que someterse a una castración química que le produjo importantes alteraciones físicas. Todo indica que se suicidó dos años después aunque sigue habiendo controversias sobre su muerte.

La reina Isabel II concedió el perdón real a Alan Turing en diciembre de 2013. Seguramente nunca podremos reconocerle lo suficiente todas sus aportaciones, pero sea bienvenida su imagen en un billete que circulará por medio mundo a partir de 2020.

Top 5 Cupones

Lo más leído